Menú

Iglesias y Cataluña: punto final

La "plurinacionalidad" de España es pura magia. Batasuna y Esquerra sustentan el artefacto y a los socialistas les suena la flauta.

Pablo Planas
0
EFE

A Pablo le ha hecho la cama Irene y habrá que ver cómo lidia Iglesias el hecho de que Montero ore mejor y más ameno. El macho alfa de Podemos no ha ganado ni uno solo de los asaltos de la moción que se propuso para subir nota, machirulada que podría costarle la carrera. Fracaso sin paliativos con chaqueta y sin corbata; fiasco total con corbata y sin chaqueta. En cambio, las barbaridades de Irene Montero estuvieron muy bien interpretadas, mejor dichas y muy aplaudidas. También influye la novedad. Era la primera vez de ella y el profe de la Complu repite.

Alguien de su cuerda y confianza debiera decirle a Iglesias que no se puede tratar a la gente, sea casta, chusma, pueblo o ciudadano, como a analfabetos funcionales o, condescendiendo, imbéciles integrales. El abuso de las citas es endémico en el parlamentarismo español, un recurso de alivio y adorno. Munición de fogueo debido a un reglamento que fomenta la verborrea en detrimento de la precisión en el lenguaje. Pero Pablo, nen, no puedes salir al estrado en plan "como dijo Quevedo y sostuvo Miñón, Herrero y Rodríguez de, sus señorías me van a comer la p... y hasta aquí podemos leer". No señor, eso no.

De Iglesias se conoce que le encanta la serie Juego de Tronos, no que sea un Francesc de Carreras del Derecho Constitucional o una Teresa Freixes del Derecho Comunitario. Que Pablo haya impartido clases de grado superior significa que en el continuo espacio temporal de la decadencia de Occidente ha habido un frame en el que él estaba muy alto y la Universidad había caído muy bajo, pero sin estrépito, como en las grandes tragedias.

Iglesias no sólo insulta al personal cuando llama "facha" a Rivera por haberse interesado por el PP de Cataluña en 2002 (el PP presumió desde el primer día del roneo en la sede de la calle Urgell de Barcelona de Albert, que aún debe de conservar el carnet de afiliado a la UGT catalana), sino que amenaza con purgar al pepero Hernando en la trena por hurgar en la llaga de que su pareja sentimental y de moción dijo mucho más y mejor en menos tiempo; sin color.

Iglesias, inspira. Le puede pasar a cualquiera y de hecho le ha pasado a todo el mundo. La metiste hasta el corvejón. Tampoco te quejes. Ignoras lo que es vender libros puerta a puerta y ni te suena de nada el Círculo de Lectores, Avon llama a tu puerta. Eso sí que es duro. Menos que un desahucio, pero mucho más el destete de Rita en una misa. Si te crees lo que peroras, ya estás tardando en montar una asamblea para ceder los trastos a Montero, porque ella es más astuta y no va a ir por ahí presumiendo de que leyó a Solé "Turá" y de que la purria no sabe pronunciar Camus.

Cosa muy distinta es que la memez de Iglesias no vaya a tener consecuencias de calado. Su discurso no se aguanta ni con pinzas, pero la "plurinacionalidad" de España es pura magia. Batasuna y Esquerra sustentan el artefacto y a los socialistas les suena la flauta. La combinación es tan supina como explosiva.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco