Menú

Ocho apellidos catalanes

Ningún representante electo de CiU posee como primer apellido alguno de los ocho más comunes entre la población catalana.

José García Domínguez
49

No hace falta ser un psicoanalista argentino de la escuela lacaniana para reparar en que esa fijación de Jordi Pujol con las chonis resulta obsesión impropia de un padre de familia, y aún más tratándose del padre de la pàtria como es el caso. Pero, a lo que se ve, no hay manera de que las poligoneras de Castefa dejen de constituir el oscuro objeto de deseo retórico del Patriarca en su locuaz otoño. Demasiadas películas de Bigas Luna. Repárese, si no, en su última deposición pública:

El gran éxito de Cataluña es que ahora mismo haya inmigrantes que se apellidan Fernández o que son chonis y hacen proclamas soberanistas.

Sin duda, el gran éxito de España es que a ninguna personalidad institucional se le toleraría grosería pareja. Un ministro o un presidente autonómico hablando de chonis con ese desprecio clasista es algo, simplemente, impensable. Solo en una sociedad podrida, como la catalana, puede pasar impune algo así ante la indiferencia general. Sea como fuere, a los de Pujol les gustan mucho más las chonis que los Fernández. Que los Fernández no les ponen lo certifica una inapelable evidencia empírica, a saber, entre los 49 diputados autonómicos de CiU únicamente consta un solitario Fernández, uno, Antoni Fernández Teixidó, la excepción que confirma la regla.

Mas no piense el lector que acaba ahí la alergia onomástica de los pujolistas. Porque, excluido el mentado Teixidó, ningún representante electo de CiU posee como primer apellido alguno de los ocho más comunes entre la población catalana. Absolutamente ninguno de ellos, pues, responde por García, Martínez, López, Sánchez, Rodríguez, Fernández, Pérez o González, en ese orden los dominantes en Cataluña. Aunque Pujol falta a la verdad por doble vía. Porque ni hay Fernández en su partido ni tampoco hay Fernández en las bullangas callejeras que promueven los separatistas de su partido. No, no los hay más allá de lo anecdótico y testimonial; ni Fernández, ni García, ni Pérez. Y como muestra, un botón: el apoyo expreso a la secesión entre los hijos de padres no catalanes se sitúa a día de hoy en un 18,4%. Porcentaje que aún baja más entre los castellanoparlantes, de los que apenas un raquítico 15,4% se muestra a favor de la ruptura con el resto de España. ¡Ay, las chonis! A la vejez, viruelas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco