Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos
IZQUIERDA Y DERECHA

Confusiones, distorsiones y definiciones políticas

Los primeros 79 millones de baby boomers cumplieron 60 años el 2006. Un baby boomer es alguien que nació en los Estados Unidos o Europa entre 1946 y 1964, cuando la prosperidad económica llegó a su auge en los países capitalistas después de la Segunda Guerra Mundial.

0

Se caracterizan por su gran creatividad artística, científica y financiera. Son los que gobiernan el mundo actualmente. Bill Clinton y George Bush, nacidos en 1946, son los primeros presidentes que pertenecen a esa generación. Sus carreras políticas y divergencias ideológicas dan una pauta de las diferencias en valores y actitudes de la más numerosa generación occidental.

Gracias a la bonanza posterior a la guerra, muchos de ellos fueron los primeros en sus familias en obtener un título universitario. Crecieron en un mundo casi dominado por el poderío militar estadounidense, donde los tipos malos eran los socialistas y comunistas. La mayoría creció en zonas urbanas y suburbanas con comodidad y modernidad en el hogar. Muchos no participaron de los cambios de los 60 y tampoco vivieron el reclutamiento militar obligatorio.

Su impacto en la cultura occidental es de enorme influencia, porque delinean el comportamiento social y político que tarde o temprano es imitado por los demás habitantes del globo. Así como algunos se volvieron conservadores, acudiendo a las iglesias, buscando el equilibrio familiar en la tradición, otros se tornaron izquierdistas, rompiendo con las normas de antaño. También están los que caminan en el centro intermedio, que parecen ser los más numerosos.

Para entender dónde estamos parados en estos convulsivos tiempos, es importante saber de qué lado del espectro político nos encontramos acorde con las tendencias generacionales, porque hay muchos confundidos que no saben siquiera qué defienden, y “no se puede defender lo que no se ama, y no se puede amar lo que no se conoce”. Desgraciadamente muchos defienden cualquier cosa por seguir la corriente, por insatisfacción personal o por simple estupidez.

Muchos términos políticos varían en significado de acuerdo al contexto en que se aplican, generando confusiones. Un “liberal” en el sentido estrictamente económico de la palabra, no tiene nada que ver con un “liberal izquierdista” en el sentido norteamericano. Un individuo de “derechas”, no tiene que ser necesariamente “conservador”. Puede ser “conservador” en lo económico y “liberal” en lo social. Las combinaciones son variadas. Las siguientes son algunas definiciones políticas modernas, válidas únicamente para las democracias representativas de occidente.

Derechas (Conservadores): Tienden a favorecer la economía libre pero frecuentemente protegen leyes que restringen el comportamiento que viola los valores tradicionales. Se resisten al excesivo control del Gobierno sobre los negocios. Apoyan la intervención gubernamental para defender la moralidad y la estructura familiar convencional. Usualmente están a favor de un ejército fuerte, se oponen a la burocracia y los impuestos elevados, abogan por la economía de mercado y sustentan el estricto cumplimiento de la ley.

Izquierdas: Usualmente abogan por la libertad de elección en cuestiones personales, pero tienden a apoyar significativamente el control del Estado sobre la economía. Generalmente apoyan a un Gobierno que sirve de colchón de seguridad económico para socorrer a los menos favorecidos y respaldan estrictas regulaciones a los negocios. Sustentan al Gobierno para promover la igualdad y toleran la diversidad de estilos de vida.

Centristas: Soportan una posición intermedia en relación al control gubernamental sobre la economía y el comportamiento humano. Dependiendo del tema, a veces apoyan la intervención estatal y otras la libertad individual de elegir. Se jactan de mantener una mente abierta, tienden a oponerse al extremismo y enfatizan lo que denominan soluciones prácticas a los problemas.

Liberales: Sustentan máxima libertad tanto en lo personal como en lo económico. Abogan por un Gobierno pequeño que se restringe a proteger al individuo de la coerción y la violencia. Tienden a abrazar la responsabilidad individual, se oponen a la burocracia gubernamental y los impuestos. Promueven la caridad privada, toleran diversos estilos de vida, apoyan la economía de mercado y defienden las libertades civiles.

Estatistas (Gobierno Grande): Quieren que el Gobierno tenga mucho poder sobre la economía y el comportamiento individual. Frecuentemente dudan de que la libertad económica y personal sean opciones prácticas. Desconfían del mercado libre, sustentan los impuestos elevados y el planeamiento centralizado de la economía. Se oponen a la diversidad de formas de vida y cuestionan la importancia de los derechos civiles.

Tanto las izquierdas como las derechas democráticas tienden a favorecer reglamentaciones ambientales, defender los derechos civiles y la libertad de expresión, aunque estos conceptos son utilizados por los izquierdistas –adjudicándose su paternidad– para reclutar adeptos. El tema ecológico y medioambiental es universal y nos concierne a todos.

¿Y tú de qué línea eres?

© AIPE

José Brechner es un periodista boliviano.

0
comentarios

Servicios