Menú
José García Domínguez

Ceuta, Melilla y la OTAN

África es ahora mismo un polvorín demográfico. Un polvorín que, más pronto o más tarde, acabará estallando ante esa valla de Melilla.

África es ahora mismo un polvorín demográfico. Un polvorín que, más pronto o más tarde, acabará estallando ante esa valla de Melilla.
Inmigrantes ilegales, asaltando la valla fronteriza de Ceuta en mayo de 2021. | EFE

Todo lo que la gente cree saber sobre la demografía de China es falso, pero todo lo que la angustia sobre la del África subsahariana no solo resulta ser cierto sino que queda incluso por debajo de los datos estadísticos conocidos y contrastados. China, que abandonó hace años la política oficial de un solo hijo por pareja, afronta hoy un horizonte poblacional angustioso, pero a causa de sus cada vez más bajas tasas de natalidad y del simultáneo envejecimiento de la población. Un desequilibrio crítico que solo se podrá resolver abriendo el país a la inmigración masiva de trabajadores extranjeros procedentes del resto del mundo. África, en cambio, se convertirá en la segunda región más habitada y joven del planeta dentro de solo 6 años, en 2028.

Y ello a causa de que las mujeres africanas que carecen de certificado alguno de instrucción primaria, las que ni siquiera han pasado por la escuela, que son muchísimas, tienen un promedio de 9 hijos. Pero es que las que sí han recibido instrucción elemental o secundaria presentan a su vez un promedio de 5 hijos. Solo las universitarias, una minoría en todos los Estados del continente, mantienen pautas reproductivas similares a las de las occidentales. África es ahora mismo un polvorín demográfico. Un polvorín que, más pronto o más tarde, acabará estallando ante esa valla de Melilla.Y una coalición militar de alma anglosajona que se llama a sí misma atlántica y del norte nunca va a defender, por definición, esa valla tan mediterránea y tan del sur. Nunca.

A propósito de la OTAN, aquí se repite siempre la metáfora del paraguas. Pero la OTAN no es un paraguas automático. Lo que significa que da igual, en el fondo, que Ceuta y Melilla caigan dentro o fuera de su diámetro de cobertura. Porque la OTAN únicamente interviene en conflictos armados si y sólo sí lo aprueban en cada caso concreto sus órganos de dirección. Rusia, por ejemplo, podría invadir mañana Lituania y la Alianza abstenerse de reaccionar en absoluto. Lo del paraguas automático solo fue una fantasía para venderle el producto a la opinión pública cuando el referéndum de Felipe González. Por tanto, o esa frontera sur de la Unión la defiende un ejército europeo emancipado de la tutela norteamericana, o no la defenderá nadie. Así de crudo.

Temas

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador