Menú

Mundial

Daniel Blanco

De Berlín a la oscuridad

En doce años se echa a perder la gloria. Italia volverá, pero no sabemos qué precio pagará. De momento, caminar en el desierto hasta septiembre.

Daniel Blanco
0
En doce años se echa a perder la gloria. Italia volverá, pero no sabemos qué precio pagará. De momento, caminar en el desierto hasta septiembre.
La selección italiana se queda sin Mundial tras ser eliminada por Suecia.

Fabio Grosso cogió aire y no pensó en nada. La mente en blanco, demasiada responsabilidad en su pierna izquierda. No había defraudado en la semifinal cuando un tiro suyo, a tres minutos del final de la prórroga, había supuesto el primer gol ante Alemania. Esta vez, tampoco. Un tiro fuerte. Gol e Italia campeona del mundo. La piña se formó en torno al entonces jugador del Palermo, un desconocido al que Marcello Lippi le había dado, con 29 años, la oportunidad de ir al Mundial de Alemania. Quizá tarde, pero Grosso no defraudó a nadie.

Fue entonces, en aquella calurosa tarde del 9 de julio de 2006 en el Olímpico de Berlín cuando Gianluigi Buffon y Andrea Pirlo se concienciaron para no perder el rumbo. Esa generación se iba cayendo, por edad, y los dos, junto a Del Piero los más veteranos del equipo, no podían dejar escapar la oportunidad de iniciar una regeneración. Se lo dirían a Lippi, su técnico en la Juve dos años antes. Pero Marcello se quería marchar en lo más alto y dejó la selección.

Quizá todo empezó a desmoronarse ahí. Casi nadie hizo caso a los dos capitanes del equipo y la selección pasó un momento duro. En 2008 Donadoni no pasó de cuartos de final ante España en la Eurocopa de Austria. Se volvió a recurrir a Lippi, una decisión algo cuestionable. Si él había abandonado el barco, ¿por qué hacerlo volver?. El caso es que le convencieron pero el resultado no pudo ser más catastrófico. Últimos de grupo en 2010, en el resultado más decepcionante de un campeón en curso en el Mundial.

En verano de 2010 se dio un paso adelante y muy atrevido. Cesare Prandelli era elegido nuevo seleccionador. Años buenos en Roma y Florencia le habían valido a la Federación para confirmar el salto. Un nuevo sistema, la inclusión de tres centrales en la defensa y buenos resultados. La selección italiana enamoró por su juego, se clasificó holgadamente a la Eurocopa de 2012 y sólo fue frenada por la gran España emergente. 4-0 en aquella final de Kiev. Antes, victorias ante Inglaterra y una muy sonada ante Alemania en aquella competición. Algo había cambiado, pero era un espejismo.

Desde entonces, más bajos que altos. Una decepción, la eliminación en el Mundial de Brasil en primera ronda que supuso la salida de Prandelli del combinado azzurro. Otra vuelta de tuerca que llevó al laureado Antonio Conte —cinco scudetti con la Juve— a la primera línea nacional. Era el elegido para liderar el cambio. Y lo podía haber hecho. Pero el dinero que le dio el Chelsea en verano de 2016, tras caer en cuartos de la Euro ante Alemania en los penaltis y de arrollar a España en octavos, le hizo volar a Londres en vez de liderar un proyecto en la Nazionale, donde el paso de Gian Piero Ventura ha sido sencillamente calamitoso.

Y es que tan escandaloso como lo del otro día en Milán ante Suecia, nada. Nada que se parezca a un bochorno de esas dimensiones. Italia ha tocado fondo y ni siquiera saca billete para una cita mundialista, algo que no pasaba desde 1958 en el Mundial de Suecia, precisamente. Algunos dicen que no salen jugadores, otros que no valen demasiado los que están y otros que los veteranos no han ayudado. Es verdad que Buffon, Barzagli y De Rossi han anunciado que dejan de vestir la camiseta nacional. Es hora de dejar a las figuras emergentes, pero el problema es que no salen tales jugadores.

Será un Mundial sin Italia, ningún drama considerando que en los últimos dos ni siquiera han estado en los cruces. Ha llovido mucho desde aquella tarde en Berlín. El título mundial nubló la mente de muchos y la de otros quedó frustrada. En doce años se ha echado a perder la gloria. Italia volverá pero no sabemos qué precio tendrá que pagar. De momento, caminar en el desierto hasta septiembre.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD