Menú

Las deformidades más chocantes de los cuerpos de gimnasio

Hacer ejercicio es saludable. Pero siempre en su justa medida. Desde Libertad Digital repasamos algunos de los cuerpos más ridículos por el mal uso del gimnasio. 

Andreas 'el hombre sin piel'  Münzer
1 / 14

Andreas 'el hombre sin piel' Münzer

Este culturista austriaco, denominado el hombre sin piel a causa de su extrema definición -su porcentaje de grasa corporal llegó a ser menos del 1% de su peso corporal-, se pasó de la raya.  Una mezcla explosiva de anabolizantes esteroides, diuréticos, hormonas del crecimiento e insulina dejó a su cuerpo prácticamente inservible. En 1996,  Münzer fue ingresado tras sentirse indispuesto después de competir. Münzer, que murió con solo 31 años, víctima de diversos fallos hepáticos y renales, tenía varios tumores del tamaño de una pelota de tenis y la mitad de su hígado se había transformado en una masa inerte.

¿Se creerán que tienen cuerpos top?
2 / 14

¿Se creerán que tienen cuerpos top?

El abuso de anabolizantes genera deformidades en el cuerpo humano.

El abuso de esteroides...
3 / 14

El abuso de esteroides...

Deforma el cuerpo.

Adicta a los esteroides
4 / 14

Adicta a los esteroides

Hay hombres y mujeres que son adictos a los esteroides anabolizantes. ¿El resultado?...

¿Podrá girarse?
5 / 14

¿Podrá girarse?

Muchos adictos a los esteroides presumen de sus cuerpos aunque rozan el ridículo.

Adicto al Synthol
6 / 14

Adicto al Synthol

El Synthol es un aceite inyectable compuesto por triglicéridos y benceno, ideado y desarrollado en los años 80 por Chris Clark. En principio fue creado para abrillantar los cuerpos de los culturistas antes de salir a competir, pero en los últimos años muchos lo usan para hinchar sus músculos.

Víctima del Synthol
7 / 14

Víctima del Synthol

Las inyecciones de Synthol realizadas con continuidad producen un mayor volumen ya que el aceite se acumula en el interior del músculo y así expande su tamaño, algo que resulta sumamente peligroso porque deforma el cuerpo y porque una administración indiscriminada puede traer consecuencias irreparables

Arlindo de Souza
8 / 14

Arlindo de Souza

El brasileño de 43 años, alardeaba de tener los bíceps más voluminosos del mundo. ha logrado sus enormes músculos inyectándose una mezcla de aceite mineral y alcohol. De Souza, albañil de profesión, quería convertirse en el hombre más fuerte de su gimnasio. Para ello, el brasileño hizo trampas: tras usar esteroides, hormonas y vitaminas para caballos, un amigo del gimnasio le sugirió probar la mezcla de líquidos para conseguir grandes resultados en poco tiempo.  

Arlindo, 'el albañil del synthol'
9 / 14

Arlindo, 'el albañil del synthol'

Tras utilizar la 'pócima mágica' -mezcla de aceite y alcohol-, Arlindo consiguió unos bíceps de 73 centímetros de ancho, totalmente desproporcionados. Volumen estratosférico pero misma fuerza que tenía anteriormente.  Souza, no recomienda a nadie utilizar esta fórmula. Este tipo de inyecciones dañan el tejido muscular y pueden causar múltiples abscesos que pueden desencadenar en amputaciones y hasta la muerte

El 'increíble Hulk' se deshincha para evitar que le amputen los brazos
10 / 14

El 'increíble Hulk' se deshincha para evitar que le amputen los brazos

Romario Dos Santos Alves tenía una obsesión con su cuerpo y pasó un año inyectándose synthol para aumentar su musculatura. El líquido le generó en los brazos "cristales" que debieron ser extirpados por el grave peligro que significaban para su salud. Tras superar la intervención quirúrgica, se desenganchó del synthol y, literalmente, se desinfló.    Afortunadamente con este cambio radical, Romario consiguió evitar que le amputaran los brazos.   

Cuando ejercitas solo un brazo...
11 / 14

Cuando ejercitas solo un brazo...

... y pareces un bicho raro.

Cuando en el gimnasio descuidas ejercitar las piernas...
12 / 14

Cuando en el gimnasio descuidas ejercitar las piernas...

Y te crees muy molón.

Piernas 'palo'
13 / 14

Piernas 'palo'

Uno de los grandes males de muchos adictos a las pesas. Mancuernas a saco pero las piernas ni tocarlas. Así, los cuerpos quedan totalmente descompensados.

¿Y que ocurre cuando solo te centras en tus piernas?
14 / 14

¿Y que ocurre cuando solo te centras en tus piernas?

El caso opuesto a los anteriores. Cuando realizas una sobre actividad del tren inferior y te olvidas del superior. Parecen dos cuerpos distintos pegados con superglú.

0
comentarios