Menú
David Vinuesa

Al Atlético de Simeone le faltan por ganar 55 partidos

Esos son los partidos que podría jugar llegando a las instancias finales de todas las competiciones. No deben salir del partido a partido.

David Vinuesa
0
Esos son los partidos que podría jugar llegando a las instancias finales de todas las competiciones. No deben salir del partido a partido.
Simeone en el Wanda Metropolitano. | Cordon Press

Quedan 34 partidos de Liga. En la Supercopa de España, uno de semifinales y la final. En Copa, entrando en 1/16, el Atlético tendría seis choques por delante para levantar el título. Y en Champions son 13 partidos. 55 en total. Sí, sé que no hace falta ganar todos esos partidos que reza el titular. Que sí, que también sé que hacer eso es imposible y ganar todas las competiciones está al alcance de muy pocos, pero la exigencia de todo un campeón de Liga debe ser esa. Tú ve a por el 10 y si te quedas en el 8 o en el 9, algún título te has llevado al bolsillo. Mejor en el 9, que el 8, con la plantilla que hay, a priori te debe saber a poco.

Ojo, el titular de esta columna tampoco dista mucho de la intención del Atlético de Simeone desde que llegó a Madrid en diciembre de 2011. El partido a partido del Cholo, por mucho que digan sus críticos, se basa en ganar cada partido. Quizá en más de uno se juegue con el resultado, se reserven fuerzas de forma estratégica o se acepte que se es inferior al rival en potencial, esto último sobre todo en años pasados, pero dentro de cada estrategia hay un "salir a la contra y cazar un gol" o un "tener una y llevarse el partido". Todo, ya sea defensivo o muy ofensivo, se hace para intentar ganar. Lo demás, dicho siempre desde la lícita estrategia enemiga, son cuentos de juglares que acaban, por ejemplo, en la frustración aumentada de ver la Liga 2020/2021 en las vitrinas del Wanda Metropolitano. Son cuentos de aquellos que se creen en propiedad de la palabra "ganar" como si el resto de equipos, cuando trabajan la parte táctica durante toda la semana, buscasen meterse goles en propia y perder.

Explico aún más lo dicho anteriormente. Siempre se ha dicho que al Atlético de Simeone le ha faltado exigencia interna. Como si el "partido a partido" fuera una especie de interpretación de un "bueno, haremos lo que podamos". Y además, lo más importante, han picado en el anzuelo de las cañas mediáticas que ha tirado Simeone. El año pasado, el Cholo no se salió del partido a partido, no dijo nunca que eran favoritos y se filtró que el club le había dicho a la plantilla que con estar entre los tres primeros ya habían cumplido. Pero... si ese era el mensaje real, ¿por qué Simeone ha confesado que durante varios meses mandó a los empleados del club decirle cada mañana a los jugadores "vais a ser campeones de Liga"? ¿No sería una forma equivocada de meter presión a la plantilla si la ambición no era la de ganar el título? Si tienes vértigo, ¿por qué le pides a tus empleados que le digan a diario a los jugadores lo alto que están?

Algo falla aparentemente en el mensaje interno y externo del Atlético. Se hizo en 2014 y 2021 y ganaron la Liga. Se hizo en 2016 y rozaron Liga y Champions. Se repitió en 2018 y 2019 y se llegaron a tener opciones de pelear la competición doméstica acabando segundos. ¿Es casualidad entonces que los mensajes sean diferentes o es una estrategia más de Simeone para aburrir y cansar a los rivales? Tampoco creo que haya que ser un lince para darse cuenta de lo que pasa aquí. Una cosa es lo que el Cholo manda al exterior y otra cosa es lo que dice dentro y lo que pide que digan sus jugadores. Os lo resumo en algo que ya sabéis salvo que hayáis vivido en otro mundo desde que el fútbol es fútbol: los entrenadores mienten en sala de prensa. ¡Exclusiva! No, la verdad es que no lo es. Esto lo sabe todo el mundo. Mienten un día sí y otro también. Mienten porque deben mentir. Mienten porque los partidos se juegan antes, durante y después del pitido final. Punto.

Ahora bien, volviendo a esta temporada, el Atlético no cambiará mucho el mensaje externo, porque Simeone volverá a manejar las situaciones todo lo que pueda. Él pondrá la caña, a fin de cuentas. Sin embargo, dentro del equipo y con la corona liguera en la cabeza, los objetivos son ganar todos los partidos y la plantilla sabe que, como vigentes campeones, no valía por ejemplo con empatar en los minutos finales ante el Espanyol y conservar el punto. 1-1 y a correr rápido buscando el 1-2. Y así, con esa mentalidad interna y asumiendo que no mejorar la temporada anterior será una inexcusable decepción individual y grupal por la que el Cholo deberá poner el pecho en primer lugar, Simeone se sentará en su barca, lanzará la caña mediática que lleva lanzando desde 2011 y pondrá un cartel en el vestuario que ponga "al Atlético le faltan por ganar 55 partidos".

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot