Menú
Cristina Losada

Frentismo es lo que hacen los demás

Es curioso ese "programa común" de Sánchez, porque es de exclusiva factura socialista.

Cristina Losada
0
Es curioso ese "programa común" de Sánchez, porque es de exclusiva factura socialista.
EFE

Sánchez ha reanudado el curso político desempolvando no viejos libros de texto, pero sí un par de títulos que tienen años. Ha descubierto una tercera vía entre la coalición con Podemos y la repetición electoral, y resulta que se llama "programa común". La tercera vía le dio buenos réditos electorales a Blair en los años 90, pero porque había ahí algo más que un lema con gancho. El programa común de la izquierda, en cambio, fue una idea de Mitterrand que no aguantó la prueba de la realidad, pero dejó una estela duradera que cada tanto se sigue y conduce, como entonces, al naufragio. Tanto allí como en España, donde la izquierda, singularmente la socialista, solía encontrar en Francia los materiales políticos originales de los que carecía.

Es curioso ese "programa común" de Sánchez, porque no se ha elaborado en común. Al menos, aquel de Mitterrand con los comunistas lo hicieron los partidos conjuntamente. Pero este "programa común" que propone el Partido Socialista, quizá queriendo evocar aquella experiencia, es de exclusiva factura socialista. De común sólo tiene el nombre. En realidad sólo es un nombre. Claro que no hace falta mucho más para una operación publicitaria. Armado con el ficticio "programa común", Sánchez pretende que el PSOE sea la "casa común" de la izquierda, con lo que reduce la famosa casa –otra idea francesa– a vivienda unifamiliar.

Sánchez levanta el decorado de lo común para el espectador de izquierdas, y se aplaude a sí mismo por el esfuerzo, pero descalifica preventivamente cualquier intento de que se pongan en común las fuerzas a su derecha. Para el proyecto del PP, España Suma, sólo tiene malas palabras. No malas únicamente por críticas, sino por falsas. Es rigurosamente incierto, por ejemplo, decir que el proyecto supone "la victoria de la ultraderecha, que ha impuesto sus postulados". Si se refiere a Vox, y eso parece, ese partido ha rechazado la propuesta del PP, por lo que su victoria sería, en todo caso, que España Suma no saliese.

Sánchez, en la entrevista o algo parecido que le han hecho en El País para la rentrée, habla como si España Suma fuera ya un hecho, cosa que no es ni es probable que lo sea. Pero, además, dice que es una plataforma "frentista". El candidato que hizo campaña electoral llamando a hacer frente a la foto de Colón, el que metió en el mismo saco a PP, Ciudadanos y Vox, y aún lo sigue haciendo, el que pidió el voto agitando el espantajo de las tres derechas, va y denuncia por frentista a un proyecto de coalición electoral. Debe de ser que el frentismo, como tantas otras cosas, es lo que hacen los demás. Nunca lo que hace uno mismo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation