Menú
EDITORIAL

Cataluña no va bien

Pese a conceder la victoria a Cs, el CIS sigue otorgando al bloque soberanista una holgada mayoría absoluta.

EDITORIAL
0

A pesar de que este lunes se han producido dos noticias relativamente positivas –el auto del juez Llanera que mantiene la prisión preventiva para los golpistas Junqueras, Forn, Cuixart y Sánchez y el sondeo del CIS que pronostica una victoria de Cs el 21-D–, lo cierto es que las perspectivas siguen siendo muy sombrías para las formaciones constitucionalistas.

Es cierto que, a pesar de los rumores que aseguraban que Llanera pondría en libertad condicional a todos los golpistas en situación de prisión preventiva, el levantamiento de tal medida cautelar no ha alcanzado finalmente al exvicepresidente y al exconsejero de Interior del Gobierno Puigdemont, Oriol Junqueras y Joaquim Forn, respectivamente, ni a los presidentes de Òmnium Cultural y la ANC, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez. Es de todo punto procedente que el juez sea más riguroso y tenga mayor cautela con estos acusados, dada su "mayor responsabilidad" directa en los actos de violencia relacionados con el delito de sedición de que se les acusa. Aunque sea de manera, lógicamente, indiciaria, es enormemente positivo que el juez ya aprecie ese componente violento que, desde la funesta reforma del Código Penal de 1995, es imprescindible para que cualquier alzamiento público encaminado a declarar la independencia de cualquier parte del territorio nacional –o a derogar, suspender o modificar total o parcialmente la Constitución– pueda ser constitutivo de un delito de rebelión.

Con todo, aunque este auto aumente la esperanza de que los acusados sean condenados por el delito más grave de cuantos se les acusa –el de rebelión–, no es menos cierto que no va a ahorrar a la ciudadanía el bochornoso espectáculo de verlos a todos ellos presentarse a las elecciones por culpa de una esperpéntica aplicación del articulo 155 de la Constitución que no ha tenido más objetivo que celebrar elecciones autonómicas sin esperar a que se celebre el juicio por el golpe y sin que la legalidad constitucional haya sido completamente restablecida en Cataluña.

Otro jarro de agua fría podría guardar el sondeo del CIS que coloca a Ciudadanos como el partido más votado en las elecciones del próximo día 21. Y es que esta encuesta –como todas los que se han publicado anteriormente– otorga al bloque soberanista (ERC, Junts per Catalunya, la CUP y Catalunya en Comú-Podem) una holgada mayoría absoluta. Es más, aunque los podemitas catalanes –soberanistas, aunque supuestamente no independentistas– se abstuvieran en la votación de investidura, las formaciones que han protagonizado el golpe de Estado podrían volver a hacerse con el Gobierno de la Generalidad tras la segunda sesión de investidura, en la que sólo precisarán una mayoría simple.

Así las cosas, tanto en el ámbito judicial como en el electoral, lo único que cabe reclamar es la celebración inmediata del juicio y un esfuerzo a todas las formaciones constitucionalistas para que –sin que se engañen a sí mismas con lo que dicen los sondeos– alcancen el 21-D una mayoría suficiente para gobernar y lograr el auténtico restablecimiento del orden constitucional en Cataluña.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia