Menú

El ala radical de Ahora Madrid vence: los distritos podrán enmendar las decisiones del Comisionado de Memoria Histórica

Tanto PP como C´s pusieron el acento en la grave de división interna de Ahora Madrid como origen de este entuerto que resta poder al Comisionado.

0
Tanto PP como C´s pusieron el acento en la grave de división interna de Ahora Madrid como origen de este entuerto que resta poder al Comisionado.
Montserrat Galcerán y Celia Mayer en una imagen de archivo | Archivo

Las fricciones internas entre las distintas facciones que componen Ahora Madrid se recrudecen especialmente a la hora de tratar la Ley de Memoria Histórica. Varios concejales pertenecientes a la corriente más radical de la confluencia política que gobierna la capital, Ganemos Madrid, han mostrado abiertamente sus discrepancias con las políticas seguidas a este respecto por Manuela Carmena y han llegado a actuar "por libre" en relación a este asunto; el último caso lo protagonizó la concejal presidente del distrito de Tetuán, Montserrat Galcerán.

Tal son las cosas que en los últimos tiempos parecía haberse impuesto el criterio del ala extremista del Gobierno municipal. Así, el Ejecutivo de Carmena tenía previsto saltarse lo acordado por el Pleno el pasado mes de junio a través de una ordenanza que regula el cambio del callejero. En aquella sesión plenaria todos los grupos acordaron, a petición del PP, que la última palabra a la hora de cambiar el nombre de una calle la tuviera el Pleno -lugar donde están representados todos los grupos políticos- y no la Junta de Gobierno, únicamente compuesta por los concejales de Ahora Madrid, que es lo que ahora se pretendía hacer con la nueva ordenanza.

Esto significaba que estos ediles, según su criterio, podrían contravenir un acuerdo del Pleno para, por ejemplo, cambiar el nombre de una calle, parque o monumento desoyendo, incluso, las directrices del Comisionado de la Memoria Histórica. El pasado mes de enero Rita Maestre lo explicaba así: "El Gobierno conciliará las distintas propuestas que se pongan encima de la mesa porque es el Gobierno quien mantiene la competencia de aplicar las propuestas del Comisionado o no. (…) La capacidad de decisión sigue siendo del equipo de Gobierno. Nos reservamos la facultad de aplicar esas propuestas porque en la ciudad gobierna el equipo de Gobierno y no un órgano experto (Comisionado), que asesora".

Pero esta vez los planes de Ahora Madrid se han visto en cierta parte truncados por la oposición de PP, PSOE y Ciudadanos: los tres partidos han unido sus fuerzas para impedir que la última palabra en el cambio de una calle la tenga la Junta de Gobierno. Aunque cada uno de ellos ha expresado este martes sus matices y discrepancias en una comisión celebrada con carácter de urgencia.

El tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, explicó cómo quedará finalmente el procedimiento recogido en esta nueva ordenanza: la propuesta del Comisionado sobre un cambio en el callejero se dará traslado, a través de él mismo, a las juntas y a las áreas de gobierno afectadas. Una vez que éstas elaboren un informe éste volverá al Comisionado para que lo analice. Después, el Pleno del Ayuntamiento lo debatirá y votará para que finalmente esa resolución sea analizada y votada en Junta de Gobierno. "Aclaro que es voluntad y compromiso de Ahora Madrid que lo que apruebe el Pleno será lo que apruebe la Junta de Gobierno. No habrá ninguna modificación". Además, uno de los acuerdos alcanzado es que el traslado de la propuesta del Comisionado a las juntas de distrito no se limite únicamente al concejal presidente [intención primera del Ejecutivo municipal] sino también a los grupos municipales.

Un proceso "enrevesado"

En el texto que han llevado este martes a comisión "añaden un enrevesado proceso por el cual si un concejal de distrito quiere alegar [algo con respecto a lo expuesto por el Comisionado], el Comisionado tiene que volver a emitir un informe; un informe que no sabemos en qué sentido se tendría que postular, si a favor o en contra", señaló la concejal de la formación centrista Sofía Miranda. "Frente a esto nosotros decimos que no. Queremos que se suprima el punto segundo y tercero" que dicen que el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, informa al Pleno y luego traslada esa información a los concejales de distrito y de Gobierno. Y que el Comisionado hará un informe con modificaciones al dictado de los concejales de distrito, "¿pero no habíamos quedado que los grupos estábamos indirectamente representados en el Comisionado y todos asumíamos lo que dijera el Comisionado?", se preguntó. "Para eso les ahorramos a los madrileños el coste del Comisionado, si no lo vamos a aceptar…". Según Miranda el objetivo de este "proceso enrevesado parece diseñado para salvar la cara entre sus distintas facciones".

No se trata de quitarles competencias a las juntas de distrito, defendió Miranda, pero en materia de Memoria Histórica se trata de que "entendamos que hemos delegado al Comisionado y que los concejales asumamos y votemos democráticamente los cambios que se vayan a hacer".

El "juego del pilla-pilla" con la Memoria Histórica

Antes, Miranda relató lo que en esta legislatura se ha venido haciendo en esta materia. "Lecciones sobre cómo no aplicar la Ley de Memoria Histórica: contrato a dedo fallido con la cátedra de la Complutense; monolitos derrumbados con nocturnidad y alevosía; placas desaparecidas, desmentidos; mentiras; ida y venidas; creación de un Comisionado. Un poco de respiro. Desaire a este Comisionado por parte de las juntas de distrito; una comisión -la de hoy mismo- convocada a toda prisa. Y así llevamos un año. Y esto parece más el juego del pilla-pilla que un proceso sosegado, reflexivo y sensato como cabría esperar. (…) En estos 365 días no ha habido un mes en el que la Memoria no fuera motivo de noticia o de disputa".

Según la edil de Ciudadanos, esta forma de proceder parece indicar que estas disputas "duren toda la legislatura porque así no se habla del record de inejecución presupuestaria, de cómo el número de viviendas públicas de este Ayuntamiento ha crecido en 2016 en dos unidades, de cómo de las 366 inversiones financieramente sostenibles no se ha completado ni una o de cómo no se ha publicado ni una de las subvenciones de Cultura".

Y durante todo este periodo el Gobierno de Ahora Madrid ha jugado "a dos barajas": por un lado, otorgaron la responsabilidad al Comisionado de Memoria Histórica y por otro, haciendo en los distritos propuestas "muy cargadas de exhibicionismo ideológico". Miranda subrayó que "hay un cortocircuito evidente en su lado de la mesa -donde junto a Mauricio Valiente estaba sentada Montserrat Galcerán- ustedes mismos no están de acuerdo con lo que la otra parte quiere hacer y los rehenes de toda esta situación son los madrileños". Y se preguntó: "¿Qué opina la alcaldesa de que sus concejales dejen a los pies de los caballos el trabajo de los prestigiosos expertos a los que se ha encontrado esta labor?".

"En la guerra del callejero hay vencedores y vencidos"

Por su parte, el PP entiende también que el hecho de que las juntas de distrito puedan ahora emitir recomendaciones a los dictámenes del Comisionado es una muestra de que Ahora Madrid tiene "un problema entre sus filas" ya que varios ediles "se han puesto a hacer la guerra por su cuenta" al Comisionado. Y por ello, a juicio de la popular Isabel Rosell, se permitirá ahora que los distritos hagan alegaciones a las recomendaciones de este ente presidido por la socialista Francisca Sauquillo, que posteriormente tendrá que revisar de vuelta sus observaciones. "¿Y qué quiere que les contesten?", se preguntó la edil popular, que aseguró que Ahora Madrid pretende "saltarse" el acuerdo de creación del Comisionado. "Parece más que el Comisionado no gusta a ciertas personas que están sentadas al otro lado de la mesa", incidió.

Además, Rosell puso en duda la palabra y el valor del compromiso adquirido por el Gobierno de Carmena. "Si no cumplió el acuerdo unánime del Pleno de modificar la ordenanza nos pide que ahora creamos que usted va a cumplir este compromiso político".

"En esta guerra del callejero, que tienen ustedes entre sus filas, hay vencedores y vencidos y finalmente estos concejales han conseguido torcerle el brazo a la señora alcaldesa, a la señora Sauquillo y al Comisionado. Y por eso nos traen ustedes aquí esta propuesta, que consiste básicamente en pasear la propuesta elaborada por el Comisionado por el Pleno antes de mandarla a sus concejales de distrito para que la despedacen, enfrentándoles de nuevo con el Comisionado que deberá aceptar o no las modificaciones propuestas. Pretenden obligar al Comisionado a que se vuelva a revisar y justifique de nuevo el criterio de su propuesta a la luz de las observaciones de los concejales de distrito", resumió Rosell.

Pero "lo más grave -a juicio de la edil popular- no es sólo que se salten un acuerdo plenario (…), es que pretenden que también nos saltemos todos un segundo acuerdo plenario y es por el que se creó el Comisionado de Memoria Histórica". Así, Rosell apuntó que no cree que "ningún miembro del Comisionado hubiera aceptado la invitación de la alcaldesa para formar parte de un órgano cuya labor es permanentemente cuestionada". Por tanto, exigió que antes de la celebración del próximo Pleno, Valiente remita a todos los grupos políticos "una declaración firmada por la presidenta del Comisionado y todos sus miembros aceptando los cambios en las reglas de juego establecidas en el acuerdo plenario por el que se acordó la creación de este órgano".

En cambio, la socialista Mar Espinar sí defendió este cambio de última hora y que a las juntas de distrito se las informe y tengan la posibilidad de alegar ante las propuestas del órgano dirigido por Sauquillo. "Pero las Juntas no son los concejales de Ahora Madrid, somos todos", recordó. "Queremos restar poder a los concejales que gobiernan a base de decretos", señaló dirigiéndose a Galcerán.

Ciudadanos y PP presentaron enmiendas, el segundo una a la totalidad, que fue rechazada. PSOE y Ahora Madrid transaccionaron alegaciones de los primeros. El dictamen de la comisión -texto que ha incluido una enmienda del PP- salió adelante con la abstención de Ciudadanos y la oposición del PP.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia