Menú
Jesús Fernández Úbeda

"Seguirán siendo siempre unos hijos de", pausa dramática, "ETA"

Inés Arrimadas destacó en la segunda jornada del debate sobre el estado de la Nación reprochando a Sánchez sus conchabeos con EH Bildu.

Inés Arrimadas destacó en la segunda jornada del debate sobre el estado de la Nación reprochando a Sánchez sus conchabeos con EH Bildu.
La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, durante su intervención en la segunda jornada del debate sobre el Estado de la Nación. | EFE

ETA no existe, España es, después de Camboya, el país "con más número de desaparecidos forzosos" y Felipe González fue un presidente franquista hasta 1983. Pedro Sánchez va "a por todas" –en sentido figurado, quiere decirse– a golpe de eslogan, fagocitando por la izquierda a la menguante podemia y cebando a la hidra de Lerna nacionalista: EH Bildu celebró, recreándose, sus éxitos legislativos después de ciscarse, pornográficamente, en el "régimen del 78". Sólo Inés Arrimadas recordó que, para la mayoría de los españoles, "la señora Aizpurua y sus compañeros de Batasuna seguirán siendo siempre unos hijos de", pausa, la citada banda terrorista.

No hubiera hecho una mala película Tod Browning con los ingredientes del indigesto cocido que fue la segunda jornada del debate sobre el estado de la Nación. Arrancó la astracanada de este miércoles con Míriam Nogueras, de JxCat, afirmando que "los CDR no son terroristas, sino aquellos que decían que lo eran". Claro: los ocho tíos que prendieron fuego a una furgoneta de la Guardia Urbana con una agente dentro eran hare krishna. Errejón celebró el impuesto a las eléctricas y a los bancos y animó al presidente a "ir fuerte, hasta el final" –menos mal que no añadió "de la especie"–. Baldoví quiso hacer la gracia y planteó un sucedáneo parlamentario del Pasapalabra: "Con la A: Asco, audiciones, policía patriótica intentando desde las cloacas subvertir la democracia". Los diputados del PP, a puerta vacía: "¡La O, di la O!". "Van a colegios de pago", respondió el de Compromís, disimulando el derechazo dialéctico recibido, "pero la mala educación la llevan siempre encima".

Destacó Arrimadas en el que, salvo cosa rara, será su penúltimo debate de este tipo. Alertó sobre la inflación y las pensiones, enumeró las instituciones "colonizadas" por el "señor poderoso que más puros fuma en España" y criticó la Ley de Memoria Democrática: "Es una pena que no haya extendido esa ley hasta 1984, cuando a su socia, la señora Aizpurua, la condenaron por apología del terrorismo". La líder de Cs remató su intervención con la frase referida en el primer párrafo. Más de uno pensó que, tras la tensa y dramática pausa, concluiría con esa palabrota que rima con "ruta". No fue el caso. Sánchez le afeó que intente "enfrentar a las víctimas del terrorismo con las del franquismo", subrayó que ETA no existe, entre otros, gracias a Zapatero y a Patxi López y, acto seguido, abrazó al exlehendakari, aquel que le explicó hace unos años, ante Susana Díaz, qué es una nación.

Aitor Esteban: "Usted no puede permitirse prescindir de sus socios. ¿Qué va a hacer para motivarles?". El del PNV fue el telonero soso de la heavy Aizpurua: "Existe un entramado político, judicial, mediático, financiero, oligárquico, perfectamente engrasado para acabar con la disidencia política. (…) Hace tiempo que en Euskal Herría le pusimos a esto nombre y apellido: régimen del 78. Lo decimos con el máximo respeto: el modelo de la Transición no es una herencia, es una hipoteca". Instó al presidente a hacer una "transición real y profunda" con ellos, festejó que las propuestas de EH Bildu se materialicen y, cómo no, cayó una advertencia: "No hay gobierno de progreso posible sin la concurrencia de las izquierdas soberanistas e independentistas vasca y catalana". Respuesta de Sánchez: "La Constitución no fue una imposición, sino que fue refrendada por la voluntad social del país. La Transición, con sus muchas luces y sus pocas sombras, nos ha traído la mejor etapa de nuestro país". Réplica de la exeditora de Egin: "Tengo que recordarle que la Constitución no fue aceptada en mi país: Euskal Herría". Sergio Sayas, al presunto autor de Manual de resistencia: "Nos ha convertido en rehenes de golpistas y batasunos".

Hace unos meses, una tuitera preguntaba a Arturo Pérez-Reverte si entrevistaría a Arnaldo Otegi. "Naturalmente", contestó el autor de El italiano. "No ahora, que ya no hago eso, pero sí cuando era reportero. De todos se aprende y se comprende. Con pausas para levantarme con una disculpa, ir a vomitar, regresar como si nada, sentarme y continuar entrevistándolo. Pero lo entrevistaría". Hay que aprender de los maestros. Por ello, la próxima vez que tenga que cubrir una sesión del estilo, acudiré al Congreso con un botecito de sal de fruta ENO. Hombre prevenido, etcétera.

Temas

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador