Menú

Rajoy, en la SER: "No soy de izquierdas, soy independiente"

Nueva entrevista de Rajoy en la SER. El presidente del PP ha recibido "mensajes de ánimo" de los oyentes y ha respaldado a Cospedal y Sáenz de Santamaría, muy cuestionadas por los críticos. Aguirre le ve en el Gobierno antes de 2011 aunque reconoce que pensó "que iba a dejarlo".

0
Nueva entrevista de Rajoy en la SER. El presidente del PP ha recibido "mensajes de ánimo" de los oyentes y ha respaldado a Cospedal y Sáenz de Santamaría, muy cuestionadas por los críticos. Aguirre le ve en el Gobierno antes de 2011 aunque reconoce que pensó "que iba a dejarlo".
"
(Libertad Digital) Mariano Rajoy ha vuelto a la SER para recibir "mensajes de ánimo" de los oyentes. En opinión del director de "Hoy por Hoy", Carles Francino, los ciudadanos están preocupados por "la salud interna del PP". El principal líder de la oposición le responde: "estamos muy bien ahora, nos estamos dedicando a controlar al Gobierno que es la función de la oposición, agradezco mucho las palabras de ánimo, que hacen falta".
 
En este sentido, no cree que haya voces críticas en el seno de su partido: "tengo un equipo del que estoy muy orgulloso, muy satisfecho, estoy muy contento". Respalda públicamente a su secretaria general, María Dolores de Cospedal, y a su portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, muy cuestionadas por los críticos.
 
Sobre la confusión ideológica que sufre el PP, según algunos analistas, Rajoy afirma que su posición "es muy conocida por la inmensa mayoría de los españoles": "la unidad de la nación, la libertad, la igualdad y la cohesión social". Dice el presidente del PP que "esto es lo que defiende, todo lo demás está muy bien, pero a mi me importa lo que me importa".
 
El líder de los populares ha tenido que llegar a aclarar: "yo no soy de izquierdas". Y ha añadido: "yo creo en la libertad y en las cosas bien hechas, soy una persona independiente... eso no es ser de izquierdas".
 
En materia económica, Rajoy ha dicho que está "radicalmente en contra de que una empresa rusa, monopolística y pública se pueda hacer con el 20 por ciento de Repsol YPF", y ha señalado que espera que al Gobierno "ni siquiera se le pase por la imaginación autorizar la operación".
 
"Apuesto por un modelo en el que se le diga al niño, ¡coño!, la vida es muy dura", dijo, en referencia al modelo educativo defendido por el PP.
 
Advertencia a Zapatero

Tras señalar que le "parece muy mal" la decisión de Gazprom de intentar comprar el 20 por ciento de Repsol, ha comentado que aquí "estamos para defender los intereses generales" y ha recordado que el 20 por ciento de Repsol fue adquirido por la empresa promotora y constructora Sacyr-Vallehermoso por 6.000 ó 7.000 millones de euros, y si ahora "las acciones valen menos o la promotora vende menos pisos "es su problema, que no se hubiera metido en la operación".

Tras señalar que "claro que se puede impedir que una empresa rusa monopolística pretenda hacerse con el 20 por ciento de un sector estratégico", como lo han impedido otros países europeos, ha indicado que "no es el interés general el que debe pagar los problemas de nadie".
 
Aznar como ejemplo
 
Sobre las medidas del Ejecutivo para solucionar la crisis, ha abogado por que el dinero público movilizado para ayudar a las entidades bancarias se canalice sobre todo hacia las instituciones que más créditos conceden a las pymes, lo que redundaría en beneficio de la economía española, basada en la actividad de la pequeña y mediada empresa, "el sector productivo de verdad".

Esta medida "sensata", a juicio de Rajoy, sería además "compatible" con las rebajas fiscales, que ha pedido se implanten en España como ha hecho Portugal con el Impuesto de Sociedades.

"He formado parte de un Gobierno -en 1996- que tenía un déficit del 6 por ciento y una deuda pública monumental, y bajamos impuestos, primero la liquidación de las transmisiones en la empresa familiar y luego medidas en pymes. Eso reactivaría la economía", ha resumido el presidente del PP.

Por ello, ha defendido el plan que entonces puso en marcha el primer Gobierno de José María Aznar, que ha contrapuesto con el actual, que más que un plan, ha dicho Rajoy, es "una medida un día y otra medida otro día, y luego a refundar el capitalismo".

Al tiempo que ha criticado al Gobierno por algunas de las líneas de su política actual contra la crisis, ha reclamado "un esfuerzo" y el consenso de todas las fuerzas políticas para emprender una serie de reformas estructurales, como la del sistema de pensiones.

No sólo ha hablado de economía el presidente del PP, quien ha aplaudido la decisión de la Audiencia Nacional de paralizar la exhumación de fosas de los desaparecidos en la Guerra Civil y el franquismo por ser ésta una cuestión que "no conduce a nada" y que desde luego no debe convertirse "en un debate nacional".
 
"Estamos en una guerra", dice sobre Afganistán
 
En otro orden de cosas, Rajoy ha aseverado que cree necesario reforzar la seguridad de las tropas que se encuentran en Afganistán, ya que, ha recordado, allí se está librando una guerra y "es evidente" que los soldados españoles corren riesgos. En este sentido, ha recordado que el PP siempre ha votado todas las propuestas de envío de tropas a Afganistán que ha hecho el Gobierno, pero ha pedido al Ejecutivo, y en concreto al presidente que diga "la verdad", que "estamos en una guerra", por lo que es necesario "garantizar la seguridad" de los soldados.

El presidente del PP, que ha dicho que la ministra de Defensa, Carmen Chacón, lo "ha explicado muy bien" cuando ha dicho que en Afganistán "hay riesgos", ha asegurado que siempre apoyará al Gobierno en todo lo relativo a aumentar la seguridad de los soldados.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation