Menú

Las obras con las que presumimos de Goya en el extranjero

Encontrarse con representantes españoles en los principales museos del mundo es motivo de satisfacción y uno de los pintores que mayor fama internacional ha conseguido es Francisco de Goya, del que se cumplen 275 años de su nacimiento. Podemos encontrar pinceladas suyas en Nueva York, Londres, San Petersburgo o São Paulo.

El hechizado por la fuerza (1797-98)
1 / 14

El hechizado por la fuerza (1797-98)

Goya pintó, por encargo de la duquesa de Osuna, una serie de seis pequeños cuadros sobre brujerías que vendrían a decorar las paredes de la finca El Capricho, entre ellos El hechizado por la fuerza que conserva la National Gallery de Londres. 

Retrato de Luis María Cistué (1791)
2 / 14

Retrato de Luis María Cistué (1791)

Goya nos legó una cantidad importantes de retratos infantiles, como este del Louvre de Luis María Cistué, que posa, con algo más de dos años y medio, desinhibido junto a su mascota. Este cuadro formaba parte de la colección particular del diseñador Yves Saint Laurent y fue donado en 2009.

Retrato de la condesa del Carpio (1794)
3 / 14

Retrato de la condesa del Carpio (1794)

Goya retrató a Rita Barrenechea y Morante, casada con el Conde del Carpio, en este cuadro que se conserva en París. El maestro aragonés muestra su dominio en el trato de tonos grises, negros y blancos.

Manuel Osorio Manrique de Zuñiga (1787–88)
4 / 14

Manuel Osorio Manrique de Zuñiga (1787–88)

El hijo de los condes de Altamira posó para Goya junto a una jaula de pinzones, tres gatos y una urraca. Curiosamente, el ave sostiene en su pico una tarjeta con la firma de Goya. Manuel murió cuando solo tenía ocho años.

Tiburcio Pérez y Cuervo (1820)
5 / 14

Tiburcio Pérez y Cuervo (1820)

Goya retrató a su amigo íntimo, el arquitecto Tiburcio Pérez, responsable de varios edificios emblemáticos de Madrid como la facultad de Medicina de la calle Atocha.

Retrato de Isabel Porcel (1804-1805)
6 / 14

Retrato de Isabel Porcel (1804-1805)

Algo tan español como la mantilla está presente en Londres gracias a Goya. La retratada es Isabel Lobo Velasco de Porcel, nacida en Ronda hacia 1780 y esposa de Antonio Porcel, amigo de Jovellanos, quien le pondría en contacto con el artista. Este cuadro se exhibió, por primera vez, en la Real Academia de San Fernando. Curiosamente, el retrato fue realizado encima de otro, el de un hombre no identificado. 

Retrato de Don Ramón Statué (1823)
7 / 14

Retrato de Don Ramón Statué (1823)

El Retrato de Don Ramón Statué fue adquirido en 1922 por el Rijksmuseum de Ámsterdam. Satué, sobrino de don José Duaso y Latre, fue alcalde de Casa y Corte, como indica la inscripción del lienzo. En 2011, el museo holandés descubrió que este retrato fue pintado por el artista aragonés sobre otra figura, posiblemente, un general de José Bonaparte. La figura llevaba un uniforme francés de la guerra de la independencia española.

Señorita con Mantilla y Basquina (1805)
8 / 14

Señorita con Mantilla y Basquina (1805)

 Este lienzo ha pasado por diferentes propietarios hasta que fue legado a la National Gallery of Art de Washington en 1963. Hay varias teorías sobre la identidad de la retratada, pero ninguna afirma con seguridad el nombre de la mujer. Va vestida con basquiña, falda usada por las damas de la época, y mantilla de encaje blanco.

Asta de burro (1797-1798)
9 / 14

Asta de burro (1797-1798)

El museo de San Petersburgo expone treinta y cinco dibujos, litografías y acuarelas de Francisco de Goya, obtenidos como botín por los rusos durante la II Guerra Mundial. Proceden de la colección de Otto Gerstenberg, financiero y amante de la pintura.

Aparición de San Isidoro al Rey Fernando el Santo ante los muros de Sevilla (1798–1800)
10 / 14

Aparición de San Isidoro al Rey Fernando el Santo ante los muros de Sevilla (1798–1800)

Este cuadro que puede verse en Argentina representa un hecho milagroso que habría tenido lugar durante el sitio de Sevilla en 1247, que culminó con la reconquista de la ciudad. San Isidoro se le aparece al rey Fernando III y le anima a recuperar la ciudad, en poder de los moros.

María Teresa de Borbón y Vallabriga, condesa de Chinchón (1800 - 1801)
11 / 14

María Teresa de Borbón y Vallabriga, condesa de Chinchón (1800 - 1801)

La obra estuvo en la residencia familiar del palacio de Boadilla del Monte. Más tarde pasó al duque de Sueca y, por herencia, al príncipe Francesco Ruspoli di Cerveteri. Ingresó en la Galleria degli Uffizi en 1972.

María Teresa de Vallabriga (1783)
12 / 14

María Teresa de Vallabriga (1783)

En Alemania está este retrato de María Teresa de Vallabriga que Goya realizó durante su estancia de un mes en la residencia del infante del Luis de Borbón en Arenas de San Pedro, en Ávila. Viste traje de Corte en negro y rojo, con encajes.

El arquitecto Ventura Rodríguez (1784)
13 / 14

El arquitecto Ventura Rodríguez (1784)

El Museo de Estocolmo posee este retrato desde 1949. En él puede verse la moda madrileña de la época, pues el arquitecto luce peluca, casaca, chaleco verde y camisa blanca con chorreras y puños de encaje. Se trata de Ventura Rodríguez, (Madrid, 1717 - 1785), el arquitecto favorito de don Luis de Borbón.

Retrato de la condesa de Casa Flores (1790-97)
14 / 14

Retrato de la condesa de Casa Flores (1790-97)

Este retrato poco conocido de Goya puede verse en Brasil. 

0
comentarios