Menú

'El País' huele a miedo

El estado en que ha quedado el PSOE preocupa, y mucho, en Prisa. No han ahorrado críticas en los pocos días que han pasado desde el 21-O.

0

La crisis que está abriendo de nuevo en canal al PSOE puede llevarse por delante a Rubalcaba y algo más. En los escasos tres días que han pasado desde el nuevo desastre electoral de los socialistas, destaca cómo El País, emblema del grupo Prisa, ha puesto el foco en la situación interna del partido. En los titulares, editoriales, y comentarios de algunos de sus más paradigmáticos columnistas, se palpa que comparten la inquietud que cunde en Ferraz ante la posibilidad, real, de la desintegración del partido cuya andadura ha estado tan vinculada al grupo mediático. Hay prisa por resucitar al PSOE.

Ya en la noche del 21-O, la versión digital de El País fue de las primeras en poner el foco en el desplome de votos sufrido por el partido, atribuyendo a eso la victoria de Feijóo en Galicia. En la versión impresa del día siguiente, ya había referencias a las primeras críticas internas y en el editorial había un primer aviso: los resultados, apuntaba, "confirman el debilitamiento de una opción lejos de recuperarse de las catástrofes electorales sufridas en 2011" y dejan "muy tocado a Rubalcaba y al equipo de dirección del PSOE ocho meses después de su congreso".

Iñaki Gabilondo hacía horas después un duro diagnóstico en su videoblog. En un análisis de los resultados del domingo, alertaba de que el problema "que no puede esperar" es el del "hundimiento de los socialistas", que desde el 20-N "no han asomado ni un poquito la cabeza". El partido, reflexionaba, "continuó por ese camino, que el partido se sostuviera y que poco a poco recogiera a sus náufragos, pero no ha sido así y va camino de convertirse", alertaba, en un partido "de muy poca relevancia".

Tras vaticinar "otro gran golpe" en las próximas elecciones catalanas, avisaba de que "el PSOE decidió tomar el camino de la prudencia y se ha revelado que fue un suicidio". "Hoy mismo tiene que tomar la decisión de que no puede continuar así, hoy mismo, porque es un partido central", y, en su opinión, "es una desgracia para España que el PSOE esté así". "¿A qué puede estar esperando el PSOE? No tiene motivo alguno para esperar a nada", concluía.

A las prisas de Gabilondo se unió un día después la inquietud de otro ‘clásico’ de El País, Miguel Ángel Aguilar. En su columna de este martes, habló de la necesidad de cambios en el Gobierno "y en la oposición". Avisó a Rubalcaba de que "es erróneo deducir que la izquierda haya sido declarada a extinguir", sino que "está en trance de adoptar nuevas formulaciones y de acampar extramuros del sistema". Por este nuevo contexto, opinó que tiene que haber "un cambio en la oposición, bien porque Rubalcaba cambie de actitud y pase de dar ejemplo a dar leña, o bien porque alguien le madrugue el liderazgo".

La puntilla la da este miércoles el diario en su editorial, que elocuentemente titula PSOE: abrir el debate. Aunque el nombre de Rubalcaba no asoma en exceso en el texto, y no se llega a hablar de cambios de liderazgos, el toque de atención es claro: lamenta la "vaguedad" de las críticas de los sectores anti y pro-rubalcaba, e insta a "pasar de los tanteos" a "abrir un verdadero debate, si no quiere dejar de ser uno de los pilares esenciales de la democracia española".

El diario que en su día defendió a capa y espada el liderazgo del veteranísimo socialista, cita la necesidad de hacer "autocrítica", reclama "una clarificación del planteamiento respecto a la organización del Estado", pide que el partido se abra a la sociedad, "sobre todo a los más jóvenes", y llega a sugerir unas primarias abiertas también a los simpatizantes". Termina avisando de que si no hay "reconstrucción orgánica" y "rearme ideológico", el PSOE "corre el riesgo de encaminarse hacia la marginalidad". 

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD