Menú

La España rota, en cifras

Pedro Sánchez está dispuesto a comprar el voto de los separatistas catalanes para sus Presupuestos Generales del Estado, de ahí que parezca perfectamente resuelto a robar a los contribuyentes para ayudar a los golpistas.

0
Pedro Sánchez y Quim Torra | Cordon Press

Pedro Sánchez está dispuesto a comprar el voto de los separatistas catalanes para sus Presupuestos Generales del Estado, de ahí que parezca perfectamente resuelto a robar a los contribuyentes para ayudar a los golpistas. Sobre la base de supuestas deudas históricas, agravios no menos historiados y aquello de que España nos roba, el Gobierno muestra sin empacho unas cifras que son un insulto para extremeños, gallegos, aragoneses y murcianos, entre otros. La confirmación matemática de que los españoles no son iguales.

Según las cuentas del gran doctor, a Cataluña se destinarían 2.251,38 millones de euros en infraestructuras, mientras que el esfuerzo inversor del Estado sería de 491,89 millones en Extremadura, de 539,6 en Aragón, de 757,1 en Galicia y de 38,48 en La Rioja, por citar sólo algunas de las comunidades más perjudicadas en esos números de la vergüenza.

De los millones del plan Sánchez para Cataluña, doscientos son de libre disposición. Es decir, que no están previamente asignados a ninguna mejora en la red de Cercanías o en la de carreteras, sino a lo que les salga del níspero a Torra y compañía. Esto es, que lo mismo se lo pueden gastar en reformar la mansión de Puigdemont que en mejorar la cárcel-resort de Lledoners, en el próximo referéndum ilegal o directamente en copas, por no decir otra cosa. Como en las demás regiones no se ha pegado ningún golpe de Estado ni hay procesos separatistas, no está prevista la entrega a sus dirigentes tribales de ninguna cantidad para fondos reservados.

Sin embargo, los nacionalistas son insaciables y ya han advertido que el monto para Cataluña, que es el 18,5% del total, está por debajo de la contribución catalana al PIB nacional, que ellos cifran en el 19,2% por la misma razón que dicen que el 80% de los catalanes están contra el Rey, a favor de la República y de un referéndum de autodeterminación, en una síntesis de creatividad financiera e ingeniería sociológica.

Pero es que además no les vale con que Sánchez les financie a costa del resto de los españoles la próxima asonada y esa gran infraestructura de Cataluña que es el mal llamado tres por ciento. Quieren una "mesa de diálogo sobre el derecho de autodeterminación" con "observadores independientes". Gran optimismo en Moncloa ante la última salida de Puigdemont. El separatismo ha pasado de pedir la liberación de sus presos y la anulación de los procedimientos a reclamar una mesa, otra.

Pero los Presupuestos de Sánchez consagran la España rota, cosa que no sólo debería facilitar el voto a favor de los separatistas, sino un rebote de los barones del PSOE que precipitara la defenestración del presidente del Gobierno. De momento no hay apoyo golpista ni sublevación socialista.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco