Menú

El PSOE ganará las elecciones europeas, según el CIS

Aunque PSOE y PP obtendrían los mismos escaños (23), según el CIS, la lista de López Aguilar superaría a la de Mayor Oreja en seis décimas. Sin embargo, tan sólo el 13,8 por ciento de los encuestados dice que se va abstener, por lo que no parece muy fiable.

0
López Aguilar. Archivo.

(Libertad Digital) A pocas horas para que la campaña electoral arranque oficialmente, el Centro de Investigaciones Sociológicas ha augurado la victoria del PSOE en las próximas elecciones europeas. Concretamente, la lista que encabeza Juan Fernando López Aguilar obtendría el 42,8 por ciento del votos estimados, mientras que el PP se quedaría en el 42,2 por ciento. Esto es, seis décimas menos.

Pese a esta diferencia, ambas formaciones obtendrían el mismo número de escaños (23) en el Parlamento Europeo. La encuesta, que fue realizada entre el 29 de abril y el 17 de mayo pasado a partir de 4.692 entrevistas, de las que tan sólo el 13, 8 por ciento dice que se abstendrá. De ser cierto, sería una de las elecciones con mayor participación en la historia de España, lo que, por inverosímil, deja sin mucha credibilidad este estudio de opinión.

Así las cosas, y pese a la grave crisis económica, el PSOE sólo bajaría seis décimas con respecto a las anteriores elecciones europeas: pasaría del 43,4 por ciento de los sufragios al 42,8. Por el contrario, el PP subiría, aunque levemente. Según el CIS, si en 2004 se llevó el 41,2 por ciento de los votos, ahora elevaría sus resultados un punto, hasta el 42,2 por ciento. El número de escaños conseguidos hace cinco años por ambos en el Parlamento Europeo no es comparable, ya que España elegía 54 eurodiputados y ahora son 50 los escaños en liza.

La directora del CIS explica a Efe la abstención

Ante la inverosimilitud de los datos de abstención, la directora del Centro de Investigaciones Sociológicas, Belén Barreiro,  dice que la encuesta no permite aventurar cuál será la participación ciudadana en los comicios del próximo 7 de junio. Pese a que en el muestreo dado a conocer figura una abstención declarada por los ciudadanos de tan sólo el 13,8 por ciento, dice Barreiro que este dato no es revelador de lo que puede ocurrir en los colegios electorales.

Según ha explicado a Efe, el porcentaje de abstencionistas reconocidos es tan bajo porque cuando se pregunta a alguien si va a cumplir con un deber ciudadano como el de votar, pocos son los que se atreven a admitir que no lo va a hacer. Sin embargo ni Efe ni el CIS aclaran por qué en el caso de la abstención las respuestas de los encuestados no son fiables y, sin embargo, las respuestas de estos mismo encuestados en relación con la intención de voto sí permiten predecir los resultados.

Y es que la explicación no es técnica sino política. La directora del CIS explica que desde hace años las encuestas de este organismo no hacen cálculos sobre posible participación electoral y que sus proyecciones únicamente se aplican al voto. De hecho, los datos sobre participación en una encuesta del CIS sobre las europeas del 13 de junio de 2004 provocaron hace cinco años una agria polémica política, ya que este instituto sí pronosticó entonces que el 76,7 por ciento acudiría a votar.

Como finalmente aquel día la participación real fue muy inferior, del 45,1 por ciento, la oposición pidió explicaciones al Gobierno y el entonces director del CIS, Ferrnando Vallespín, tuvo que comparecer en el Congreso. Lo que sucede es que  igual que ocurría en fechas previas a las elecciones a la Eurocámara de 2004, ahora existe temor entre los Gobiernos e instituciones europeas por la posibilidad de una alta abstención el 7 de junio, sustentado en los datos de los últimos sondeos comunitarios. Ante lo cual, la respuesta del CIS es ocultar la realidad. No se habla de abstención y punto.

En cualquier caso, sí hay algunas preguntas en el estudio demoscópico difundido hoy que aportan algunas pistas sobre la posible abstención. Ha pedido el CIS a los encuestados que puntúen la probabilidad de que vayan a votar el 7 de junio, en una escala de 0 a 10, donde el cero significa que "con toda seguridad, no iré a votar", y el 10 "con toda seguridad iré a votar".

Los resultados indican que un 33,3 por ciento confirma con absoluta certeza (10) que acudirá a su colegio electoral, en tanto que un 10 por ciento desmiente tajantemente (0) que lo vaya a hacer. En el resto de la tabla son más lo que se inclinan por cumplir con las urnas que los que no, porque con una "fuerza" de 9 hay un 12,3 por ciento dispuesto a votar y con 8 otro 12,3 por ciento. Otra pregunta diferente del mismo sondeo plantea la misma disyuntiva. "¿Piensa usted ir a votar en las elecciones al Parlamento Europeo del próximo 7 de junio?", es la pregunta que un 53,2 por ciento contesta con un "sí, con toda seguridad" y un 21,2 por ciento, con "probablemente sí". En este caso, el "no, con toda seguridad" queda para un 13,2 por ciento y el "probablemente no" para un 8 por ciento.

UPyD, fuera de la Eurocámara

Sorprendente también es el dato sobre Unión Progreso y Democracia. Según el CIS, logra el 1,3 por ciento de los sufragios y no conseguiría entrar en la Eurocámara. Todas las encuestas publicadas en medios de comunicación hasta la fecha le dan entre uno o dos representes. Resulta curiosa la querencia del CIS por desactivar el voto a esta formación, en beneficio de PSOE y, sobretodo, del PP. 

El resto de formaciones minoritarias sí se colarían en la Cámara. Dos escaños lograría Coalición por Europa, que agrupa a CiU, PNV y CC; "La Izquierda" (IU e ICV) se llevaría un eurodiputado y Europa de los Pueblos-Verdes (ERC, BNG, Aralar, CHA y EA) obtendría otro representante en la Eurocámara.
 
Aprueban tanto López Aguilar como Mayor

Los encuestados también dan su valoración sobre los candidatos de los diferentes partidos. La mejor nota es para Juan Fernando López Aguilar, con una calificación media de 5,35, aunque sólo lo conoce el 38,5 por ciento de los encuestados. Al candidato del PP, Jaime Mayor Oreja, lo identifican más ciudadanos (el 68,9), pero su puntuación cae al 5,04.

El resto de los cabezas de lista son muy poco conocidos por los encuestados y ninguno alcanza el aprobado. Según recoge la agencia EFE, Ramón Tremosa (Coalición por Europa) logra 4,12 puntos; Oriol Junqueras, de Europa de los Pueblos-Verdes, obtiene 4,32; Willy Meyer (IU-ICV) se queda en el 4,17 y Francisco Sosa Wagner (UPyD) recibe un 3,77.

La gestión económica de PP y PSOE, "mala" o "muy mala"

El Centro de Investigaciones Sociológicas también vuelve a preguntar a los españoles sobre la economía y, en consonancia con lo publicado en otros estudios, apunta a que la gestión que está llevando a cabo el PSOE es mala, pero peor es la del PP. Para el 39 por ciento, los socialistas lo están haciendo "mal" o "muy mal". El porcentaje sube hasta el 46 por ciento en el caso de los populares .

En términos globales, el 82 por ciento de los consultados considera la situación económica "mala" o "muy mala". Sobre la situación política de España, un 33,5 por ciento la considera "mala" y "muy mala" el 14,9. Es mayoría quiénes opinan que es regular: un 43,2 por ciento.

A la inmensa mayoría no le interesa el 7-J

Pese a que la participación, según siempre el CIS, será mucho más alta de lo esperada, la inmensa mayoría de los encuestados asegura que no le interesa estas elecciones. Concretamente, el 73,6 por ciento de los españoles está siguiendo con "poco" o "ningún interés" las noticias relacionadas con estas elecciones.

Hay otro dato significativo: a un mes de la cita, sólo el 26,3 por ciento de los encuestados sabe la fecha exacta de los comicios; un 32,6 por ciento dice que serán en junio, pero un 17,3 por ciento no acierta y un 23,7 responde que no la conoce.

Tan poco interesan los temas europeos que, según el CIS, no serán tenidos en cuenta por los ciudadanos a la hora de introducir la papeleta en la urna (sólo el 17,5 por ciento se basará en ellos). Por el contrario, el 22 por ciento asegura que votará atendiendo a las propuestas en política nacional, un 21,7 por identificación ideológica y un 13,7 por los efectos del resultado sobre la política nacional.

Una campaña "a cara de perro"

Este empate técnico del que habla el CIS ratificaría las previsiones de populares y socialistas de cara a la campaña electoral. Génova y Ferraz dan por hecho que estos quince días serán "a cara de perro" y el ejemplo más clarificador es el último vídeo electoral del PSOE, que carga contra la Iglesia y vincula al partido de Rajoy con la extrema derecha.

Para Mariano Rajoy, los socialistas han recurrido al "insulto", tratan a la gente "como tontos" e intentan "ocultar lo fundamental y lo importante", que es la crisis económica. "La política son ideas y valores, y no refrescos ni detergentes. Hay que apostar por la verdad y nunca por el engaño y la mentira", proclamó.

No hay postura unánime en el PSOE. Algunos, como Ramón Jaúregui, reconocen que el spot "quizá sea un poquito provocador". Otros, como Magdalena Álvarez, aprovechan para acusar a los populares de "agarrar el rábano por las hojas" con el objetivo de "desviar la atención de sus problemas internos".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 65 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation