Menú

Roostiq lleva los mejores torreznos de Madrid a Marbella

Roostiq lleva su 'We Farm' a la Milla de Oro de Marbella con el firme compromiso de que el que vaya va a comer bien y disfrutar.

Roostiq lleva su 'We Farm' a la Milla de Oro de Marbella con el firme compromiso de que el que vaya va a comer bien y disfrutar.
Roostiq lleva los mejores torreznos de Madrid a Marbella

Hace menos de un mes que Roostiq ha abierto sus puertas en la Milla de Oro de Marbella para que todo el que pase por la Costa del Sol se deleite con los que probablemente sean los mejores torreznos de Madrid y con las pizzas que también le han dado la fama. Además de una carta en la que el producto local de pescados y mariscos cobra protagonismo.

roostiq-entrada-noche.jpg
Entrada de Roostiq Marbella

Cuatro años de experiencia en la capital han sido suficientes para que Alberto Zoilo Álvarez, un enamorado de Marbella, haya decidido abrir aquí su segundo restaurante con la misma idea y con la intención de que todo el que conoce el original no note ninguna diferencia con el marbellí. Y aquí uno que los ha probado puede dar fe de ello.

Roostiq Marbella, ubicado en Urbanización Villa Parra Palomeras, 61 hace gala a su lema de 'We Farm' ya que se nutren de sus granjas para criar pollos y cerdos y de sus huertas para las verduras. En Roostiq se "cocina a fuego", como reza en su puerta y tras probar unos buenísimos cócteles con un aperitivo de gazpacho y pan con aceite, es el momento de deleitarnos con sus afamados torreznos Roostiq (16€). Son sencillamente maravillosos, con un gran sabor a parrilla, con la corteza crujiente pero sin tener que temer por los empastes y con una carne del tocino jugosa y deliciosa. Sin duda es completamente entendible que sean el buque insignia del restaurante de Zoilo.

roostiq-torreznos-recorte.jpg
Los torreznos de Roostiq

Al igual que las pizzas, mejoradas por el propio dueño tras años de pruebas, ya que son su pasión y su obsesión, y que logran la perfección gracias a una fermentación lenta durante 72 horas de la masa y en frío. Además, se terminan de hacer en un horno de leña de encima y estilo napolitano. En carta hay hasta 9 tipos de pizzas para todos los gustos y otras 2 con caviar para los más exquisitos. Torreznos y champán y pizzas y borgoña, es lo que marida en Roostiq, que cuenta con una extensa cava de hasta 500 referencias, pero que en Marbella todavía están por llegar. Aún así, probamos, recomendado por el sumiller, un muy buen vino blanco Micalet de D.O. Valencia y del viticultor Javi Revert (50€).

Hay que señalar que Roostiq se convirtió en proyecto de restauración después de años de dar bien de comer a familiares y amigos en la finca de Ávila donde tienen su particular 'Roostiqland'.

roostiq-cigalitas.jpg
Cigalitas con cherry a la llama

Del producto local y de temporada que encontramos en el restaurante de Marbella probamos unas buenísimas cigalitas con cherry a la llama (30€), como su propio nombre indica, son pequeñas pero de gran sabor y el aderezo del tomatito y el ajo frito le aportan valor al roque de la llama. El producto, además de ser de gran calidad, está tratado a la perfección y prueba de ello es que las colas salen casi sin pelarlas.

roostiq-tartar-atun.jpg
Tartar de atún

También destaca un riquísimo tartar de atún (25€), con leve aderezo para que el sabor del túnico prevalezca sobre cualquier otro. En la carta puedes encontrar también de su huerta la ensalada César de Kale con pollo Roostiq, alcachofas al horno de leña, acelgas a la llama o puerros a la brasa. Y de su granja el pollo o las alitas de pollo ecológico. También tienen entrecot y chuleta de vaca a la brasa, entre otras cosas como almejas a la llama, lomo de salmón al horno de leña o lubina a la brasa. Un menú para todos los gustos.

Zoilo quiere que "todo el que viene tiene que comer rico y divertirse" y lo consigue además con un espectacular diseño del local obra de Astet Studio, quienes lograran el premio al restaurante más bonito del mundo para Leña Marbella, según los Restaurant & Bar Design Awards 2021. Y lo cierto es que se da un aire al local de Dani García, pero manteniendo una esencia propia. Cuenta con una amplia barra, salón comedor, terraza y reservado en unos 1.100 metros cuadrados de local.

roostiq-lomo-bajo-patatas.jpg
Lomo bajo de Wagyu

Del apartado de carne probamos un tremendo lomo bajo de wagyu a la brasa (500 grs) (110€), como todo en Roostiq el producto casi no se toca, se pasa por el fuego para extraer sabores y conseguir texturas. Por lo que recuerda más a un asador vasco que a un restaurante de pizzas. Nota aparte merecen las patatas fritas que te sirven con la carne y que están sencillamente espectaculares.

Para terminar la experiencia en el que seguro va a convertirse en una de las grandes aperturas del verano en la Costa del Sol, la buena tarta de queso (9€), perfecta para los amantes de este postre tan extendido por los restaurantes y que la sirven con nata y amaretto.

Sin duda Zoilo ha apostado por Marbella y el público ya se lo está recompensando con un lleno en todo el mes de agosto. Es el sitio perfecto para ir con la familia, con los niños incluso, amigos o pareja y pasar una romántica velada con un ticket medio de 40-50€.

Más sugerencias en Instagram.

roostiq-terraza1.jpg
La terraza de Roostiq Marbella

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador