Menú

Barra Alta crece con los platos de temporada con protagonismo del atún salvaje y el Paquito

En Barra Alta, el chef Dani Roca ha creado dos platos entorno al atún rojo salvaje para celebrar la temporada de este extraordinario producto.

En Barra Alta, el chef Dani Roca ha creado dos platos entorno al atún rojo salvaje para celebrar la temporada de este extraordinario producto.
Barra Alta y sus platos de temporada con protagonismo del atún salvaje y el Paquito

Para los que somos de barra, entre los que me incluyo, sólo el nombre de este retaurante ya es una declaración de intenciones, pero Barra Alta, que así se llama el restaurante del propietario y chef Dani Roca, es un templo del producto y del buen hacer en la cocina que le ha llevado a ser uno de los locales Recomendados por la prestigiosa Guía Michelin por segundo año consecutivo.

barra-alta-tartar-vieira-bogavante-h.jpg
Tartar de vieira y bogavante

Y ahora que empieza a apretar el calor ha adaptado la carta con platos más frescos y de temporada, como es el caso del atún salvaje y del Paquito, que no es tu cuñado, y que si no sabes lo que es lo vas a descubrir pronto.

La cocina de Dani Roca es sencilla, reconocible y con toques internacionales que tanto se han incoporado a nuestra dieta mediterránea. El chef se declara un "romántico" de la cocina a quien le gusta que sus platos sean "redondos", aunque como confiesa a Libertad Digital, no siempre salen del gusto de todos los comensales. De esos platos redondos, no sólo por la forma, y que es obligatorio pedir, el tartar de vieira y bogavante (11€ unidad), una tosta de maíz crujiente con una base de guacamole, la vieira y el bogavante y un ceviche kimchi maravilloso que los envuelve. El maridaje corre a cargo de un buenísimo Godello Ladairo con DO Monterrey.

Como en mi anterior artículo sobre Barra Alta, me reafirmo en la creencia de que este restaurante es uno de los mejores de Madrid por su relación calidad precio. Porque en la carta te encuentras con una selección de ostras, al natural o con cuatro preparaciones distintas. También tienes tapas frías como el ceviche de vieiras o la ensaladilla con gamba cristal o tapas calientes como las croquetas, el buñuelo de bacalao, el buenísimo brioche de calamares como homenaje al tradicional bocata castizo o las también tradicionales patatas bravas pero reversionadas. Además, de las granjas de Cobardes y Gallinas llegan estos huevos premium de los que también os he hablado ya para degustar un mar y montaña o con patatas y foie.

barra-alta-barra-mesas-altas-biel-capdevila.jpg
Barra y mesas altas de Barra Alta

La decoración de Barra Alta acompaña al disfrute porque es elegante y acogedora, con una zona más informal con barra y mesas altas de mármol perfecta para un servicio más desenfadado en el que puedes comer o picar lo que quieras de su carta. El comedor, como todo el restaurante, está revestido por tonos azules y grises y en la sala te encuentras mesas con sillas y sillones que aportan un aire colonial perfecto para disfrutar de una comida más pausada.

Platos de temporada

barra-alta-dani-roca-atun-biel-capdevila.jpg
Dani Roca cortando el atún salvaje

De esos platos de temporada que puedes saborear en Barra Alta por tiempo limitado, destacan los de atún salvaje, uno de los protagonistas del verano. Dani Roca ha elaborado dos platos para los amantes de un producto tan exclusivo como delicioso. Para su elaboración ha seleccionado al proveedor Biotuna, que los pesca con sedal y anzuelo, en una apuesta por la sostenibilidad del medio marino, y que emplea la técnica de sacrificio de origen japonés conocida como Ikejime, de la que ya os hablé con motivo del ronqueo de atún. Esta práctica permite reducir al máximo el sufrimiento del animal tras su captura a la par que ayuda a mantener la calidad de su carne.

Nosotros probamos el tartar de atún salvaje con xatonade (25€) que lo acompaña con tomate cherry semi seco, escarola, tapenade de aceitunas y salsa xató, en un guiño a la cocina catalana. Esta es la salsa propia de la xatonada, la ensalada catalana por excelencia, y funciona como aliño, elaborado con vinagre de arroz, mirin, wasabi y soja.

barra-alta-tartar-atun-arturo-de-lucas.jpg
Tartar de atún salvaje con xatonade

La otra preparación que probaremos pronto es un tataki clásico de atún salvaje rebozado con curry, semillas de amapola y semillas de sésamo tostado y negro, y que después presenta sobre una base de tartar de tomate acompañado de alcaparra, oliva gordal y anchoa. A su alrededor, dos salsas, una samjang y otra gochujang, para que el comensal vaya jugando y mezclando a su gusto, y un aceite verde de albahaca, que da el toque herbal y refresca el bocado. Pipas de calabaza y de girasol y unos toques de perejil y de cilantro completan la receta.

barra-alta-paquito-cordero-biel-capdevila.jpg
Paquito de cordero de Barra Alta

También de temporada llega a la carta de Barra Alta el Paquito de cordero (9,50€), listo para participar en una edición más de la Ruta del Paquito. Este delicioso bocadillo de Dani Roca es un pan brioche relleno de ragú de cordero, berenjena rebozada, salsa de yogur a la menta y ceobolla encurtida.

En el apartado de platillos te encuentras desde unos callos a una albóndigas con sepia, pluma de bellota o chipironcitos de la playa a la plancha, una cola de rape con suquet o el curioso y rico gallo de costa estilo thai (24€), que lo sirven frito entero –te puedes y debes comer la raspa y hasta la cabeza, acompañado de salsas asiáticas con un toque picante, hojas de menta y coco.

barra-alta-exterior-biel-capdevila.jpg
Entrada de Barra Alta

Para los más golosos, además de la cremosa tarta de queso, una muy buena crema catalana con carquiñoli (9,60€), muy suave, con nata sin azucarar y terminada con los tradicionales carquiñolis catalanes. Para acompañarla un vino dulce Par Naranja de DO Condado de Huelva (5,20€).

Tanto su ubicación –calle de Lagasca, 19– como su distribución y carta, Barra Alta es el restaurante perfecto tanto para comidas de trabajo como para cenas con amigos, para ocasiones especiales en pareja o quedadas de grupos más grandes. Su ticket medio es de 50€ y cuenta con dos tipos de menú degustación para quienes quieran probar una representación mayor de su carta. El menú Madrid cuesta 57€ y el menú Lagasca cuesta 70€. Ambos son para la mesa completa.

Sígueme en mi Instagram para más recomendaciones.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro