Menú
Juan Manuel González

'Tengo ganas de ti', y de salvar el cine español

0

13 millones y medio de euros. Esa es la recaudación final –solo en cines- de Tres metros sobre el cielo, la adaptación de la novela homónima del italiano Federico Moccia que protagonizaron Mario Casas y María Valverde como Hache y Baby, dos jóvenes en un romance peligroso y a contracorriente. Una historia romántica y juvenil que captó la atención de su público de una manera sin precedentes en el cine español, que encontró en la película de Fernando González Molina el mayor éxito de 2010. Sus cifras en taquilla superaron a las de la mayoría de grandes éxitos norteamericanos.

Tengo ganas de ti, su secuela, se estrena este viernes en todo el país, y llega con la aspiración de repetir la jugada y dar una alegría pasajera a una industria, la del cine español, que parece no tener escape posible.

El martes sus protagonistas –Mario Casas, María Valverde y la nueva incorporación, Clara Lago-, el director, así como el guionista Ramón Salazar, presentaron la película en Madrid. "Un viaje emocionante de un género poco habitual aquí", comenzó reconociendo el propio realizador. Una película, según Fernández Molina, "pensada junto a la primera como un todo", y en la que si la anterior suponía "el brillo de la adolescencia y el primer amor, ahora es la vuelta a casa y la dificultad de enamorarse por segunda vez".

Para González Molina, tanto Tres metros sobre el cielo como esta secuela, Tengo ganas de ti, están concebidas como "un espectáculo emocional, de disfrute", para que el público se "emocione y olvide durante dos horas lo que pasa fuera".

Ramón Salazar definió la gran dificultad de escribir esta segunda parte, que es "dar continuidad y la vez poner en la balanza todo lo que en la primera se desniveló a propósito". Todo ello tratando de respetar –pero no seguir al pie de la letra- lo escrito por el italiano Federico Moccia. "La primera era masculina, todos reaccionaban al mundo de Hache. Esta está basada en los femeninos y como Hache reacciona como un péndulo ante Maria y Clara". 

Salazar se refiere a la nueva incorporación de la cinta, el personaje de Gin de Clara Lago, que calificó el personaje de "mágico y complejo", una calificación que extiende al rodaje. Se da la circunstancia de que la actriz hizo las pruebas para el personaje de Baby, que ganó María Valverde, presente también en la rueda de prensa.

Lo que pasó a continuación lo define Fernando González Molina. "Le dijimos a Clara, tu no eres Baby pero vas a hacer de Gin en la segunda. Gin eres tú. Y empezamos a hablar de ese personaje, que está construido a la medida de su capacidad como actriz".

Mario Casas, la estrella juvenil del cine español, aseguró haber disfrutado las dos partes y defendió una película "que tiene todos los ingredientes para gustar". El gallego habló una fulgurante carrera, la suya, que recientemente ha dado al cine español algunas de sus pocas alegrías, como la estupenda Grupo 7, Carne de Neón y la propia Tres Metros sobre el cielo, y quiso matizar algunas diferencias entre él y su duro personaje: "La critica o parte del publico pueden pensar que yo soy así, pero no voy repartiendo hostias por la calle".

En este sentido, Casas, de 25 años, no dudó en bromear sobre la recepción crítica de la película: "Los críticos me han dado siempre y me seguirán dando, no tengo problema. Es la opinión de quienes me van a dar trabajo la que me importa ", dijo refiriéndose al equipo de producción tras Tengo ganas de ti. "Gente que confió en mí hace siete años, que apostaron por mis posibilidades y limitaciones, y que me han aportado cosas muy buenas como actor y persona".

"A Hache los críticos no le van a entender. No lo entendieron en la primera, pero espero que al menos digan menos que tengo una mirada mas adulta y más triste, más melancólica".

Preguntado sobre su fama de sex-symbol y su costumbre de aparecer sin camiseta en sus películas, asegura que "pincha un poquito. El otro día ví Mientras duermes de Balagueró, y me puse a contar cuántas veces salía Luis Tosar desnudo en la ducha, y salía más que yo".

Casi por una vez en el cine español, los resultados en taquilla parecen asegurados. De momento no hay una tercera entrega escrita sobre el triángulo amoroso de Hache, Gin y Baby, pero nadie cierra puertas a ello. González Molina asegura que "depende de cómo me levante cada día. Mario dice que sí", y recuerda que aún no hay un tercer libro que adaptar. "Pero el autor (Federico Moccia) se plantea hacer el argumento de la película. Hay bastantes mimbres". Desde luego, los fans y el cine español dicen que sí.

En Cultura

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios