Menú

Igualdad avisa al PSOE de que no podrá abolir la prostitución en esta legislatura

Sánchez y Montero ya han hablado del tema. Igualdad, dispuesta a aceptar una enmienda pero advierte: "En dos años sólo se pueden sentar las bases".

0
Sánchez y Montero ya han hablado del tema. Igualdad, dispuesta a aceptar una enmienda pero advierte: "En dos años sólo se pueden sentar las bases".
La ministra de Igualdad, Irene Montero, interviene durante el pleno del Senado. | EFE

La propuesta estrella del 40º Congreso del PSOE, la de abolir la prostitución, está cada vez más cerca de alcanzarse. Irene Montero y Pedro Sánchez ya han hablado de cómo ejecutarlo en una reunión en la Moncloa.

Fuentes cercanas a Igualdad afirman que ellos aceptarían una enmienda en la ley del "sí es sí", tal y como anunció Héctor Gómez que harían. "Nos da igual quién firme la enmienda", afirman. Esto podría ser un detalle de cara al PSOE y permitir que sean ellos quienes se cuelguen la medalla. Aún así, recuerdan, que "se podría hacer una ley pero ésta no se plantea en el acuerdo de Gobierno". El presidente sí prometió una ley integral pero hay otro sector partidario de incluirlo como enmienda en la ley "del sí es sí". "¿Qué medidas faltan en nuestra ley?", se justifican desde el entorno de Montero.

"Todo ya está en la de la ley del sí es sí salvo una reforma en la ley de extranjería", afirman desde el sector de Podemos en el Gobierno. La formación morada quiere dar la nacionalidad a la mayoría de las 80.000 prostitutas extranjeras que, se calcula, hay en España. "La clave es que dejen de estar en una situación de irregularidad, que tengan pasaporte y puedan tener derechos". Se calcula que de las 100.000 prostitutas que hay en nuestro país, sólo el 20% son nacionales. Quedarían excluidas de esta reforma las comunitarias. Por tanto, el cambio afectaría, principalmente, a las latinoamericanas.

Dificultades en el plazo

La idea del presidente de Gobierno es abolir la prostitución en esta legislatura. Lo asumió ante el 40º Congreso del PSOE aunque en el Ministerio de Irene Montero lo ven más complicado: "En dos años, que es lo que nos queda de legislatura, se pueden sentar las bases". En ese sentido, Igualdad vuelve a incidir: "Se puede darles determinados derechos, conseguir que tengan derechos", en referencia a esa reforma de la ley de extranjería.

También difieren en una de las ideas del PSOE: "Multar a los usuarios de prostitución". "Eso ya está contemplado en el punto 36.11 de la ley mordaza", dicen en referencia a una norma que el propio Ejecutivo quiere derogar. "Lo único que se ha conseguido es que aumente la vigilancia policial y que se acaben multando más a las prostitutas que a los puteros".

Desde el sector morado del Gobierno apuestan por "desincentivar la demanda y perseguir a los que se lucran con la industria proxeneta y a los que alquilan locales". En el Ejecutivo ponen en el disparadero al sector que, dicen, "mueve 5 millones de euros en negro al día". También pone el acento en "la precariedad y darles oportunidades laborales" y en lo que, parece, será la nueva bestia negra de la izquierda: la pornografía. "Los adolescentes consumen mucho porno violento", dicen desde el entorno de Montero. Algo que va en la línea de la nueva secretaria de Igualdad en la Ejecutiva del PSOE, Andrea Fernández, que quiere "regular la pornografía".

Sólo contra la prostitución femenina

La norma sólo afectará a la prostitución femenina pese a las dudas que, por ejemplo, Vox ha mostrado sobre si la regulación afectará a la masculina. El Gobierno defiende que "más del 90%" de la prostitución es de mujeres. Tampoco admite dudas sobre la prostitución de transexuales: "La mayoría son y se sienten mujeres", concluyen.

Problemas con la aprobación

Mientras que el PSOE es, a día de hoy, un bloque compacto en lo referente a la abolición de la prostitución, en Podemos tienen dos vertientes. Hay un sector, encabezado por Irene Montero, que se declara como "abolicionista", en la línea de los socialistas. Sin embargo, en la formación morada son conscientes que tienen compañeras feministas catalanas, de En Comú Podem, que son "regulacionistas". "Esto viene de diferencias históricas en el feminismo. En Cataluña siempre han apostado por regularlo", lamentan de cara a tener una postura unánime. Después de la ley Trans, que dividió al PSOE, ahora la abolición de la prostitución puede dividir a las filas de Podemos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia