Menú

ETA exhibe su impunidad con Josu Ternera de protagonista

El terrorista grabó un vídeo leyendo el comunicado de la disolución de la banda a cara descubierta. No se ha difundido pese a que estaba previsto

0
ETA exhibe su impunidad con Josu Ternera de protagonista
Josu Ternera, en una manifestación de Batasuna. | Archivo

La última escenografía de la organización terrorista ETA, la de su propia disolución, tiene lugar este jueves. El protagonista es José Antonio Urruticoechea Bengoechea, conocido como Josu Ternera, una de las cara más sanguinarias de la banda. Un hombre con una larga lista de asesinatos a sus espaldas, que ordenó auténticas masacres cuando fue el máximo dirigente de ETA, que llegó a tener un escaño en el Parlamento vasco y que lleva década y media huido de la justicia española.

Él es el encargado de leer a cara descubierta el comunicado de la disolución en varios idiomas en un vídeo que fue grabado hace varios días en la sede de la Fundación Henri Dunant en Ginebra (Suiza) y facilitado a algunos de los mediadores internacionales que llevan varios años haciendo caja económica con el falso desarme y la disolución de la banda, tal y como han confirmado algunos de ellos. Sin embargo, y pese a que estaba previsto, todavía no ha salido a la luz.

Estaba previsto que fuera remitido en exclusiva a la BBC para su difusión y, con posterioridad, al resto de medios de comunicación. Pero no ha sucedido así. La televisión británica ha emitido un vídeo con imágenes históricas de la organización terrorista y la voz en off de Josu Ternera de fondo. En la pantalla, subtítulos en inglés de las palabras del sanguinario terrorista. El resto de medios tampoco ha recibido posteriormente el vídeo del etarra a cara descubierta.

El texto y los cortes de audio del mismo han sido filtrados a los medios de comunicación a primera hora de esta tarde. El sanguinario terrorista dice en el comunicado que ETA ha decidido "informar al pueblo vasco del final de su trayectoria" y "dar por concluidos el ciclo histórico y la función de la organización", es decir, que habrían tomado la decisión de disolverse como grupo asesino. Por ello, prosigue, habrían "desmantelado totalmente el conjunto de sus estructuras" y dado "por concluida toda su actividad política", eufemismo que utiliza para referirse a su actividad criminal.

Avanza que todos los terroristas que han formado parte de la organización asesina "continuarán con la lucha por una Euskal Herria reunificada, independiente, socialista, euskaldun y no patrialcal en otros ámbitos, cada cual donde lo considere más oportuno" y se permite el lujo de añadir que lo harán con "la responsabilidad y honestidad de siempre".

Josu Ternera justifica el nacimiento y existencia de la organización terrorista y dice que su legado es haber conseguido que la entelequia de Euskal Herria ya no "agonice" como pueblo sino que se ha convertido en "un pueblo vivo que quiere ser dueño de su futuro", sin mencionar en ningún caso que durante los 60 años de actividad criminal de la banda terrorista ETA se ha pasado en España de una dictadura a una democracia.

"ETA desea cerrar un ciclo en el conflicto que enfrenta a Euskal Herria con los estados", prosigue el terrorista, del que dice que se ha "caracterizado por la utilización de la violencia política", un claro eufemismo con el que se refiere a los disparos en la nuca, los coches-bomba, los secuestros, la extorsión y otras actividades criminal de la banda.

Por último, los terroristas marcan el principal reto que tiene por delante su partido político (Sortu) y en el que debe involucrar sus acólitos: "construir un proceso como pueblo que tenga como ejes la acumulación de fuerzas, la activación popular y los acuerdos entre diferentes, tanto para abordar las consecuencias del conflicto como para abordar su raíz política e histórica" y "materializar el derecho a decidir para lograr el reconocimiento nacional".

Pero el de Ternera no ha sido el único vídeo grabado por los terroristas que se iba a exhibir este jueves. Un segundo vídeo, protagonizada por la veterana terrorista María Soledad Iparraguirre, Anboto, quien fuera la segunda mujer en llegar a la dirección de ETA tras la purgada Yoyes y acusada de una quincena de asesinatos, fue grabado en el centro penitenciario en el que cumple condena. Al igual que el de Josu Ternera, tampoco ha visto la luz de momento.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios