Menú

Aviso a la UE: Otegi ya inyecta el separatismo en Francia gracias al apoyo de Pedro Sánchez

El nuevo plan de los proetarras pasa por conseguir una Mancomunidad Única del País Vasco Francés donde integrar su ansiada Euskal Herria

El nuevo plan de los proetarras pasa por conseguir una Mancomunidad Única del País Vasco Francés donde integrar su ansiada Euskal Herria
El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi | EFE

Los órganos de Bildu han recibido la orden de impulsar una iniciativa y a una persona. La iniciativa se llama Mancomunidad Vasca de Iparralde, una organización de municipios creada en 2016 que agrupa a las localidades francesas que reivindican la unificación de Euskal Herria. La persona es Jean-René Etchegaray, abogado y político francés, que preside desde el 23 de enero de 2017 la Mancomunidad y que gobierna como alcalde Bayona desde 2014.

Y el mensaje es rotundo: la "Mancomunidad del País Vasco Francés debe ir a más". Es decir, que el impulso dado por Pedro Sánchez a Bildu ha provocado ya que lo que siempre quiso evitar Francia esté ocurriendo: la reanimación asistida del separatismos en el país galo. Todo un aviso a la UE de lo que está por llegar si no frena en seco el auge rupturista y anticonstitucional en España.

El plan de la Mancomunidad Única del País Vasco Francés –nombre completo del organismo– es, efectivamente, pisar el acelerador aprovechando el respaldo de Pedro Sánchez a Bildu y el órdago separatista en España. El objetivo: reconvertir la Mancomunidad en una "colectividad de estatus particular". Tras la frase se esconde una meta, lograr un estatus único que permitiese una integración futura en la ansiada Euskal Herria de Bildu. Y eso implica, ni más ni menos, que abrir un desafío rupturista en Francia.

Por el momento, la Mancomunidad es simplemente un organismo público de cooperación interdepartamental (EPCI) situado en el departamento de los Pirineos Atlánticos, de la región de Nueva Aquitania. Agrupa a 158 municipios de Lapurdi, Baja Navarra y Zuberoa. Y ha contado con un presupuesto anual de más de 600 millones de euros. Su objetivo actual se centra en competencias como el desarrollo económico, transporte, vivienda, medio ambiente y, por supuesto, el impulso del vascuence en toda la zona.

Pero ahora, esta entidad sueña con más. Con un "estatus particular". El separatismo ya crece en Francia de la mano del impulso dado por Pedro Sánchez a Bildu.

Y no se trata del primer aviso en esta dirección. El último mundial de pelota en Biarritz dio una muestra de ello con Sánchez en el Gobierno pero no con la fuerza actual de Bildu –eje de la gobernabilidad del PSOE–. Y es que ya en aquella ocasión el partido de Arnaldo Otegi recordó que reclama selecciones deportivas nacionales vascas. Y su concepto de lo "vasco" no es, obviamente, el constitucional. Para empezar las clásicas selecciones deportivas son nacionales y el País Vasco no es nación.

Para continuar, Bildu quiere que esa selección sea la de Euskal Herria con Navarra dentro, que es otra comunidad autónoma. Y para terminar, quiere que también se amplíen esas selecciones a los territorios franceses que Bildu reclama como vascos. Y eso supone entrar al choque con Emmanuel Macron, que no puede permitirse pérdidas adicionales de popularidad política en Francia.

EH Bildu cuenta con una rama francesa: EH Bai. La presencia de Otegi en sus actos ha sido creciente y lo será aún más porque los proetarras quieren una Euskal Herria completa según su ideario. Desde allí, los separatistas reivindican el supuesto "derecho" de los deportistas "vascos a participar con su selección" y llevan tiempo pidiendo "a los agentes internacionales y a sus dirigentes políticos que se impliquen en esta iniciativa", como señalan desde Bildu. En España esa autoridad es Pedro Sánchez. Y esa es ya la nueva exigencia de los proetarras al PSOE: que se implique en un enfrentamiento con Francia para que Bildu tenga selecciones deportivas de Euskal Herria. Y nuevas instituciones ampliadas.

Temas

En España

    0
    comentarios