Menú
Cristina Losada

Cayetana Álvarez de Toledo subleva a los independentistas

Igual quieren dar los nacionalistas lecciones de historia a John Elliot. Al tiempo.

Cristina Losada
0
Igual quieren dar los nacionalistas lecciones de historia a John Elliot. Al tiempo.

Artur Mas está ansioso por encontrar compañeros de viaje en Europa y más allá para su aventura independentista. De ahí un despliegue internacional destinado a convencer al mundo de que España ha maltratado siempre a Cataluña, y a lograr que alguna institución académica, algún periódico, alguna personalidad confieran lustre y aval a su proyecto de ruptura. El ansia de los nacionalistas por recibir alguna palmadita amable del exterior les lleva a celebrar y corear como niños cualquier mención medianamente favorable en la prensa internacional. ¡Hemos salido en la tele! Aunque esas alegrías tienen su envés furioso cuando algún periódico extranjero, al que no pueden colgar el sambenito de Brunete Mediática, da cabida a una opinión contraria a la suya.

Así las cosas, el Financial Times publicó hace días un artículo de Cayetana Álvarez de Toledo, diputada del PP y directora del Área internacional de FAES, en el que alertaba del peligro que representa el secesionismo para el proyecto europeo. Frente al mantra de que el problema catalán es un "asunto interno" de España, sostenía que Europa no puede asistir de brazos cruzados a la ruptura de naciones fundadas en la ciudadanía por un nacionalismo que pretende crear naciones fundadas en la identidad.

Las dimensiones de la ofensa que representó aquella pieza para los independentistas se calibraron por la difusión que dieron a una réplica en forma de carta al director. La firmaba el que fuera cónsul británico en Barcelona entre 2002 y 2005, Geoff Cowling, un firme partidario del referéndum, que participó en unas jornadas sobre la autodeterminación celebradas en Londres y financiadas por la Generalidad. Pues bien, todos los campanarios del nacionalismo repicaron su carta, que elevaron a artículo, y hubo gran alborozo en la aldea. Dijeron que Cowling le había dado un buen "correctivo" a la diputada, además de una lección de historia de las que hacen época, y esto tiene guasa.

Tiene guasa, porque Cowling aseguraba en su carta que "Cataluña fue de hecho una nación independiente hasta 1714", lo cual muestra por lo menos que de la historia de España sabe poco. Y la sigue teniendo porque a Álvarez de Toledo es difícil que un aficionado le pueda dar lecciones en esa materia. Es doctora en Historia por la Universidad de Oxford y discípula de uno de los hispanistas británicos más relevantes, sir John Elliot. El mismo que residió en Barcelona y colaboró con Vicens Vives, y el mismo que definió como "un disparate" el simposio organizado por el Gobierno catalán bajo el lema "España contra Cataluña". Claro que igual quieren dar los nacionalistas lecciones de historia a John Elliot. Al tiempo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios