Menú
Agapito Maestre

Encuestas y liderazgos

¿Qué liderazgo se enfrenta al de Sánchez?, ¿qué ofrece la derecha española?, ¿qué hace el líder del PP?

Agapito Maestre
0

Las encuestas sirven para muchas cosas importantes, por ejemplo, movilizar electorados y hacer cambiar las tendencias de voto de unos partidos a otros. Sin embargo, no creo que ahora ayuden demasiado a tranquilizar el ánimo de la mayoría de los españoles. Olvidémonos por un rato de las encuestas del CIS para entender la política española. Nada nos dicen sobre un asunto clave: ¿tiene España salida con estos políticos? Esta cuestión es el denominador común de los ciudadanos más desarrollados cultural y democráticamente. No hablemos de los fanáticos, aunque por desgracia eso es lo que más abunda. Desde luego, las encuestas no responden directamente a esta cuestión. Fijémonos, pues, en los famosos liderazgos de los partidos. Quizá saquemos algunas mínimas enseñanzas para orientarnos en unas próximas elecciones.

La primera está a la vista de todos y ha sido resumida por el portavoz socialista del Congreso de los Diputados: "Pedro Sánchez es el único líder que hay en España". Sin duda. Es el líder, como diría un castizo, porque preside el Consejo de Ministros. Por eso, precisamente, el panorama político no es alentador. El PSOE tiene un líder, dueño y señor de su partido, pero no puede salir a la calle porque es abucheado. ¡A eso se le puede llamar liderazgo! Pues sí, en España así es; entre otros motivos, porque lo ha ejercido de modo implacable y, a veces, terrible dentro de su partido y en el Gobierno de España. Sánchez puede hacer cualquier cosa en el momento más insospechado. Él quiere mantener en estado de alerta permanente a todos los ciudadanos. Genera miedo. Sánchez solo obedece a una bárbara lógica: decir y hacer para mantenerse en el poder. La izquierda reduce la política a ideología. Todo es falso. Ideológico. El PSOE sufre una especie de parálisis intelectual. Nada piensa y mucho discute para mantenerse en el poder.

Sánchez representa a una izquierda sin imaginación y anacrónica. Ahí forja su liderazgo. Es un aventurero sin escrúpulos y mucha determinación. Es cada vez más terrible. Ha dado muerte a cualquier tendencia socialdemócrata en su partido y se ha entregado a la agitación del guerracivilismo. Pero, ay, este triste liderazgo está respaldado por una maquinaría organizativa. Eso da aún más fuerza a su liderazgo. Dicen sus amigos y enemigos que juega con fuego al darle tanto protagonismo a su vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz. No lo creo. Cuando le convenga, quizá más pronto de lo que pensamos, hará con esta señora lo mismo que hizo con Calvo, Redondo y Ábalos. Por eso, sí, es un líder de corte autoritario. Puede hacer, repito, cualquier cosa: convocar mañana elecciones, retrasarlas hasta el 2024 o suspenderlas hasta que le venga gana… Aquí nada está en vilo sino pendiente de lo que diga este sujeto. Así de cruda veo la cosa.

Ante este desalentador panorama político, ¿qué liderazgo se enfrenta al de Sánchez?, ¿qué ofrece la derecha española?, ¿qué hace el líder del PP? Sabemos su nombre y sus apellidos, su procedencia intelectual y partidaria. Pero ¿es capaz este hombre de vertebrar un discurso político contra la izquierda? Creo que desde la derrota de Rajoy el PP ha dejado de pensar en términos políticos. Estamos ante un partido acomodaticio y oportunista. Pareciera que su táctica se reduce a infiltrarse en el Gobierno. Dan la sensación de que están más preocupados por los negocios que por tener un proyecto nacional. El país para el líder del PP no es un ámbito de su acción histórica sino simple y llanamente un campo de operaciones lucrativas. Tenemos, en fin, el Gobierno más anómalo, extremadamente insólito, de la Unión Europea, dirigido por un aventurero autoritario, y la derecha aún no ha conseguido articular una Oposición contundente y seria.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia