Menú
EDITORIAL

Gobierno y golpismo: infamias y proyecciones

¿A quién pretende engañar este hatajo de enemigos de la libertad aupados por golpistas y proterroristas?

EDITORIAL
0

"Ni una perorata sin su infamia": este es el lema que debería presidir los mítines televisados que Pedro Sánchez asesta a la ciudadanía cada fin de semana, pues no hay ocasión en que no utilice esas comparecencias para hacer propaganda sentimentaloide de la peor estofa, desinformar, minar la credibilidad de las instituciones y socavar el Estado de Derecho.

Este domingo el objetivo fue Guardia Civil, a la que el Ejecutivo social-comunista ha puesto en la diana por su negativa a delinquir para satisfacer los deseos del indigno titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Sánchez tenía la oportunidad de reparar en alguna medida el daño causado por el ministro liberticida desmarcándose, aunque fuera solo en términos retóricos, de sus manejos, así como de las chulerías infames de los partidos que lo mantienen en la Moncloa, que la semana pasada se volcaron en demonizar a los guardias civiles que no dejan corromper, y muy especialmente al coronel Pérez de los Cobos, purgado por Marlaska.

Lejos de ello, Sánchez hizo gala de su sectarismo intoxicador y vino a decir que la Benemérita elabora informes cargados de intencionalidad política; asimismo, sin vergüenza pidió que se respetase la confidencialidad de los mismos. Esto último resulta especialmente insultante, pues precisamente por velar por la confidencialidad de los informes judiciales es por lo que se ha defenestrado a Pérez de los Cobos, al que los golpistas catalanes odian con saña.

En el colmo de la mendacidad, Sánchez dio pábulo al exabrupto de su ministro comunista Alberto Garzón, impresentable revolucionario por cuenta ajena que ha llegado a hablar de tendencias golpistas en el seno del Instituto Armado.

Estas acusaciones de golpismo no son más que proyecciones por parte de la banda de Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno por obra y gracia de Pedro Sánchez. El Ejecutivo social-comunista agita estos espantajos tan ominosos para tratar de desviar la atención de sus responsabilidades por los estragos causados por el coronavirus en España, que ya empiezan a dilucidarse en el ámbito judicial.

Un Gobierno copado por émulos de golpistas como Hugo Chávez acusando de golpismo a la oposición y a las Fuerzas de Seguridad del Estado: a quién pretende engañar este hatajo de enemigos de la libertad aupados por golpistas y proterroristas. Qué hora más negra está viviendo España.

En España

    0
    comentarios

    Servicios