Menú

Mientras pueda aferrarse a la poltrona, al Dr. Sánchez no le importa quedar cien veces en evidencia

Sería la segunda vez que Sánchez hace suyos unos PGE que rechazó el PSOE por "injustos, ideológicos y un ataque al estado del bienestar".

0

"Si el presidente del Gobierno no puede aprobar su principal ley, que son los Presupuestos Generales del Estado, lo que tiene que hacer es someterse a una cuestión de confianza. Y si esa moción de confianza la pierde, no tendrá ya ninguna excusa para anticipar las elecciones en nuestro país". Esto es lo que decía literal y categóricamente Pedro Sánchez el pasado mes de marzo, cuando aún se dudaba de que Mariano Rajoy fuera capaz de lograr los apoyos parlamentarios suficientes para sacar adelante los PGE de 2018.

Está por ver que el actual presidente sea coherente con estas palabras si sus socios separatistas le niegan el apoyo para los Presupuestos de 2019, tal y como se han comprometido reiteradamente a hacer si la Fiscalía General del Estado no retira los cargos contra los golpistas fugados o en prisión preventiva. Aunque la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, haya asegurado este martes que el Gobierno "en absoluto" da ya por hecho que habrá que prorrogar las cuentas de 2018, la titular de Economía y Empresa, Nadia Calviño, abría el lunes tal posibilidad, que dejaría en evidencia al Sánchez que hablaba de mociones de confianza y elecciones anticipadas. Eso, por no recordar que sería la segunda vez que el socialista hace suyos unos Presupuestos aprobados por Rajoy y contra los que votó el PSOE por considerarlos "injustos, ideológicos, no creíbles y un ataque al Estado del Bienestar".

Sea como fuere, el hecho de que el Gobierno no se comprometa a convocar elecciones en el caso de no poder sacar adelante los Presupuestos deja en evidencia nuevamente la catadura del doctor Sánchez, sujeto sin escrúpulos capaz de ponerse cien veces en evidencia con tal de seguir en una poltrona en la que de ninguna de las maneras le colocó el votante, que de hecho le convirtió en el peor candidato socialista de lo que va de democracia. Recuérdese, por ejemplo, que ya incumplió su palabra de convocar elecciones en cuanto llegara a la Moncloa, o que, como dijo la ministra de Hacienda, no tiene el menor problema en "negociar intensamente" con formaciones golpistas y proetarras los Presupuestos ya acordados con la extrema izquierda podemita.

La posibilidad de que Sánchez siga gobernando con los Presupuestos de Rajoy ha forzado a Pablo Iglesias a pedir nuevas elecciones en el caso de que el resto de las formaciones que llevaron al socialista a la Moncloa no brinden su apoyo a las nuevas cuentas. Aunque no le falte razón al comunista cuando viene a señalar lo "políticamente difícil" que sería explicar que el Gobierno frentepopulista siga gobernado con los Presupuestos del PP pero con el apoyo de la extrema izquierda y de las formaciones separatistas y proetarras, que en su día votaron en contra de esos mismos PGE, no hay que olvidar que ese es exactamente el permanente espectáculo grotesco que protagoniza el doctor Sánchez desde que irrumpió en la Moncloa con los peores resultados electorales de la historia de su partido.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios