Menú

Google, a juicio

Facebook podría haber lanzado un buscador propio que incorporara en los resultados lo que sabe de nosotros. Y en ese caso Google tendría tantas razones para quejarse como las que tiene Facebook ahora. Es decir, ninguna.

Daniel Rodríguez Herrera
0

El último movimiento de Google prácticamente garantiza que en breve los políticos decidan meterla en cintura y sometan a la empresa a un proceso por abuso de posición monopolística. Hace ya años, el buscador incluyó un servicio llamado "Universal Search" que permitía devolver unos resultados más variados que una simple lista de enlaces a otras páginas. Así, por ejemplo, si buscamos "Rajoy" nos aparecerán resultados diferenciados de imágenes, vídeos y noticias. Este sistema es también el que detecta si lo que queremos encontrar es un lugar o una película y muestra donde está el sitio o en qué cines la echan.

Sin duda, el servicio mejora mucho las búsquedas de Google y las hacen más útiles a los usuarios. El problema reside en aquellos casos en los que muestra esos resultados por encima de los enlaces a servicios equivalentes de otras empresas. Por ejemplo, no suelen aparecer servicios de mapas distintos al de Google cuando buscamos un lugar, y el servicio de comparación de precios sale frecuentemente por encima y con mayor detalle que el de sus competidores.

Las autoridades de la competencia de Estados Unidos ya comenzaron a investigar a Google cuando el buscador empezó a ofrecer resultados de su propio servicio de búsqueda de vuelos, que actualmente sólo funciona con viajes con salida y llegada en EEUU. Y naturalmente, en cuanto el buscador ha decidido incorporar datos de Google+ en los resultados, han decidido incluirlos también en el futuro proceso que abrirán contra la compañía.

Lo que ha hecho Google es incorporar lo que saben sobre ti en los resultados que te muestran a ti. Es decir, si buscas una "Patricia", en los resultados te aparecerán patricias que conoces personalmente siempre que, y ahí esté el truco, ambos estéis en Google+ y os tengáis en vuestros círculos. O si buscas "picapiedra", te saldrán fotos de gente que conoces disfrazadas de dibujo animado y a poder ser gritando "Yabadabadú". No está mal, pero dado que Google+ está muy por debajo de otras redes sociales, para resultar útil debería incorporar también las conexiones sociales y los contenidos de sus competidores, especialmente de Facebook.

Es muy difícil no ver que desde el punto de vista de las autoridades antimonopolio esto es un caso de libro de un monopolio (en las búsquedas) empleando su cuota de mercado para librarse de otros competidores en otro sector (las redes sociales).

El problema de este razonamiento es que resulta difícil acusar a Google de monopolio cuando basta con un clic para acudir a los servicios de uno de sus rivales. El disfrutar de una gran ventaja respecto a tus competidores cuando no existen más barreras de entrada al mercado que dar a conocer tu producto entre tus clientes potenciales no responde a ningún abuso, sino a que hace las cosas muy bien. Bing existe, pero Google es mejor.

Facebook podría haber lanzado un buscador propio que incorporara en los resultados lo que sabe de nosotros a través de nuestras cuentas en la red social. Y en ese caso Google tendría tantas razones para quejarse como las que tiene Facebook ahora. Es decir, ninguna.

Daniel Rodríguez Herrera es subdirector de Libertad Digital, editor de Liberalismo.org y Red Liberal y vocal del Instituto Juan de Mariana.

Nota: El autor autoriza a todo aquel que quiera hacerlo, incluidas las empresas de press-clipping, a reproducir este artículo, con la condición de que se cite a Libertad Digital como sitio original de publicación. Además, niega a la FAPE o cualquier otra entidad la autoridad para cobrar a las citadas compañías o cualquier otra persona o entidad por dichas reproducciones.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation