Menú
Cristina Losada

Rectifique, vicepresidenta Calvo

Quieren hacer una reforma del Código Penal a medida. A medida de los separatistas condenados.

Cristina Losada
0
Quieren hacer una reforma del Código Penal a medida. A medida de los separatistas condenados.
Carmen Calvo | EFE

Rectifique, vicepresidenta Calvo, esas declaraciones suyas en las que quiere hacer pasar por un mandato europeo una reforma de los delitos de rebelión y sedición. "Europa nos ha mandado mensajes de que hay que actualizar algo", dijo. Y: "En algunas sentencias europeas se nos ha advertido que [ciertos tipos penales] sonaban extraños en Europa". Extraños en Europa, mira por dónde, tiene potencial literario. O musical. Pero en sus cuerdas vocales, en las de la vicepresidenta, no suena el inolvidable Sinatra, no suenan sus extraños en la noche. Lo que suena en esos extraños en Europa, y en los (supuestos) mensajes de Europa, es la irritante carraca del separatismo catalán con su dale que te pego, copypego, falsedad tras falsedad. Una de las más falsas y repetidas: que la Justicia europea le ha dado continuos palos a la española por sus decisiones y sentencias sobre el golpe del 1-O.

Rectifique, vicepresidenta Calvo, ya que no ha rectificado el vicepresidente Iglesias. Que resulta que también habla por su boca el separatismo catalán y transmite, sin filtros, la misma desvergonzada propaganda de que los tribunales europeos no paran de quitar la razón a los españoles en lo que atañe a los dirigentes separatistas procesados, condenados o fugados. Se ve que están ustedes, los vicepresidentes, muy dispuestos a comprar esa mercancía averiada. Y a pesar de que es evidente que no lo hacen por indocumentados –no del todo–, conviene recordarles el abecé de este asunto tal como lo exponía, el miércoles 15 de enero, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial:

En relación con los hechos acaecidos en Cataluña en el otoño de 2017, solo existen dos pronunciamientos de estos tribunales [europeos a los que se subordina la jurisdicción española]:

1. La sentencia del TJUE [Tribunal de Justicia de la Unión Europea] de 19 de diciembre de 2019 dictada en respuesta a una cuestión prejudicial planteada por el Tribunal Supremo español y que aclara la cuestión de la inmunidad de los europarlamentarios desde la perspectiva del Derecho europeo en un sentido contrario al sostenido hasta entonces por el propio tribunal europeo, por todos los Estados de la Unión, por la Comisión Europea y por el propio Parlamento Europeo. Una vez conocida la sentencia, el Tribunal Supremo acomodó sus resoluciones a la nueva doctrina y acordó la inhabilitación del procesado Oriol Junqueras, decisión que fue inmediatamente aceptada y ejecutada por el Parlamento Europeo, y solicitó a esta Cámara la suspensión de la inmunidad de Carles Puigdemont y Antoni Comín.

2. El pronunciamiento del TEDH [Tribunal Europeo de Derechos Humanos] que confirmó en todos sus extremos la decisión del Tribunal Constitucional de suspender el Pleno del Parlament de Cataluña de 9 de octubre de 2017 y declaró que esa suspensión era "necesaria en una sociedad democrática" para "el mantenimiento de la seguridad pública, la defensa del orden y la protección de los derechos y libertades de los demás".

La Comisión Permanente también quiere recordar, en relación con la actuación de otros tribunales respecto de los que no existe subordinación alguna de la Justicia española, que ninguno de ellos ha hecho pronunciamiento definitivo sobre las euroórdenes cursadas a Bélgica contra Carles Puigdemont y Antoni Comín –que se encuentran suspendidas– ni sobre la cursada a Escocia contra Clara Ponsatí –que sigue tramitándose-; y que solo el tribunal regional alemán de Schleswig-Holstein rechazó, contra el criterio de la Fiscalía de ese país, la entrega de Carles Puigdemont para ser enjuiciado por el delito de rebelión, aunque sí aceptó su entrega por el de malversación de caudales públicos.

Vicepresidenta Calvo: cuando dice que "Europa nos ha mandado mensajes", expresión en exceso coloquial para la trascendencia del tema, ¿se refiere al mensaje de aquel tribunal de Schleswig-Holstein? Porque, al margen de la calidad del mensaje en cuestión, un tribunal regional alemán no es Europa; está en Europa, ciertamente, pero no es un tribunal europeo. Y si alude a ciertos tribunales belgas, hemos de decir exactamente lo mismo. Puede que Europa le haya mandado a usted, vicepresidenta, mensajes por whatsapp mostrando su extrañeza. Pero no los conocemos. Lo que sabemos es que los dos únicos pronunciamientos de tribunales europeos sobre la materia son los que cita la nota de la Comisión Permanente. Esa es la verdad. Lo que sabemos es que el número de mensajes de Europa con relevancia jurídica que declaren extraños en Europa los tipos penales de rebelión y sedición es igual a cero. Esa es también la verdad. Lo único extraño de toda esta historia son sus declaraciones. Y las del vicepresidente Iglesias.

Es cierto, vicepresidenta, eso que dijo de que "hay tipos penales que son anteriores a la Constitución". Pero ¿hay que cambiarlos por eso? El asesinato y el homicidio son tipos penales anteriores a la Constitución, antiquísimos. ¿Hay que modificarlos entonces? ¿Llamarlos de otra forma? Si quieren llamar a la rebelión "alta traición", como en Alemania, bueno, propónganlo, pero todos sabemos que lo esencial no es eso. Lo esencial es que el Partido Socialista, en su Código Penal de 1995, decidió añadir el requisito de la violencia a la tipificación del delito de rebelión, dejando así desprotegido el orden constitucional frente a intentos de quebrarlo por procedimientos que no fueran, prácticamente, los del golpe de Estado a la antigua usanza.

Aunque lo verdaderamente esencial es el cambalache que se ve venir en estas operaciones de confusión: rebajar las penas de sedición bajo el camuflaje de endurecer las de rebelión. Quieren hacer una reforma del Código Penal a medida. A medida de los separatistas condenados. No vienen mensajes de Europa, vicepresidenta. De donde les llegan mensajes es de la cárcel de Lledoners. Del jefe de sus socios de investidura.

En España

    0
    comentarios

    Servicios