Menú

El Gobierno de Sánchez reconoció la "violencia" en las calles de Cataluña durante la injerencia rusa

En la exposición razonada, a la que ha tenido acceso LD, el juez afirma que el Gobierno reconoció "la actuación de grupos violentos coordinados".

En la exposición razonada, a la que ha tenido acceso LD, el juez afirma que el Gobierno reconoció "la actuación de grupos violentos coordinados".
Pedro Sánchez y Carles Puigdemont. | Cordon Press

El Gobierno de Pedro Sánchez reconoció la "violencia" en las calles de Cataluña durante la injerencia rusa. Dicha violencia fue ejercida, entre otras fechas, en octubre de 2019 tras la sentencia del Tribunal Supremo que condenó a los golpistas del 1-O.

El titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, ha elevado una exposición razonada al Tribunal Supremo en la que solicita investigar al expresidente catalán fugado Carles Puigdemont y otras 12 personas por presuntos delitos de traición, malversación de caudales públicos y organización criminal. Todo ello, en el marco de la pieza separada sobre la injerencia rusa en el independentismo catalán que se investiga en el ‘caso Voloh’. El instructor considera que la traición no es amnistiable con la Ley del Gobierno Pedro Sánchez ya que se empleó la fuerza.

En la exposición razonada de 82 páginas, a la que ha tenido acceso Libertad Digital, el juez afirma que durante la semana en la que se conoció la sentencia del Supremo sobre el 1-O, "el radicalismo secesionista tomó las calles de las ciudades, alentados por sus líderes que entendían que transmitir a la comunidad internacional un escenario de desobediencia civil descontrolada y violencia trasladaría la imagen de una población que espontáneamente estalla y no teme enfrentarse al poder estatal ante la opresión histórica a la que les somete el Estado, en aplicación de uno de los principios básicos insurreccionalistas para justificar la violencia: acción-reacción-acción".

"Y, sí, el empleo de tácticas de guerra híbrida ocurrió mediante los actos de influencia sobre la población por medio de actos de agitación y propaganda y ciberterrorismo con la finalidad de alterar gravemente la paz social y subvertir el orden constitucional que tuvieron lugar en los eventos anteriormente descritos, pero no solo entonces, sino que se repitieron en otros, de menor calado, pero del mismo cariz violento como fue también la manifestación ilegal en defensa de Pablo Hasel, promovida en redes sociales por diversos grupos de CDR y que condujo al asalto de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Barcelona, que fue seguida también de graves destrozos en la propiedad privada, incendio de contenedores, lanzamientos de objetos incendiarios, y rodeada de un gran grupo de manifestantes extremadamente violentos, causando una alteración de la paz social y miedo y temor en los ciudadanos que no participaron de las manifestaciones ilegales ni de los actos vandálicos ni de las agresiones físicas. Todo ello, resume la ejecución de un poder físico y moral, de forma eficaz y operativa", añade.

La denuncia de la violencia de Calvo y Marlaska

A continuación, el instructor relata como el propio Gobierno socialista a través del Ministerio de Presidencia que dirigía entonces Carmen Calvo y del Ministerio del Interior de Fernando Grande-Marlaska reconoció y denunció la violencia ejercida en las calles de Cataluña: "Dada la gravedad de la situación, el propio Gobierno de España emitió los siguientes comunicados, en los que reconocía la actuación de grupos violentos coordinados".


NACIONAL - DISTURBIOS CATALUÑA / COMUNICADO GOBIERNO
Dada la situación, el Gobierno ha emitido el siguiente comunicado: «Una minoría está queriendo im-poner la violencia en las calles de las ciudades catalanas, especialmente Barcelona, Tarragona, Girona y Lleida. La violencia de esta noche está siendo generalizada en todas las protestas. Grupos violentos de manifestantes han atacado las sedes de las subdelegaciones en Tarragona, Girona y Lleida, y están provocando destrozos y actos vandálicos en otras localidades catalanas. Es evidente que no estamos ante un movimiento ciudadano pacifico, sino coordinado por grupos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña. Ante esta situación, el gobierno quiere reconocer la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad de Estado, algunos de cuyos agentes han resultado heridos en los disturbios, y valora de manera muy positiva la coordinación y trabajo conjunto entre Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil. El objetivo del gobierno de España es y será en todo momento garantizar la seguridad y la convivencia en Cataluña, y lo hará si es preciso siguiendo su compromiso de firmeza, proporcionalidad y unidad». Fuente: Presidencia del Gobierno

Fecha y hora: Miércoles, 16 Octubre, 2019 - 07:28


NACIONAL - COMITÉ DE SEGUIMIENTO SITUACIÓN CATALUÑA

El ministro del Interior ha comparecido tras la reunión del Comité de Seguimiento de la situación en Cataluña. Ha informado que, en los disturbios de los últimos días, 288 agentes han sido heridos. Han sido detenidas 194 personas y 18 se encuentran en prisión provisional. Ha destacado que la situación corresponde a un problema de orden público que requiere la actuación de las FCS. El ministro ha manifestado que todas las fuerzas políticas deben desmarcarse de la acción violenta y que el presidente de la Generalidad debe condenar de manera firme la violencia. Además, ha destacado la gran coordi-nación entre todas las FCS, haciendo un llamamiento al conjunto de la sociedad para aislar a los violen-tos. Fuente: Ministerio del Interior

Fecha y hora: Domingo, 20 Octubre, 2019 - 14:45

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso