Menú

Puigdemont y Junqueras activan la cuenta atrás del referéndum con Guardiola de animador

La pregunta incluirá los términos "estado" y "república" para satisfacer las pretensiones de ERC y la CUP.

Puigdemont y Junqueras activan la cuenta atrás del referéndum con Guardiola de animador
Carles Puigdemont | EFE

Todo está preparado para el anuncio este viernes de la fecha y la pregunta del referéndum. Todo apunta al 1 o al 8 de octubre y que la pregunta será "¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república?". En los últimos días, ERC y la CUP habían intensificado su presión para que el texto de la cuestión incluyera el término "república" frente a la propuesta convergente del "Estado independiente". Algunas voces indicaron que lo de independiente resulta redundante, pero se ha impuesto la tesis de que tal fórmula resulta más clara.

Antes del anuncio, el presidente de la Generalidad ha convocado una reunión extraordinaria de Gobierno (el Ejecutivo catalán se reúne los martes) a las nueve y media. Después, comparecerá junto a Junqueras en un acto que se pretende solemne aunque no tendrá traslado en el Diario Oficial de la Generalidad. Se trata de un anuncio, no de la convocatoria del referéndum, por lo que no habrá decreto ni pluma que llevar al Museo de Historia de Cataluña, tal como se hizo con la Inoxcrom con la que Mas firmó la convocatoria del 9-N de 2014.

Convergencia llega a la cita seriamente tocada por la investigación del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) sobre Germà Gordó, el exgerente de CDC y mano derecha de Mas en el partido. Gordó se ha negado a entregar el acta. Ha abandonado el partido junto a un puñado de fieles englobados en la corriente "Nova Convergència". Mientras, Artur Mas guarda silencio y ERC exige al PDeCAT que arrebate a Gordó su escaño en la alianza Juntos por el Sí.

Junqueras repite

En cuanto a ERC, no será la primera vez que su líder, Oriol Junqueras, participe en un acto de las carácteristicas del que se prepara para la mañana de este viernes. Formó parte de la fotografía en la que Artur Mas anunció el 9-N junto al entonces líder de la CUP David Fernández y el de Iniciativa per Catalunya Joan Herrera.

Los partidos separatistas y el Gobierno de la Generalidad llegan a esta cita sin haber logrado ninguno de los objetivos que hace unos meses eran condición imprescindible para el éxito del proceso. No disponen de ningún reconocimiento internacional y no han conseguido ensanchar la base del proceso (incluir a los "comunes" de Colau). A pesar de todo, insisten en que el próximo referéndum no será un bis del 9-N, sino que se aplicarán sus resultados.

El bloque separatista trata de compensar la falta de apoyos incluso internos tras la autodisolución del Pacto Nacional por el Referéndum con la irrupción en la escena del entrenador de fútbol Pep Guardiola, que será la gran estrella del primer acto de campaña por el referéndum, el próximo domingo en Barcelona, organizado por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Ómnium Cultural y la Asociación de Municipios por la Independencia. Entrevistado por la emisora de la Generalidad, Guardiola se ha mostrado muy orgulloso de que el Parlamento catalán le haya pedido leer un manifiesto durante ese acto, aunque quien en realidad ha requerido sus servicios es la ANC.

A pesar de la política de gestos y hechos consumados, Puigdemont y Junqueras insisten en que están abiertos al diálogo con el Gobierno, un diálogo que acotan a los términos de la celebración del referéndum.

Temas

En España

    0
    comentarios