Menú

El constitucionalismo y los 'cordones sanitarios'

El 'único cordón sanitario' que cabe establecer hoy en España es el que tenga como objetivo aislar y doblegar al golpismo separatista y a las fuerzas de extrema izquierda que pretenden acabar con el régimen de libertades consagrado por la Constitución.

0

Una semana después de que el líder del PP, Pablo Casado, y el de Ciudadanos, Albert Rivera, hicieran causa común en el Congreso frente al proceso golpista de las fuerzas secesionistas y la condescendencia rayana en la complicidad que le brinda el Gobierno de Pedro Sánchez, ciertas declaraciones y actitudes han erosionado las buenas relaciones que deben mantener los constitucionalistas en esta hora crítica para la Nación.

Lo menos grave es la desorientadora actitud de Ciudadanos en torno a los Presupuestos, pues en escasos días ha pasado de pedir colaboración al PP para bloquear las "ilegales" cuentas que Sánchez pretende sacar adelante con el apoyo de los separatistas y la extrema izquierda a dejar solos a los populares con su decisión de desbloquear la Ley de Estabilidad Presupuestaria, lo que facilitará la tramitación de aquellos. Bien es cierto que esto no implica necesariamente el apoyo de Cs a los Presupuestos, sino que los de Rivera quieren aprovechar la oportunidad para lucirse como oposición en el Congreso, protagonismo que no podrían tener en el Senado, donde el PP goza de mayoría absoluta. Aun así, esta desconexión entre PP y Cs ha enrarecido innecesariamente las relaciones entre ambos partidos y provocado estupefacción en no pocos seguidores de la formación naranja.

Más desnortadas y, a la larga, perjudiciales para la necesaria unidad del constitucionalismo son las declaraciones del candidato independiente pero apoyado por Cs a la Alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, contra una agrupación como Vox, a la que prácticamente todos los sondeos conceden representación parlamentaria tras las próximas elecciones generales.

Sí, es cierto que el partido de Santiago Abascal es manifiestamente contrario al Estado de las Autonomías, como lo son no pocos millones de españoles; como lo es que en la Francia de la que fue primer ministro el Sr. Valls la totalidad de los partidos con representación parlamentaria, incluido el Socialista del propio Valls, son fervientemente centralistas. Pero eso no convierte a Vox en una formación comprometida con la voladura del orden constitucional, como sí lo están partidos aliados del Gobierno de Pedro Sánchez y no pocos de los electores que pretende cautivar Valls con sus guiños a un catalanismo arrasado por el propio nacionalismo.

Es cierto también que Vox es total y desacomplejadamente combativo con la inmigración ilegal y con el islamismo; posición muy similar a la que Valls exhibió cuando fue ministro del Interior y primer ministro de Francia, por lo que fue tachado de racista y ultraderechista por no pocos sectores de la extrema izquierda, tanto en Francia como en España. Lamentablemente, él ha decidido ahora tratar a Abascal como le trataron a él.

No menos cierto es que Valls se ubica ideológicamente en el ámbito de una socialdemocracia moderna y liberal, y que Vox es claramente conservadora, si bien tiene rasgos tanto o más liberales que el PP y Ciudadanos. En cualquier caso, los de Abascal están en los antípodas del colectivismo estatista y socializante del fascismo en el que tantos indocumentados y aún más miserables manipuladores pretenden encuadrarlos.

Lo decisivo aquí es que lo que diferencia a socialdemócratas, democristianos, conservadores y liberales comprometidos con la unidad de España y el orden constitucional es mucho menos importante que lo que les une frente contra un nacionalismo agresivo y liberticida que pretende acabar con la Nación y su Estado de Derecho y convertir a la mitad de los catalanes y a todos los demás españoles en extranjeros en Cataluña. Por ello, las palabras de Valls descalificando a Vox como formación "populista" y de "extrema derecha" a la que ha de imponerse un "cordón sanitario" no pueden ser más injustas, inoportunas y contrapoducentes.

Dirigentes de Ciudadanos y de Vox coincidirán este fin de semana en el acto que España Ciudadana celebrará en Alsasua en memoria de las víctimas del terrorismo separatista: qué mejor motivo y lugar para establecer que el único cordón sanitario que cabe establecer hoy en España es el que tenga como objetivo aislar y doblegar al golpismo separatista y a las fuerzas de extrema izquierda que pretenden acabar con el régimen de libertades consagrado por la Constitución.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios