Menú
Cristina Losada

Terrorismo bueno y terrorismo malo

Terrorismo ya no es lo que decidan los tribunales aplicando las leyes vigentes. Es lo que diga el Ejecutivo. Lo que le convenga para ir tirando.

Terrorismo ya no es lo que decidan los tribunales aplicando las leyes vigentes. Es lo que diga el Ejecutivo. Lo que le convenga para ir tirando.
Félix Bolaños. | EFE

Los socialistas del Gobierno no traspasan ninguna línea roja. Sus líneas rojas son de las que se pueden poner siempre más allá. Son unas líneas rojas móviles muy prácticas. Pronto las comercializarán. Las adelantan en la oscuridad de las negociaciones in extremis y por la mañana, Bolaños o cualquier otro puede decirte impasible: mira, ahí está la línea, ¿la ves?, nosotros no nos hemos movido. La ubicación inicial de la línea era ya imprecisa, altamente confusa, pura y buscada indeterminación, y la final —provisionalmente— lo mismo. En esta ocasión, la de las enmiendas a la ley de amnistía, la artimaña nocturna ha requerido toda una redefinición del terrorismo para poder decir que el terrorismo sigue excluido de la amnistía —¡línea roja!— y que, al tiempo, queden incluidos en la amnistía los posibles actos terroristas de los cachorros de Puigdemont. Más que redefinición, indefinición.

Para el ministro Bolaños, el hombre que siempre dice "impecable", hay dos clases de terrorismo y dos tipos de violaciones de los derechos humanos. Está el terrorismo que viola gravemente los derechos humanos y está el terrorismo que viola los derechos humanos sólo un poquito, levemente, sin querer. Quien pensara que toda violación de los derechos humanos es grave se equivocaba. Como de costumbre, han colocado muy visibles, con ostentación, referencias a Directivas y Convenios europeos para hacer ver que la enmienda concuerda con el derecho de la Unión. Habrá quien lea la Directiva y concluya que lo de los CDR encaja en la definición europea de los delitos de terrorismo, pero quién le manda leerla. Habrá quién recuerde que el propio Sánchez tachaba las acciones de los CDR de terroristas. Pero eso fue en 2019, cuando hacía campaña electoral para ver si atraía algún voto de centro. Ahora ya no está en eso.

En esta indefinición del terrorismo, es terrorismo inocuo que un grupo fabrique explosivos con el fin de hacer atentados y es terrorismo inocuo que atente contra líneas ferroviarias o invada las pistas de un aeropuerto. Si murió un pasajero de un infarto en el follón, no se le puede achacar si no existía "intención directa". El terrorismo inocuo es, por así decir, un terrorismo bueno, porque al contrario del terrorismo malo no tiene intenciones gravemente dañinas. Es, en cualquier caso, un terrorismo amnistiable. Si es que realmente es terrorismo, que se ve venir que no. Porque la ley de amnistía se escribe al dictado de los que van a ser amnistiados —autoamnistía— y con voluntad preventiva. No puede ser que los tribunales concluyan su trabajo y decidan si fue terrorismo o no lo de los CDR y qué implicación tuvo o no tuvo Puigdemont. Terrorismo ya no es lo que decidan los tribunales aplicando las leyes vigentes. Es lo que diga el Ejecutivo. Lo que le convenga para ir tirando.

Temas

En España

    0
    comentarios