print
TEXTO ÍNTEGRO

DISCURSO ÍNTEGRO DE MARIANO RAJOY

Por su interés, reproducimos íntegramente el discurso pronunciado por Mariano Rajoy en la convención de su partido en Elche. Tras varios días de silencio, el presidente del PP ha hablado del nuevo Ejecutivo, del polémico trasvase del Ebro y de las medidas económicas de Pedro Solbes. El grueso de su discurso y las frases más enérgicas han llegado, sin embargo, al final, cuando el líder popular ha abordado la situación de su partido y su propia candidatura.

Noticia publicada el 19-04-2008

"Muchas gracias. Amigas y amigos, tengo muchas cosas que decir. Lo más importante de todo lo que tengo que decir se va a producir una vez que se haya terminado mi intervención.
 
Y lo primero que quiero deciros hoy es gracias. Me vais a permitir que empiece dando a las gracias a todos los que estáis aquí. Gracias a todos los dirigentes del partido en la Comunidad Valenciana que nos acompañáis hoy aquí.
 
Gracias, sobre todo, a quienes habéis sido en estas elecciones interventores y apoderados. Yo he sido interventor y apoderado y sé lo que importante y lo que representa para un partido tener un apoderado y un interventor que esté allí dando la batalla y peleando los votos. Yo sé lo que es eso porque lo he sido y sé lo que es ser un militante del PP que pegaba carteles, porque lo he sido. A todos, muchas gracias, porque sois la gente que trabajáis con más ganas, más ilusión, más empuje y en la mayoría de las ocasiones sin pedir absolutamente nada a cambio. Este es el acto más bonito que puede hacer un partido.
 
Muchas felicidades al PP en la Comunidad Valenciana. Los resultados de las elecciones municipales el pasado año fueron magníficos. Los resultados de las elecciones autonómicas fueron magníficos y los resultados de las elecciones generales son, sin duda, para presumir. Y yo me siento enormemente orgulloso como presidente del partido y como candidato que he sido a la presidencia del Gobierno de lo que ha hecho el PP en la Comunidad Valenciana, de su esfuerzo, su trabajo y su dedicación. Gracias as ellos y a gracias a todos los que nos han votado en las elecciones.
 
Y como estamos en Alicante,  mil enhorabuenas, siete a cinco. Hemos vuelto a ganarlo todo. Y en Elche 67.000. 75.000 vas a tener en las próximas elecciones municipales, como mínimo y por eso vas a ser alcaldesa.
 
Yo también voy a hablar del agua. Pero antes quiero deciros una cosa. Todo esto no se consigue porque sí. Se consigue porque hay gente que trabaja, que se esfuerza y que se dedica. Y no sólo los dirigentes –que tienen que hacerlo-, no sólo el presidente de la Generalitat o los presidentes de las diputaciones o los alcaldes, sino todos, los militantes, los simpatizantes, que son los que sostienen este partido, lo han hecho grande, van a seguir haciéndolo en el futuro y que son el orgullo para cualquier persona que dirija este partido político.
 
Ahora tenemos muchos retos por delante. Hay una nueva legislatura y un nuevo escenario político. Y de eso quería hablar. Y pronto tenemos el Congreso Nacional del PP en Valencia, los días 20, 21 y 22 de junio.
 
El Ejecutivo de Zapatero
 
Amigas y amigos, no me gusta el nuevo Gobierno que ha nombrado el señor Rodríguez Zapatero. No me gusta. No ha cambiado en lo nuclear, sólo cesa tres ministros, mantiene a Bermejo y a Magdalena Álvarez, que en ningún país normal seguirían al frente de su responsabilidades, liquida el Ministerio de Agricultura y el de Medio Ambiente en uno de los momentos más difíciles para la Agricultura y el Medio Ambiente. Esa es su responsabilidad. La nuestra es controlar al Gobierno y plantear alternativas. Quiero decir otra cosa. Ya no vale ahora echarle la culpa a los anteriores, ni hacer política sobre el pasado, ni hacer oposición a la oposición. La herencia del señor Rodríguez Zapatero es la suya. La herencia económica es la suya, en materia de inmigración es la suya, en materia de agua es la suya y en política energética es la suya. Y ahora lo que tiene que hacer es gobernar. Y yo cuando no lo haga bien se lo diré, porque es mi obligación y para eso nos han elegido los españoles. Se lo diré y voy a empezar hoy porque ya empieza haciendo las cosas mal.
 
Ayer, primer Consejo de Ministros. Voy a hablar de la economía española. Nos han dicho a lo largo de toda la campaña electoral, en los últimos meses, exactamente lo contrario de lo que estaba pasando, como ha ocurrido con el tema del agua. Nos han dicho que vivíamos en el mejor de los mundos, que la economía española estaba en la Champions, que no había ningún país del mundo como el nuestro, que nunca había habido unos gobernantes tan inteligentes, tan listos, tan habilidosos y que habían llevado a la economía española a convertirnos en algo insuperable. Nos han engañado y ahora lo están reconociendo. Yo quiero decir que los problemas de la economía española se derivan fundamentalmente de cuatro años de no hacer nada, de cuatro años viviendo de la herencia y de la inercia, de cuatro años sentados a ver lo bien que iban las cosas –que es lo que al final provoca que las cosas vayan mal-.
 
España tiene un problema de competitividad muy serio, tiene un problema de endeudamiento de sus familias y de sus empresas muy serio. Y la crisis de liquidez –esa si que es una crisis internacional -afecta más que nada a España, precisamente por el endeudamiento de nuestras empresas y nuestras familias, por nuestro elevado déficit exterior y por las dificultades de acceder al crédito. Y este es un tema muy serio. Y esto que acabo de decir no son palabras que no signifiquen nada. Estamos hablando de que la gente ve cómo suben los precios, cómo los salarios no llegan, cómo volvemos a oír hablar de desempleo en nuestro país, cómo hay dificultades para ceder el crédito, como se está restringiendo el consumo. Pues bien, las medidas de ayer, las decisiones que adoptó ayer el Consejo de Ministros son insuficientes, timoratas, no generan credibilidad ni confianza y no es lo que necesita la economía española. Y hay que decirlo, porque es la verdad y plantearemos un debate en el Congreso de los Diputados, pidiendo reformas estructurales, el control del gasto público, hay que bajar el Impuesto de Sociedades y en la vivienda todo eso de alargar la hipoteca está muy bien, pero lo que hay que hacer es aumentar las deducciones por vivienda que el PSOE bajó en esta última legislatura.
 
El trasvase del Ebro
 
La primera pregunta que voy a hacer al presidente del Gobierno en esta legislatura va a ser sobre el tema del agua. Ya he pedido que comparezca en las Cortes  para tener un debate sobre este asunto, creo que la petición que hemos hecho, que ha presentado el PP, es una petición absolutamente democrática, es sensata, razonable. ¿Por qué no va a ir el presidente del Gobierno a las Cortes a debatir sobre el tema del agua? Eso le importa a mucha gente. Es la primera decisión importante que ha tomado en esta legislatura. Es algo absolutamente democrático. ¿Por qué el presidente del Gobierno no va a ir a debatir conmigo en un debate monográfico sobre lo que quiere hacer con el agua en España en los próximos años? Yo ya lo he pedido, espero que venga y si no viene tendrá que responderme en la primera pregunta que yo haga en el Congreso de los Diputados.
 
Voy a decir alguna cosa, aunque sea incidiendo en lo que se ha dicho -y muy bien dicho aquí hoy-. Por ley votada en las Cortes Generales se aprobó el PHN en su día, con el apoyo de más del 80% del  Consejo Nacional de Agua. Votaron a favor de aquello, de los trasvases –entre otros- la Generalitat de Cataluña entonces presidida por el señor Pujol, la Comunidad de Castilla la Mancha entonces presidida por el señor Bono, la comunidad extremeña presidida por el señor Rodríguez Ibarra,  y no votó en contra sino que se abstuvo y además puso la primera piedra de un trasvase La Junta de Andalucía y su presidente, el señor Chaves. Más del 80% votaron a favor de aquel PHN que, sin duda alguna, hubiera servido para resolver los problemas gravísimos que hay en España. Y si ese PHN se hubiera puesto en marcha hoy estaríamos aquí hablando de otra cosa, pero desde luego no estaríamos hablando de agua.
 
Este es el relato, por ley y por mayoría, por una inmensa mayoría, se aprobó el PHN. Por decreto ley se liquidó unilateralmente el PHN y se liquidó el trasvase a Barcelona y el trasvase al resto de España. Fueron los socialistas quienes por decreto- ley –en contra del criterio de la mayoría- liquidaron el trasvase a Barcelona y al resto de España. Durante cuatro años – esto es lo verdaderamente dramático- no han hecho nada. Y esta es la verdadera burla a los ciudadanos. Liquido una cosa por razones ideológicas y por puro dogmatismo y luego no hago absolutamente nada.    
 
¿Y qué han hecho ahora? Otra vez por decreto- ley, de una manera dictatorial, liquidan lo que a su vez ellos habían liquidado en su día. Había un trasvase a Barcelona, lo liquidan por decreto- ley y ahora vuelven a poner el trasvase a Barcelona por decreto ley. Yo estoy a favor y voy a insistir en ese asunto, pero han engañado a la gente, porque dicen que no es un trasvase. Es mentira, han engañado a la gente. Hay que tener coraje para decir la verdad. Ayer la vicepresidenta del Gobierno. Hay que decir la verdad. Y además puedes decir “me he equivocado, o he metido la pata o ha sido un error y rectifico”. Pero no sólo cambian de criterio –que me parece muy bien porque es un primer paso en la buena dirección-. Es que engañan a la gente. Y un político tiene que tener coraje y fuerza para dar razones y argumentos y no engañar a la gente. No sé si es una cañería o una tubería. Pues que se lo hagan a la Comunidad Valenciana y a Murcia para que les llegue el agua también.
 
Mi posición es la siguiente. Estoy a favor de que se lleve agua a Barcelona, porque es lo que llevo diciendo desde hace ocho años. Estoy a favor de que se hagan las obras del Pacto, que se hagan en Aragón, porque es lo que llevo diciendo durante ocho años. Y estoy a favor de que se traiga el agua aquí, a Murcia, Almería y al resto de España y es lo que llevo diciendo durante ocho años, lo mismo. No se puede mentir, no se puede ahora intentar transmitir lo que es una mentira, que nosotros nos oponemos a la decisión que ha tomado el Gobierno. Nosotros estamos a favor del trasvase a Barcelona, estábamos a favor hace cinco años y creemos que a los vecinos de Barcelona se les ha estado tomando el pelo durante estos cinco años, porque eso se debería haber hecho ya hace cinco años y nos hubiéramos evitado muchos problemas. Se les toma el pelo a los vecinos de Barcelona, a los aragoneses, a los de la Comunidad valenciana y a los murciaos. Si quiere ser de verdad un Gobierno de España tiene que decir –aunque le critiquen- esta es mi posición, esto es lo que voy a hacer y esta es la verdad. Y si el señor Rodríguez Zapatero no lo dice lo tendrá que decir en las Cortes porque le obligaré a hacerlo.
 
Rajoy, Aguirre y el liberalismo en el PP
 
Amigas y amigos. Y ahora voy a hablar de una cosa de la que todo el mundo habla y que le apasiona sobre todo a los medios de comunicación. Os voy a decir cuatro o cinco. La primera es muy fácil, presido el PP desde hace casi 4 años, lo he dirigido en una etapa muy difícil –porque fue una etapa muy difícil-, pero he recibido el apoyo  de muchísima gente del PP, de muchos dirigentes, de muchos cargos electos y de muchos militantes y simpatizantes, que son los que nos han permitido después de lo que nos sucedió en el año 2004 seguir ahí siendo referencia para una parte muy importante de la sociedad española. En estos cuatro años han sucedido muchas cosas. Hemos quedado a un punto del PSOE en las elecciones europeas, hemos ganado por primera vez las elecciones municipales en toda España desde el año 2000, hemos ganado las elecciones autonómicas  en algunos lugares de España –como por ejemplo aquí-. Y en las elecciones generales no hemos conseguido nuestros objetivos, pero hemos sacado más del 40% de los votos, hemos subido en porcentajes y en escaños, nos hemos quedado  a muy poquitos miles de votos del mejor resultado que en toda la historia de nuestro partido tuvimos –que fue en el año 2000- y con 154 diputados somos el principal partido de la oposición.
 
Quiero deciros algo más sobre este partido, que es el mío y el vuestro. Empecé en el año 1977 pegando carteles, por tanto sé lo que es hacer política, como muchos de los que estáis aquí. He sido presidente local y provincial y he pateado muchos municipios en mi vida como presidente provincial. He sido secretario regional del partido en Galicia, he sido vicesecretario de organización a nivel de toda España y alguna influencia tuve en algunas de las cosas que se hicieron aquí; he sido secretario general del partido y presidente nacional del partido. He vivido lo bueno y lo malo. He vivido victorias y derrotas. Pero he vivido siempre –y por eso voy a seguir luchando- un partido que ha estado ahí, que a veces puede ganar y perder, pero es una referencia para mucho españoles. Yo he vivido el Congreso de la refundación del PP en el año 1989, cuando integramos a personas que provenían de otras fuerzas políticas, los liberales, los socialdemócratas, los democristianos. Hicimos un gran PP. Y ese es el activo más importante que tenemos en este momento. He vivido lo que pasó después de las elecciones del 89, he vivido lo que pasó después de las elecciones de 1993, cuando algunos medios de comunicación intentaron liquidar a quien luego en el año 1996 y en el año 2000 ganó las elecciones. He vivido ya muchas cosas en este partido.
Y ahora os voy a decir lo que quiero. Yo quiero un instrumento al servicio de la sociedad española, que es lo que es este partido político. Este partido responde, sobre todo, ante sus militantes, ante vosotros y ante sus votantes, pero este partido no responde ante ningún grupo de presión, sea de la categoría que sea. De ninguna manera.
 
Quiero que este partido sea lo que es, un partido popular, moderado, abierto e integrador y no un partido de doctrinarios. Eso no lo quiero. Aquí se han incorporado todos, aquí hay liberales, democristianos, incluso socialdemócratas. Aquí caben todos. El PP es el punto de encuentro de mucha gente de la sociedad española. Y precisamente porque aquí caben todos, 700.000 personas que habían votado al PSOE nos han votado en estas últimas elecciones generales. Yo quiero un partido donde todo el mundo se sienta cómodo, donde todo el mundo pueda estar representado, no un partido que responda a una sola ideología. Y yo quiero estar donde estamos, en el PPE, en el GPP en el Parlamento Europeo, yo quiero que nuestros socios sean los que son, Merkel y Sarkozy y si alguien se quiere ir al partido liberal o al partido conservador que se vaya.
 
Amigas y amigos, la cabeza se tiene entre otras cosas para utilizarla. Dar pasos atrás es algo que no le conviene a nadie. Hemos hecho un gran partido, donde hay mucha gente que puede pensar de manera distinta en algunas cosas que no son las fundamentales, pero hemos incorporado a mucha gente. Por eso hemos ganado en muchos sitios donde antes era imposible ganar. Y aquí caben todos. Yo no quiero un partido reducido a una sola ideología. Pero además, yo quiero deciros una cosa: yo creo en la libertad, he creído toda mi vida en la libertad, porque es el fundamento de la dignidad de la persona y porque creo en la libertad como motor de progreso. Quien genera  riqueza y bienestar no es el Estado, sino es la gente. Y el Estado está para ayudar y generar condiciones para que la gente y las personas lo puedan hacer. Creo en más cosas que en la libertad, creo en la igualdad de derechos y oportunidades, porque sin igualdad de derecho y oportunidades no hay libertad. Y yo creo que el Estado tiene que ayudar a aquellas personas a las que no les va tan bien. Yo creo en la educación pública y en la Sanidad pública y en un sistema de pensiones público y si alguien no cree en un sistema de pensiones público –porque este debate ya lo hubo en España- que lo diga.
 
Libertad sí, pero hay gente en la sociedad a la que las cosas le van mejor o peor, que pueden tener mala suerte o pueden no ser tan listos  y ahí se necesita la solidaridad y la cohesión. Y yo eso lo voy a defender, porque es lo que creo.
 
Más. Me voy a presentar al Congreso. Doy la cara, es decir, lo he anunciado. Digo lo que pienso y no estoy en cálculo alguno, me voy a presentar porque creo que uno y que no divido, porque quiero un PP  en el que estén integrados todos, porque ya he vivido cosas que no quiero volver a vivir.
 
Otra razón por la que me voy a presentar es porque me lo han pedido muchísimos compañeros de partido, a mi no me lo ha pedido ningún periódico ni ninguna radio. Me lo han pedido mis compañeros de partido. Y por eso yo les voy a pedir mi voto a mis compañeros de partido. A todos los que seáis compromisarios en el próximo Congreso por la provincia de Alicante os pido el voto, os lo pido ahora.
 
Yo sé de qué va esto. Yo pegaba carteles, yo me presenté en una lista a un ayuntamiento y tuvimos 1 de 25, luego fuimos subiendo. Y les pido el voto a los militantes del partido. Se lo pido porque creo que vamos a ganar las próximas elecciones. Por eso se lo pido. No está entre mis objetivos vitales estar tres años sentado en una silla en la calle Génova. Ya he estado muchos años. No tengo más objetivo político que ganar y estoy absolutamente convencido de que se gana, porque le hemos quitado esta vez 700.000 votos al PSOE y la próxima vez le vamos a quitar dos millones. Y ya no tienen radicales que les puedan votar.
 
Y a partir de ahí en ese Congreso vamos a debatir sobre las ideas de este partido, sus principios, sobre los desafíos a los que se enfrenta la sociedad española, sobre los objetivos de futuro y sobre nuestro programa para los próximos cuatro años. Pero os diré una cosa. Sobre todo eso que vamos a debatir ya hemos estado debatiendo durante estos últimos años. Aquí están los principios que hace tres meses se han aprobado como principios de este partido, donde está la libertad, la igualdad entre españoles y la atención a los más débiles y a las personas desfavorecidas de la sociedad.
 
Vamos a debatir, amigas y amigos. Y si alguien quiere presentarse que lo haga. Es bueno para el partido que lo haga, pero sí quiero decir una cosa. Yo voy a ser leal a mi partido,  a los votantes -porque son personas, más de 10 millones que nos han dado su confianza. Y mi primera obligación -como presidente que soy del PP- es estar a la altura de las circunstancias. Pido que se respete a la gente, a los que han ganado y a los de otras circunscripciones electorales como Andalucía donde han trabajado como nunca y donde han conseguido un brillantísimo resultado.
 
Amigas y amigos. Esto es lo que hay. Y esos son mis principios. Esos y España. Creo en España, en una nación plural, pero creo en la diversidad de España, en el Estado de las Autonomías -he sido vicepresidente de la Xunta de Galicia y a mucha honra-, creo en Madrid, pero creo que no se pueden confundir 25 personas de Madrid con España, porque España es algo mucho más grande y mucho más importante.
 
Amigas y amigos. Termino como empecé. Le he dado muchos años de mi vida a este partido, pero he recibido muchísimo más y tengo un gran amor a este partido, porque he vivido de casi todo. Y además he ido mejorando mi sentido del humor, que es algo absolutamente imprescindible viendo lo que estamos viendo y oyendo lo que estamos oyendo. No vamos a aceptar que nadie distinga entre los que somos buenos y malos dentro de este partido, entre los listos y los no listos. Somos un gran partido y algunos pelean en circunstancias más difíciles y otros no. Y algunos tienen más acierto y otros no. Pero aquí hay 700.000 personas que se gobiernan solas. Lo más importante es esto. Este es un acto para dar las gracias a todos los que habéis trabajado desinteresadamente. Pero ese es el sentido más importante.
 
Muchas gracias".



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados