Menú
EDITORIAL

¿Elecciones anticipadas en Andalucía?

Los populares deben ser conscientes de que el único tándem decisivo para desbancar a los socialistas ya no es ni será PP-Cs sino, en todo caso, PP-Vox.

EDITORIAL
0

Vistas las maniobras de acercamiento al PSOE por parte de lo que queda de Ciudadanos, no parece en absoluto descabellada la propuesta del líder de Vox, Santiago Abascal, de celebrar elecciones anticipadas en Andalucía: ciertamente, aun cuando Juan Marín no haya dado hasta la fecha muestras de estar dispuesto a hacer lo que sus correligionarios han tratado –infructuosamente– de hacer con el PP en Murcia, el riesgo existe. Y no sólo porque el líder de Cs en Andalucía no comparta la opinión del hasta ahora referente de su partido en Valencia, Toni Cantó, sobre el error que ha supuesto tratar de apuñalar al PP en Murcia para acercarse al PSOE, sino porque, a día de hoy, y desde hace ya tiempo, el único tándem que, según los sondeos, sería capaz de impedir a los socialistas volver a la Junta es PP-Vox, no PP-Cs.

No obstante, poner ahora fin a la estabilidad relativa del Gobierno de coalición PP-Cs, que, con el apoyo externo de Vox, tan buen trabajo está haciendo en Andalucía, tampoco está exento de riesgos. Y es que, aun cuando los sondeos pronostican que Vox barrerá al desnortado Cs como tercera fuerza en Andalucía, no está nada claro que los pocos escaños que le quedaran a la formación naranja dejaran de ser decisivos –o fueran suficientes– para conformar un Gobierno alternativo al PSOE.

La volatilidad del moribundo Cs hace razonable la propuesta de Abascal, pero tampoco hay necesariamente que ponerse la venda antes de la herida con un anticipo electoral que, si bien otorgaría a Vox el peso real que tiene ya en Andalucía, abriría las puertas a la amenaza del retorno socialista. Si a eso se añade que el presidente del PP regional no se caracteriza por hacer suya aquella máxima de Virgilio según la cual “la fortuna sonríe a los audaces”, es harto dudoso que Juanma Moreno se embarque en un anticipo electoral en el que el único beneficiario claro parece Vox.

Sea como fuere, el PP, en Andalucía, en Murcia, en Madrid y en el resto de España, debe dejarse de complejos y asumir con todas las consecuencias que el único tándem decisivo para desbancar a los socialistas de los Gobiernos regionales y del central ya no es ni será el que conforma ahora con Vox sino el que debe empezar ya a forjar con Vox.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia