Menú

Fin de semana

LAS MENTIRAS DEL 11-M

Las mentiras de la investigación

Luis del Pino
Como ciudadanos, nos merecíamos que los poderes públicos nos aclararan qué fue lo que pasó en Madrid aquel 11 de marzo. Especialmente se lo merecían las víctimas, a las que dos años y medio después nadie les ha dado una explicación de quién mató a sus seres queridos o quién las hirió a ellas mismas. Y esa obligación resulta aún más perentoria si tenemos en cuenta que el actual Gobierno accedió al poder con el compromiso de decir la verdad a los españoles acerca de aquella masacre.
PRÓLOGO A LA ECLOSIÓN LIBERAL, DE JUAN CARLOS GIRAUTA

Uno de los nuestros

Federico Jiménez Losantos
Siempre me asombra la fecundidad y la facundia de los grandes columnistas de Libertad Digital, entre los que Girauta destaca por derecho propio y aquiescencia general. En este libro apasionante que tengo ahora el honor de prologar se nos dan muchas claves para entender ese fenómeno que, pese a haber ayudado a traer al mundo, a veces miro y no reconozco.
CÓMO ESTÁ EL PATIO

Jalogüín

Pablo Molina
En España somos la mar de antiamericanos, pero cuando llega el 31 de octubre convertimos nuestras ciudades en un remedo de los suburbios de cualquier poblachón del medio oeste yanqui y nos quedamos tan tranquilos. Venga reírnos de los necios americanos y cuando llega el momento nos hacemos pipí copiando sus costumbres.
PANORÁMICAS

Una sublime película imperfecta

Santiago Navajas
Félix de Azúa, uno de los indomables y originales ciutadans de Catalunya, escribió en su blog: Los primeros románticos (que eran los buenos) afirmaban que toda gran obra ha de ser necesariamente incompleta, fragmentaria, inacabada. La ambición intelectual y artística ha de ser tan descomunal como para hacer imposible el acabamiento. La obra maestra, como Ícaro, ha de terminar hundiéndose en el mar tras haber divisado la orla del sol.
UN VIAJE POR LAS HURDES

A San Blas, abogado de la garganta

Pío Moa
Una imagen oriental de San Blas.
He aquí el poema dedicado a San Blas, abogado de la garganta, compuesto por el padre de la señora Isabel y por ella misma en ocasión de haberse salvado esta última de unas anginas malignas.