Menú

Copa del Rey

David Vinuesa

El Lugo demuestra que el Atlético no tiene un "plantillón"

El Cholo Simeone tuvo que sacar a su plan A porque el partido estaba envenenado. 1-3 ganó el equipo rojiblanco.

El Cholo Simeone tuvo que sacar a su plan A porque el partido estaba envenenado. 1-3 ganó el equipo rojiblanco.
El Lugo demuestra que el Atlético no tiene un "plantillón" | EFE

Antes del partido puse en Twitter que me preocupaba cero el once que sacase el Atlético de Madrid en la Copa del Rey. Me preocupaba que el Lugo saliese a comerse el césped y el Atlético, no. Porque a misma intensidad gana (casi) siempre el que tiene mejor equipo. Porque si luego salen mordiendo en el derbi de la Supercopa ante el Real Madrid quedará demostrado que, muchas veces, juegan cuando les da la gana.

Ante el Lugo, el Atlético no salió a verlas venir. De hecho marcó Correa en el minuto 2 y todo parecía indicar que iba a ser una tarde tranquila. Lo fue relativamente. Muy relativamente, porque por raro que pueda parecer la defensa del Atlético, un equipo en octavos de Champions y que entre otras cosas ha sido capaz de ganar 20 partidos seguidos en el Metropolitano, fue ridiculizada por un joven jugador llamado Antonetti.

Porque si haces el tonto otra vez más, ya van 1000, te empatan y al Atlético le empataron. Es más, le hicieron absolutamente de todo a Giménez y Soyuncu. A los dos. Se comen el balón largo en el inicio de la jugada y luego el recorte. Centrales que están en la élite. Pues nada, no parecen demostrarlo. Y además, Atlético tampoco fue capaz, ni con 0-1 en el minuto 2, de hacer una primera parte decente en Lugo. Giménez y Soyuncu están ahora mismo cerca de que Castolo, el jugador fake del Pro Evolution Soccer de la Play Station les haga padres o abuelos. Eso y que la estadística reflejó al descanso un 80% de posesión del Lugo. Se olía tanto el susto que Simeone metió al descanso a Griezmann, Koke y De Paul. Plan A, porque no, no hay plan B por mucho que se diga que el Atlético tiene un "plantillón".

Se demostró en Lugo que el Atlético no tiene un plantillón. Ni de lejos. Lo mismo sí lo tiene en el FIFA, donde el rendimiento es teórico de muchos jugadores y las notas van por nombre que por rendimiento. En la práctica, varios no están para titulares y otros ni siquiera para suplentes. Suplentes millonarios, por cierto. Hay un plan A y nada más. Y la directiva con el roscón tranquilamente en el estómago. El vender antes de comprar de todas las Navidades y veranos. Es inaguantable y también insostenible. Si no es por Simeone, dónde estaría el club.

Lo mejor del Lugo-Atlético es el resultado y que Memphis Depay y Correa han visto puerta, que siempre viene bien. El resto es negativo. Una defensa nuevamente floja. Azpilicueta, tocado. Tienes que sacar a los titulares porque los suplentes no brillan ni en partidos así. Por h o por b, el Atlético siempre está al borde de pesadillas como las que ha vivido otros años en Copa del Rey. Se ganó, sí, pero no vale. Igual que no vale hacer una plantilla para ser cuartos y nada más. Igual que no debería valer que jugadores del escaso nivel de Saúl sigan desaparecidos tras cuatro o cinco temporadas de travesía por el desierto.

Dicho todo lo anterior, donde hoy hay muchísima más crítica que otra cosa, siempre es bonito ver que mucha gente es capaz tragarse un Lugo-Atlético de Madrid el día de Reyes para ver si palma el equipo del Cholo. Le tienen muchas ganas, sin embargo, han perdido dos horas de su día en buscar algo que no pasó. Eso que se llevan al menos los rojiblancos.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso