Menú
Pablo Planas

Iglesias descojonado

Así es Iglesias, no sabe hablar sin insultar, mentir, difamar y provocar, como un vulgar perdonavidas, matasietes de discoteca.

Pablo Planas
0

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no va a ganar para disgustos con su colega Pablo Iglesias. Lo del insomnio es una broma en comparación con los sufrimientos que le va a provocar el vicepresidente segundo, quien ya ha comenzado a dar muestras de un comportamiento entre machirulo y pollavieja en sus gestiones e intervenciones en nombre del Gobierno.

Reunido con los sindicatos agrarios no se le ocurrió otra el martes que pedirles que "aprieten," igual que hizo Torra con los infaustos Comités de Defensa de la República (CDR). Pero la arenga a los sindicatos no fue nada en comparación con lo sucedido este miércoles en la sesión de control en el Congreso.

Iglesias se desempeñó con el tono soberbio, chulesco y prepotente que temían en el PSOE y esperaban el resto de los grupos. Ocurrió con las preguntas de la diputada del PP Margarita Prohens y de la de Vox Mireia Borrás sobre los casos de prostitución de menores tuteladas en centros de Baleares. Como es lo propio de las sesiones de control, las diputadas querían saber qué medidas concretas había adoptado el ministerio de Igualdad para afrontar tan espeluznante expediente. Se quedaron con las ganas porque Iglesias decidió que la titular de la cartera, Irene Montero, a quien iban dirigidas las preguntas, no hablara para hacerlo él. No debe considerar que su también esposa esté capacitada para hacer frente a la oposición. De entrada, una evidente prueba de machismo.

Como Iglesias es así, muy suyo, lejos de responder que el Gobierno hace todo lo posible por reparar el daño y evitar que se vuelva a producir, embistió como una cabra y dijo que el asunto ya está en manos de la Fiscalía y el Defensor del Pueblo y que le parecía intolerable que en la bancada de la oposición se estuvieran "descojonando" con un tema tan serio. ¿Descojonando? ¿Quiénes y de qué? ¿Tal vez los mismos fantasmas que se reían de Echenique y que sólo oyó Iglesias?

El jefe de Podemos es especialista en tirar la piedra y esconder la mano y cuando no sabe qué decir, se hace el ofendidito, él, ese titán de los derechos humanos que en vez de responder a las preguntas se pone chulo en plan para chulo mi pirulo. "Sacar provecho político de niñas que han sido violadas es repugnante incluso para un fascista", le ha llegado a espetar a la diputada de Vox. Así es Iglesias, no sabe hablar sin insultar, mentir, difamar y provocar, como un vulgar perdonavidas, matasietes de discoteca. ¿Pero qué provecho se cree Iglesias que sacan el PP y Vox por preguntar sobre ese escándalo? Debe pensar el sórdido Iglesias que todo el mundo es como él, pero hasta Rufián a su lado aparece como un diputado más o menos normal.

En España

    0
    comentarios

    Servicios