Menú
EDITORIAL

La campaña de Begoña tanto monta

La sobreactuación en la defensa de su esposa delata a Pedro Sánchez, que no ha tenido el más mínimo reparo en arrastrar a su pareja por el fango electoral.

El líder del PSOE ha convertido la campaña de las elecciones europeas en un espectáculo bochornoso que ha oscilado entre el kirchnerismo más casposo y el relato propagandístico del matrimonio Ceaucescu. La sobreactuación en la defensa de su esposa delata a Pedro Sánchez, que no ha tenido el más mínimo reparo en arrastrar a su pareja por el fango electoral. Begoña Gómez, investigada por tráfico de influencias y corrupción en los negocios, ha compuesto el cartel electoral del PSOE y el único "argumento" de su marido. Esa mujer tan sonriente como muda, manoseada por la militancia del partido, exhibida como una especie de mártir de la lucha contra la ultraderecha a la que imputan graves delitos es el mensaje del partido y del Gobierno. Begoña y Pedro, Pedro y Begoña.

Sánchez debe pensar que la mejor manera de defender a su esposa es convertirla en un meme, pasearla por los mítines y reducir su propuesta a unos términos emocionales más propios de un culebrón de sobremesa que de un proyecto político. La impunidad y la opacidad se encuentran detrás de esa exhibición impúdica e impostada de una pareja feliz que se niega a rendir cuentas, que se resiste a la igualdad de los ciudadanos ante la ley, que exige un estatus diferenciado y que considera que la "ampliación de derechos" coincide exactamente con el perímetro de sus intereses. Todo sostenible, eso siempre.

El presidente del Gobierno es el mayor populista de España, el más importante creador de fango, el amplificador más notorio de bulos, una máquina de difundir mentiras, un manipulador de manual y un narcisista propenso a reducir el universo a su persona, como queda en evidencia en las dos cartas remitidas a la ciudadanía a través de la red social X. Y si la campaña de las elecciones catalanas estuvo marcada por el esperpento de los cinco días de abril en los que Sánchez renunció a sus funciones, la de estas europeas ha sido la de Begoña como silente artefacto político. Si el PSOE obtiene un resultado aceptable será gracias a ella. Lo contrario también se le podrá atribuir en calidad de títere y parapeto de su marido.

Sánchez se ha montado una película con la que no sólo pretende desviar la atención sobre las graves imputaciones que se ciernen sobre su señora sino que aspira a voltear su situación y ganar las elecciones. Fiel al dicho de hacer de la necesidad virtud, quiere convertir la grave situación judicial de su esposa en un bumerang contra sus fantasmas. Medidas desesperadas para situaciones desesperadas. De Sánchez se puede esperar cualquier cosa, como ha quedado demostrado en los últimos días. Si alguien no tiene límites, ese es el presidente del Gobierno, para quien todo vale, absolutamente todo.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso