Menú

¡Disidente!

El pecado original es proponer algo tan 'disparatado' como un pacto con Ciudadanos. Un partido, como todo el mundo sabe, en las antípodas de UPyD

Raúl Vilas
11

Desconozco si Paco Sosa Wagner se despertó con una cabeza de caballo sanguinolenta al otro lado de la cama. Es lo único que les ha faltado a Rosa Díez y su inefable guardia pretoriana en la operación de acoso y derribo contra su ya excompañero de filas. Y digo filas porque, visto lo visto, UPyD parece regirse como una organización militar. Nada nuevo, por otro lado, bajo el sol de la política. Ahora que estamos de aniversario de Suresnes, tiene bemoles que sea precisamente el partido que en los últimos años más y mejor ha defendido la regeneración democrática el que rejuvenezca a un Guerra decrépito y haga suyo aquello de "el que se mueve no sale en la foto".

Tampoco es que las purgas sean un invento del PSOE. Es algo común a todos los partidos, de todas las tendencias, acentuado en regímenes partitocráticos como el que está liquidando el régimen constitucional español. Pero hace siete años UPyD parecía algo diferente que nacía para luchar, entre otras cosas, contra estas prácticas estalinistas y ponía por encima el interés general al de partido. Por eso resulta especialmente triste y lamentable constatar que no es más que el chiringuito de Rosa Díez. Ya es suficientemente sombrío el panorama político nacional como para quedarse sin una de las pocas alternativas a las que aferrarse.

Tal y como dice Santiago González a esto se le podría llamar procedimiento sumarísimo. Se aprueba una norma ad hoc media hora antes y se procede a la destitución fulminante. Por cierto, ya vemos de qué sirven las primarias, que ganó Sosa, en UPyD. Entretanto Carlos Martínez Gorriarán e Irene Lozano hacen las veces de Comité de Defensa de la Revolución castrista y se dedican a insultar y echar mierda sobre el disidente. Un acto de repudio en toda regla.

Lo más asombroso de todo es la cuestión de fondo que ha desencadenado la caza de brujas. Si dijéramos que Sosa Wagner defendió la inmersión lingüística, o apoyó el reparto político de los órganos del Poder Judicial, o criticó que su partido defienda la devolución al Estado de las competencias de Educación y Sanidad o abogó por integrarse en Podemos. No, nada eso. El pecado original es proponer algo tan disparatado como un pacto con Ciudadanos. Un partido, como todo el mundo sabe, en las antípodas de UPyD. Veamos:

Los impulsores de Ciudadanos ­Arcadi Espada y Albert Boadella, entre otros,­ respaldaron el nacimiento de UPyD. El fundador de UPyD, junto a Rosa Díez, Fernando Savater defiende el pacto. Los pocos medios de comunicación –por no decir el medio– que dábamos voz a UPyD cuando no existía para nadie éramos los mismos que respaldábamos a Ciudadanos. Los afiliados que dejan un partido es para integrarse en el otro. Los votantes de ambas formaciones, según todas las encuestas, quieren la unión. Sus programas son, en lo esencial, intercambiables. El lema de UPyD en las últimas elecciones europeas era "La unión hace la fuerza" y el de Ciudadanos "La fuerza de la unión". En Bruselas los eurodiputados de unos y otros defienden las mismas cosas. Cuando UPyD se estanca en su fortín, que es Madrid, Ciudadanos crece...

En definitiva, una locura de un lunático como Paco Sosa.

Hace no mucho, Toni Cantó representó una escena de La vida de Brian de los geniales Monty Python para parodiar, con brillantez, a los nacionalistas. Aquella en la que en una asamblea del Frente Popular de Judea se preguntan ¿qué nos han dado los romanos? Le recomiendo que revise la película. Hay otro momento más hilarante, si cabe, con los mismos protagonistas:

-Sólo hay una cosa más que odiamos más que los romanos, y es a los cabrones del Frente del Pueblo Judío

-¡Disidentes!

-Y a los del Frente Popular del Pueblo Judaico

-¡Disidentes!

-Y a los del Frente Popular de Judea

-¡Disidentes!

-¿Qué? ¡el Frente Popular de Judea somos nosotros!

-Ah, creí que éramos de la Unión Popular

-¡Frente Popular!

En esto, tan grotesco, se ha convertido UPyD. Que pena.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios