Menú

El Moreno baila

La nueva noche de fiesta del productor en TVE provocó el pasado sábado una avalancha de microliterarura tuitera.

Rosa Belmonte
2
José Luis Moreno | Archivo

"Es sábado de noche. Noche de fiesta. Noche de baile. El Moreno se arregla. Prepara el cuerpo para ir al baile…". Es una canción rumbosa de Isabel Pantoja que perfectamente podría referirse a su amigo José Luis (la mayúscula de Moreno es cosa mía, claro). Aunque también podríamos endilgarla a Moreno Bonilla. La nueva noche de fiesta del productor en TVE provocó el pasado sábado una avalancha de microliterarura tuitera. Por supuesto, también de críticas de televisión. Pero lo de Twitter fue más sangrante e ingenioso. La Alfombra Roja Palace ya partía con un título que se hermana con Hostal Royal Manzanares y El hotel de las mil y una estrellas y eso, además de la autoría del programa, ya avisaba de por dónde iban a ir los brillos. El problema es que estamos en 2015. Una no sabe de qué lugar común tirar, si de Monterroso (Moreno seguía allí) o de Lampedusa (cambiemos la programación para que nada cambie y volvamos a 1999). Caballos vivos, Francisco con Falleras, Jaimito Borromeo, aventuras, niños espantosos, Mari Carmen y doña Rogelia, presentadores para parar un tren, brindis final… Que hubiera desastres técnicos es lo de menos. Y conste que a mí no me parece peor el programa de José Luis Moreno que Un tiempo nuevo o La Sexta Noche. Para medio pelo, ninguno. El 5,8% de share en el fondo es lo de menos. Más preocupante habría sido que hubiera hecho más.

El sábado, a Moreno le debían de pitar esos cuellos enormes de sus camisas. El lunes hubo redoble de pitos cuando el portal de televisión Bluper dio a conocer que el productor les había puesto una demanda de conciliación previa a la interposición de querella criminal por injurias y calumnias. Y les pide 332.000 euros en concepto de indemnización. Objetos de la demanda son un artículo de información (‘La extraña relación de TVE y José Luis Moreno’ y otro de opinión (‘José Luis Moreno le vuelve a colar una vergonzosa gala a TVE’). En el primero se recogen informaciones de otros medios sobre asuntos judiciales y laborales. El segundo se refiere a la gala de Reyes, igual que la de Nochebuena y la de Nochevieja. Cualquiera de esas al lado de la del sábado era ‘Apostrophes’.

Moreno insta a Bluper a reconocer que los artículos contienen expresiones injuriosas y calumniosas, pide que se eliminen los artículos y que se avenga a no escribir ningún artículo más de ese cariz. José Luis Moreno no daría abasto si se pusiera a demandar a todo el que ha criticado o bien sus programas, o bien el hecho de que la cadena pública siga dándole cancha. También canta mucho el asunto del poderoso demandado a una web creada en noviembre por tres jóvenes emprendedores (es un palabro horrible pero en este caso es lo que son). El tercer lugar común que hay que citar aquí es el ‘efecto Streisand’ producido. Te quiero callar y consigo que todo el mundo hable. El hashtag #TodosConBluper se convirtió el lunes en trending topic (también hay una petición en change.org para pedir que se retire la demanda). Es verdad que en Bluper han hecho lo posible por dar a conocer el alucinógeno procedimiento judicial, pero quizá el momento en que se han visto obligados a armar el revuelo también ha sido el más adecuado. No se trata sólo de lo injusto de la petición, hay que tener en cuenta lo caliente que está el personal después del programa perpetrado el sábado.

"El Moreno ha venido pa divertirse. Le gusta el baile. El Moreno baila. El Moreno ríe. El Moreno quiere mover el cuerpo. Y que todos le miren", sigue cantando Pantoja, que, por suerte para ella, no estaba disponible el sábado.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation