Menú

El felón Sánchez y el indulto a sus aliados golpistas

Nunca se insistirá lo suficiente en la ausencia de escrúpulos de este personaje nefasto que puede sumir a España en una crisis de gravísimas consecuencias.

EDITORIAL
0

Pocas cosas dejan tan en evidencia la nula credibilidad del último sondeo del CIS como que el propio director del organismo público, el comisario socialista José Félix Tezanos, se haya desmarcado del mismo afirmando que no cree que el PP "caiga tanto" y que Vox "no suba más".

La nula credibilidad del sondeo, que pronostica que Pedro Sánchez podrá seguir en el Gobierno sin el respaldo de los golpistas catalanes que le auparon, queda no menos de manifiesto en el ominoso hecho de que el líder del PSOE haya vuelto haya vuelto a dejar abierta la posibilidad de indultar a los golpistas que están siendo juzgados por el Tribunal Supremo.

Resulta muy significativo que Sánchez no se haya querido pronunciar sobre si indultaría a los golpistas y haya recurrido a esta excusa patética y falaz: "En estos momentos, lo que tengo que hacer es respetar la independencia del Poder Judicial y el principio de presunción de inocencia (...) una vez que haya sentencia, lógicamente el poder político tendrá que posicionarse".

Es obvio que sólo se pude indultar a personas que previamente han sido condenadas, por lo que la referencia de Sánchez a la "presunción de inocencia" no deja de ser una boutade destinada a evitar un pronunciamiento claro. Por otra parte, pocas cosas atentan más contra la independencia del Poder Judicial que la predisposición a dejar sin efecto las sentencias de los tribunales, especialmente cuando se trata de casos tan graves como el que tiene por protagonistas a los golpistas catalanes.

Pedro Sánchez es perfectamente consciente de que también muchos electores de izquierdas están hartos del desafío separatista y de la impunidad de los separatistas. Pero al mismo tiempo sabe que se le complicaría enormemente la reelección si se negara abiertamente a satisfacer las exigencias de sus potenciales aliados. De ahí su ambigüedad; de ahí la necesidad de crear la ficción de que el PSOE ya no quiere ni necesita pactar con los separatistas, tal y como pronostica el CIS intoxicador. Pero de ahí también la cobardía de no romper puentes con esas mismas formaciones, no sea que la única forma de mantenerse en la Moncloa sea la misma que le permitió llegar a ella...

Nunca se insistirá lo suficiente en la ausencia de escrúpulos de este personaje nefasto que puede sumir a España en una crisis de gravísimas consecuencias.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation