Menú

El PP y los caballos de Troya

Para caballos de Troya, ninguno como el que desde hace tantos años representa el PP de Rajoy, con su histórica e inigualable corrupción ideológica.

0

Está visto que el PP de Rajoy no renuncia a tener como divisa aquel "In fear we trust" que Pedro J. Ramírez, con gran acierto, le endilgó hace unos años parafraseando el nada laicista lema nacional de los Estados Unidos de America. A pesar de sus ya entonces innumerables traiciones al ideario liberal-conservador, el partido de Rajoy logró, tal y como era de temer, que una parte no despreciable de su cabreado electorado tradicional se tapara la nariz y le volviera a votar por miedo a un Frente Popular liderado por el entonces rampante partido de extrema izquierda que lideraba y sigue liderando Pablo Iglesias.

Sucede ahora, sin embargo, que no sería muy realista que los populares apelasen nuevamente al voto del miedo a nuestros comunistas, habida cuenta de las malas perspectivas electorales que a estos les auguran las encuestas: la agravada crisis nacional a la que nos ha conducido la irresponsable y temeraria pusilanimidad de Rajoy ante el nacionalismo va pasar factura no sólo al PP, también y muy especialmente a Podemos, por su suicida apuesta plurinacional –por no hablar de abierta complicidad con todos los nacionalismos–. A ello hay que sumar escándalos no menos lacerantes para los podemitas como el que representa el casoplón de la joven pareja Iglesias-Montero.

Así las cosas, y no pudiendo apelar al voto útil, dado que Ciudadanos ya aparece en primer lugar en todas las encuestas, salvo la del CIS, al PP de Rajoy no se le ocurre otra cosa que desempolvar el voto del miedo, sólo que esta vez el temible coco es la formación que lidera Albert Rivera. Vean, si no, al disciplinado carota de Rafael Hernando calificar a Ciudadanos nada menos que de "Caballo de Troya de la izquierda".

No seré yo quien niegue a estas alturas la orfandad del electorado liberal-conservador de nuestro país. Ahora bien, que Ciudadanos no pase de ser una formación socialdemócrata moderna, equiparable a las que hay en Europa, no significa que el PP de Rajoy esté a su derecha. No lo está. Absolutamente en nada. Y en cuanto a una cuestión políticamente transversal pero esencial como debería ser el combate contra los nacionalismos y la defensa de España como nación y Estado de Derecho, Ciudadanos no ha tenido que hacer apenas nada para lucir mucho mejor que el indeseable espectáculo, rayano en la felonía, que ha representado el partido de Rajoy. De hecho, lo que se puede criticar a Ciudadanos desde un punto de vista liberal-conservador, que no es poco, es lo mucho que se ha parecido y todavía se sigue pareciendo al envilecido PP de Rajoy.

Y es que, para caballos de Troya, ninguno en España –ni en Europa– como el que desde hace tantos años representa el PP de Rajoy, con su histórica e inigualable corrupción ideológica.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios