Menú

Liga

Daniel Blanco
Daniel Blanco

Mucha más pegada que juego

Con Depay las noticias son buenas siempre cuando tiene el balón. Es el hombre, si Griezmann no espabila, por él que tiene que pasar todo.

Daniel Blanco
0
Con Depay las noticias son buenas siempre cuando tiene el balón. Es el hombre, si Griezmann no espabila, por él que tiene que pasar todo.
Depay, la mejor noticia del Barcelona en este arranque de curso | Cordon Press

Fluyeron en el ambiente sensaciones extrañas tras la victoria del Barcelona ante el Getafe. Más cosas malas que buenas, muchas más. Debilidad defensiva ante un equipo que no había marcado hasta ayer, falta de juego, desajustes varios en todas las zonas, Griezmann desaparecido, brindando a la afición un partido terrible. Fue silbado y apuntado en la diana. Al francés se le perdonará poco en esta temporada a menos de que empiece a darse cuenta de que tiene que subir un peldaño en la escalera.

Pero de todas las malas vibraciones, lo importante fue la victoria que sostiene al Barcelona sin perder en este inicio de campaña, con buenos minutos en los tres partidos pero con la sensación global de que esto no arranca. Siempre se ha dicho que a falta de juego vengan los puntos. El Barça los tiene pero deberá dar un paso adelante si no quiere que el castillo se desmorone.

Y quien es vital para que esto no se caiga es un holandés que quiere recuperar su lugar en la élite, perdido por un mal paso por el United cuando su juventud no le hacía pensar bien, muy probablemente asesorarse mal. Memphis Depay quiere recuperar el sitio y lo quiere hacer justo en el lugar adecuado. Ese equipo que ha perdido el timón por la marcha de su estrella querida, que abandonó al club antes de empezar y que ha dejado un duelo que aún perdura en el ambiente.

Con Depay las noticias son buenas siempre cuando tiene el balón. Autor ya de dos de los siete goles que lleva el Barca en el curso y protagonista claro en los tres partidos. Es el hombre, si Griezmann no espabila, por el que tiene que pasar todo. Depay tiene calidad, disparo, juego, toque. Lanza ya todas los balones parados en el equipo, algo extraño y difícil de ver a un recién llegado. Pero el ex del Lyon tiene carisma, confianza. Algo que su entrenador nunca le ha quitado. Depay es hombre de Koeman y eso es algo vital.

Salió bien el Barca al partido, se desinfló y se volvió a enchufar, todo antes del descanso. Otro año, en otra época, un 2-1 a la mitad del partido daba para relajarse, echar el freno de mano y alargar la goleada con algún gol más. En este presente tan dudoso para el Barcelona eso no se puede hacer. Los partidos se luchan hasta el final y si no los sentencias sufrirás. Como lo hizo el Barcelona ante este digno Getafe que ha perdido los tres partidos, si bien es cierto que el calendario parece que se lo hizo el enemigo. Valenca Sevilla y Barcelona.

El parón le viene bien el equipo de Koeman para reordenar ideas. Sin Piqué el equipo sufre en defensa con cualquier combinación que pongas. Ter Stegen tiene que volver a ser ese portero que fue hace un año. Tan inteligente, tan extraordinario en los reflejos, el alemán ha perdido algo que le hacía inmortal. Ha bajado a lo terrenal respecto a los otros dos monstruos de la Liga y ahora Courtois y Oblak le toman algún cuerpo de ventaja. No hay dudas de su enorme talento y de su valía. Únicamente que ya no es salvavidas.

Koeman pidió el otro día que aliviaran plantilla. Tiene razón. 32 jugadores no pueden conformar un equipo de alto nivel. Sobran algunos y los que sobran están bastante claros porque el entrenador lo ha dicho en alto. Riqui Puig no ha calentado en ningún encuentro y ayer Gavi y Nico entraron antes que él. Sin querer entrar en esa cabeza de niño joven, seguramente llena de pájaros, será cuestión de que comprenda su situación. Otra cosa es absurda.

En Deportes

    0
    comentarios