Menú
Carlos Pérez Gimeno

Aitor Ocio, el mejor embajador de Bilbao

Aitor Ocio o Carmen Urrestarazu son dos de las personalidades que han encontrado su sitio en Bilbao.

Aitor Ocio o Carmen Urrestarazu son dos de las personalidades que han encontrado su sitio en Bilbao.
Un paseo por Bilbao

El cambio que ha dado Bilbao en los últimos años es impresionante. He tenido la suerte de estar el pasado fin de semana con mi compañera y amiga Carmen Duerto en la ciudad, y la experiencia no ha podido ser más positiva.

Nos alojaron en el hotel Dómine, cuyo enclave no puede ser mejor. Desde su terraza se contempla parte de la ría y el Museo Guggenheim, donde pudimos ver la exposición Jeff Koons. Después nos llevaron a almorzar a uno de los restaurantes más de moda, "Nerua". Nos recibió su dueño, Josean Alija, y él mismo nos aconsejó que pidiéramos el menú degustación, que consiste en 11 platos a cual más exquisito. No es de extrañar que haya haga conseguido diferentes premios internacionales como su primera estrella de la Guía Michelin en el año 2011, y varios soles en la Guía Repsol. El restaurante está considerado como uno de los 100 mejores del mundo.

Una vez concluido el almuerzo visitamos el Spa del que fuera jugador del Atlético de Bilbao, Aitor Ocio, llamado Oriental Spa. Un masaje tailandés y un té fueron perfectos, para reponer fuerzas. El deportista está feliz con las mujeres de su vida, empezando por su hija Naia, fruto de la relación que mantuvo hace unos años con la que fuera modelo, Laura Sánchez. La otra es su novia Covadonga, una joven periodista que, según comentó, ha montado su propia agencia de comunicación, y con la que ha encontrado una estabilidad que le hace feliz.

También tuve tiempo de ver a mi amiga, Carmen Urrestarazu, madre de Carla Royo-Villanova, esposa del príncipe Kubrat de Bulgaria. Su familia es la propietaria desde hace más de 150 años de la mítica pastelería Arrese, en plena Gran Vía. Sus palmeras de chocolate, los rusos y bollos de mantequilla, son famosos en toda España.

Han sido unos días de no parar, y sobre todo de comer y beber, catas de vino, y cena en Etxanobe. Una vez en Madrid, para compensar todo lo que he comido, soy el rey de la judía verde. No he probado otra cosa.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso