Menú
David Vinuesa

El Atlético "cagueta" que 'perdió' ante el Borussia Dortmund

Parece que no por algunos comentarios, pero el Atlético ganó 2-1 al Borussia Dortmund.

Parece que no por algunos comentarios, pero el Atlético ganó 2-1 al Borussia Dortmund.
El Atlético | EFE

Está claro que cada uno puede actuar como quiera y tomarse las cosas a su gusto, pero igual que eso es respetable también debe serlo el rechazar o, como mínimo, alejarse de aquellas personas que ni siquiera en las victorias son capaces de disfrutar. Me molesta bastante la actitud cagueta de, por suerte solo unos pocos en el Atlético, de no valorar ganar en casa 2-1 a un gran equipo como el Dortmund. ¿Por qué no lo valoran? Simple y llanamente porque le tienen pánico al partido de vuelta. Un pánico, ojo, que el propio vestuario ha dado vida con sus actuaciones fuera de casa. Aún así, si me lo permiten, yo me voy a alejar de ese pupismo ilustrado que, como siempre, resta más que suma. Para mí, el Atlético cagueta que perdió ante el Dortmund, no existe.

No sé si saben que el Atlético de Madrid ganó 2-1 al Dortmund. Rodrigo de Paul y Lino marcaron y Haller recortó distancias. Ya está. No hubo más goles. Si el Atlético marcó dos y el Dortmund uno... ganó el equipo rojiblanco. Lo digo porque si hay gente que no vio el partido lo mismo piensan por la cara de miedo de algunos y el frotar de manos de otros que el conjunto rojiblanco perdió el miércoles. No, el Atlético ganó. Cuando marcas dos goles y tu rival uno, ganas. "Pero el palo en el último segundo...". Ya, y la abuela con ruedas sería una bicicleta, sin embargo, no lo es.

Es curioso como leyendo y escuchando comentarios de estas últimas horas da la sensación de que el Atlético tiene que tener más miedo a la vuelta con un 2-1 en la ida que el Real Madrid teniendo que visitar Manchester sin haber ganado, el Arsenal o el Bayern en Alemania con 2-2 en la ida o el Barcelona ante el PSG después de haber vencido en el Parque de los Príncipes. Curioso, no. Interesado, sí. Se frotan las manos. Y oye, puede que el Atlético sea eliminado en Dortmund y no llegue a semifinales, pero ojo, también puede que haya unas semifinales que muchos vean con un Almax en vena cada cinco minutos. Cuidado con planear y celebrar antes de tiempo, que luego hay que poner la cara.

No sé si el Atlético defenderá bien el 2-1 en la vuelta, la verdad es que estoy preparado para cualquier cosa, pero ni de broma voy a despreciar la victoria del miércoles. El otro día vi el partido en el Metropolitano junto al periodista y amigo Fran Guillén y comparto su opinión: "Si nadie piensa que este Atlético, con esta plantilla, puede ganar la Champions, ¿por qué vas a ir con presión?". Tiene razón. Hay mucho que ganar. Hace nada le volvían a repetir al Atlético que Simeone debería irse y que su temporada es nefasta, cosa que también decían de Xavi y ahora se ponen vendas antes de la herida. Si hace nada me dices que este Atlético no vale un duro, ¿le pides ahora ganar la Champions? ¡Ay los relatos! ¡Ya ni siquiera le ponen ganas!

Está claro que del 3-0 o 4-0 merecido ante el Dortmund has pasado a un 2-1 y casi al 2-2, pero las caras en el Atlético no deben de ser malas. Ni de broma. Has ganado el primer asalto en casa y vas en ventaja a Dortmund. No puedes pensar en lo peor después de haber ganado. Me niego. Ese miedo ayuda a tener mentalidad cagueta. El que tenga miedo a Dortmund, a mi entender, que no moleste. Lo del miércoles fue una victoria clave. No tengo ninguna duda de ello. Además, se vivió una noche memorable en lo ambiental y con una primera parte en la que los oídos te dolían positivamente con la euforia de la afición colchonera. Se vivió, a fin de cuentas y como rezaba el tifo previo, un Vicente Calderón en el Metropolitano. ¡Cómo para no disfrutarlo!

Repito: el Atlético no puede despreciar este 2-1 por un presunto miedo a Dortmund. Así no se va a ningún sitio. No confundamos exigencia con angustia. Porque no se pedía un 3-0 o un 4-0 para destrozar al Dortmund y ya sino porque hay mucha gente que da por hecho que se va a perder en Alemania. Solo espero que ese pensamiento se destierre de la cabeza de los jugadores. Solo espero que no tengan la misma mentalidad que, por suerte, un tanto por ciento bajo de la afición colchonera. Porque si eso es así, miedo me dan. Estás en ventaja y te valen dos de tres resultados en Alemania. Había que ganar y se ganó. Punto. El miedo lo debe tener el Dortmund que, de momento, es el que va perdiendo la guerra a falta del segundo asalto. Un Borussia Dortmund, por cierto, que hace nada destrozó a domicilio al Bayern. Quizá el Atlético tuvo algo que ver para que no se viese su mejor versión en Madrid. Porque para supuestamente echarse atrás con 2-0 en 1/4 de Champions hay que, sorpresa, planear un partido que te ponga 2-0. Lo digo porque Simeone y el Atlético han ganado 2-1. Sí sí, que el Atlético ganó el miércoles. No os dejéis engañar. Marcó dos y le marcaron uno. Resultado: ganó. Algo harían bien, digo yo.

En fin... por suerte cada vez hay menos pupistas, pero aún existen. Gente que no valora ganar en casa la ida de unos cuartos de Champions. Que piensa en pasar a unas semis ganando 3 o 4-0 como si fuese fácil. Pupismo ilustrado y dañino, según mi opinión. Alejar eso de grada y vestuario es más importante que otras cosas y yo, al menos desde el lado personal, pienso ignorar a esa gente ante el Girona y por supuesto en la previa del choque de vuelta. Porque a mí no me engañan. El Atlético ganó el miércoles.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios