Menú

A los lectores

Gracias a los lectores que me han acompañado todos estos años. De un modo o de otro, sabrán de mí y yo de ellos. Hasta luego.

Cristina Losada
0
Cristina Losada | Archivo

Empecé a escribir en Libertad Digital a finales del 2002, y desde entonces no he dejado de publicar columnas y artículos en este periódico, salvo por algún descanso breve. Son catorce años en los que, como decían los periodistas de antes, no he faltado a la cita con los lectores y durante los cuales me las he arreglado, creo que pasablemente, para comentar la política y algunas otras cosas. A partir de ahora, sin embargo, voy a faltar a esa cita, porque, como seguramente saben, soy la candidata de Ciudadanos a la presidencia de la Xunta de Galicia en las elecciones del 25 de septiembre.

Estos días suelen preguntarme por qué he dado ese paso y si no me da vértigo involucrarme en la política. Respecto a lo segundo, debo decir que impresiona pasar del periodismo a la política, dejar de ser observadora y comentarista para ser observada y comentada y, sobre todo, asumir tareas y responsabilidades de un orden distinto a las que conlleva el periodismo. Presentarse candidata significa representar: representar a los ciudadanos en el Parlamento de Galicia y representar al partido Ciudadanos de Galicia. Una mayoría de afiliados avaló mi candidatura: vaya a ellos mi agradecimiento por la confianza que han depositado en mí, igual que a la dirección nacional, que me hizo la propuesta.

Es difícil desglosar los motivos por los que se toman decisiones que conducen a un cambio importante en el curso de la propia vida. Yo he tomado alguna que otra decisión de ese tipo; de ello escribo en el libro que publiqué hace unos meses, Un sombrero cargado de nieve, sobre mi época viajera y de búsqueda personal una vez que desapareció el pequeño mundo al que pertenecía, el de la lucha antifranquista, allá en 1977. Dejé el periodismo, por ejemplo, y luego volví al periodismo o el periodismo volvió a mí. Dejé la política, aunque aquella política bajo la dictadura nada tiene que ver con la de hoy, y ahora, tantos años después, regreso a ella en circunstancias afortunadamente muy diferentes.

No me habría vuelto a meter en políticas, eso lo tengo claro, de no ser con Ciudadanos, un partido cuyo surgimiento, hace una década en Cataluña, vi con gran simpatía. Eran allí la única oposición real al nacionalismo y lograron romper todas las barreras, políticas, mediáticas, y de todo tipo, que se levantaron para frenarlos. Su evolución política, su extensión por el resto de España, el peso adquirido a nivel nacional y en varias autonomías lo situaban, pensaba yo, como el partido mejor equipado para renovar la política española. Me pareció, por ello, un honor que Ciudadanos pensara en mí para la candidatura en Galicia, y espero estar a la altura de la tarea con la ayuda de los afiliados y del conjunto del partido.

Dejar la disciplina de la columna después de tanto tiempo me resulta extraño. Es como si en los años del colegio hubiera colgado clase, algo que nunca hice y tampoco se me ocurrió. Hasta voy a echar de menos eso que llaman, con exceso de dramatismo, la angustia del folio en blanco. Así que me he propuesto mantener las líneas abiertas y escribir aquí siempre que tenga ocasión y, naturalmente, algo que decir. No será fácil, porque la actividad política, como ya veo venir, es absorbente, y más en una campaña electoral. Pero quien escribe, escribe hasta el final. Gracias a los lectores que me han acompañado todos estos años. De un modo o de otro, sabrán de mí y yo de ellos. Hasta luego.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation