Menú
Manuel Román

Vuelve 'Evita' en una versión revisada

Se estrena en Madrid el aclamado musical protagonizado en 1981 por Paloma San Basilio.

Manuel Román
0

Después de Jesucristo Superstar, que fue el primer gran musical, como ópera rock, que se estrenó en España en 1975, Evita marcó un hito en ese mismo género cuando se dio a conocer en Madrid, en las Navidades de 1980 con Paloma San Basilio en el personaje central.

La obra, con libreto de Tim Rice y música de Andrew Lloyd Webber se conoció primero a través de una grabación discográfica difundida hace exactamente cuatro décadas. Dos años más tarde llegó a los escenarios, por vez primera, en un teatro londinense. Los autores, sirviéndose de un libro biográfico sobre la primera dama argentina Eva Perón, introdujeron elementos de su cosecha, como la evidente ucronía de situar al "Ché" Guevara en la historia, aunque figurara en el papel de narrador. Sabiéndose que Evita murió en 1952 era improbable que el revolucionario argentino-cubano estuviera cerca de ella: en realidad, terminaba su carrera de Medicina y era un perfecto desconocido por aquellas calendas. Esa licencia de Rice y Webber no fue obstáculo alguno para el éxito de su espectáculo musical, en el que sobresalía una canción que pronto se hizo internacionalmente conocida: "No llores por mí, Argentina".

Cuando Ignacio (Nacho) Artime y Jaime Azpilicueta, adaptadores de buen número de comedias teatrales, consiguieron los derechos para representar Evita en España hubo colas de aspirantes a los primeros papeles, presiones incluso con el afán de ser elegidos. La hija de doña Concha Piquer, Conchín, movió todos sus hilos y amistades, en la creencia de que podría ser una adecuada Evita. No le faltaban condiciones artísticas para ello (aparte de que su madrina de bautismo fuera la propia Eva Duarte de Perón). Pero los responsables del reparto no vacilaron en señalar a Paloma San Basilio como su protagonista. Dado que las funciones eran agotadoras contrataron a una sustituta, la también excelente cantante Mía Patterson, toledana pese a su apellido, el de su marido.

Recuerdo años atrás cuando Paloma me confiaba sus sueños estando ambos en París, presenciando un "show" de Sylvie Vartan: "¡Cómo me gustaría hacer algo así… pero nadie me da esa oportunidad!" Y la tuvo primero en un concierto en 1978 y luego sobre todo con Evita, que fue donde se consagró como una extraordinaria cantante de musicales. No olvido el estreno en el madrileño Teatro Monumental, en vísperas de las Navidades de 1980. El público, loco de entusiasmo, premió con interminables ovaciones a todo el elenco, en particular a Paloma San Basilio, quien por dentro se tragaba las lágrimas que luego, ya en su camerino, abrazada a su padre, no pudo reprimir. Pero Paloma no quiso aplazar el estreno. Eran muchos los millones que estaban en juego por parte de la empresa, una cooperativa.

Evita estuvo en cartel un par de temporadas. Nunca más volvió a ser representada. Hasta ahora.

La nueva Evita

Aunque, en realidad, la nueva Evita que se estrena en un teatro madrileño este 15 de septiembre (sólo hasta el 23 de octubre) ya tuvo otra "premiére" el pasado año, en Tenerife. ¿Por qué allí? Muy sencillo: Jaime Azpilicueta, adaptador, director del evento, lleva años muy vinculado a aquella isla. En los Carnavales de Santa Cruz de Tenerife oficia de responsable artístico. Allí ha reestrenado algunas de sus mejores producciones escénicas. Y con una gran orquesta isleña y un grupo de actores canarios repuso Evita en 2015. Es la misma función que ahora llega a Madrid, puesta al día, con algunas novedades, como la inclusión de "You must love me", que figuraba en la banda sonora de la versión cinematográfica de "Evita", protagonizada en 1996 por Madonna y Antonio Banderas. Melodía que nunca apareció en la obra original pero que también compuso el autor de la música, Webber. La ha traducido Azpilicueta al español con el título de "Adórame".

Y vamos con la protagonista de la nueva Evita. Se trata de una alicantina, Inma Mira, actriz, cantante, bailarina, madre de familia, de treinta y seis años, que tiene en su "curriculum" cierta experiencia con otros musicales, como "Sonrisas y lágrimas". Estos días es presa de los nervios ante el inminente reestreno, aunque por otra parte se sienta capaz de dar lo mejor de sí misma en el escenario de un teatro madrileño, el Nuevo Alcalá.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia