Menú

Marchena aplica un duro correctivo al abogado de Cuixart: "No es buen camino ése.¡Es el momento del interrogatorio!"

El presidente del tribunal ha reprendido al abogado Álex Solá por la impertinencia de sus preguntas en el interrogatorio a un policía nacional.

0
Marchena aplica un duro correctivo al abogado de Cuixart: "No es buen camino ése.¡Es el momento del interrogatorio!"
El abogado Alex Solá en una sesión del juicio. | EFE

El presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha aplicado un duro correctivo al abogado del presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart. "No es buen camino ése.¡Es el momento del interrogatorio!", espetaba Marchena al letrado Álex Solá.

El enfrentamiento tenía lugar cuando el abogado de Cuixart preguntaba a un agente sobre su intervención en un centro de votación el 1-O: "¿Vio usted a agentes de las UIP (antidisturbios) persiguiendo con las defensas y golpeando a gente?". Marchena le interrumpía: "Es mejor señor letrado que le pregunte lo que vio él, no que le formule todo lo que usted cree que debió haber visto y él se limité a contestar 'sí', 'no'". Pregúntele lo que él vio, no lo que usted cree que debió haber visto".

"La Fiscalía ha tenido tolerancia para hacer este tipo de preguntas", afirmaba Solá, "No mire, no. No es buen camino ése. La Fiscalía ha realizado el interrogatorio que el tribunal ha considerado pertinente. Lo que usted está haciendo no es pertinente y no busque que eso se convierta, lo impertinente en pertinente, a través de un juicio de contraste con lo que está haciendo la Fiscalía. No lo busque, porque no es correcto además y lo sabe usted perfectamente. Éste no es el momento de constatar", afirmaba Marchena.

"Éste es el momento del interrogatorio, pero conforme exige la Ley de Enjuiciamiento Criminal. No en términos hipotéticos, sobre lo que usted cree que debió haber visto el declarante. O sea, que pregúntele si lo considera usted oportuno lo que vio", concluía el presidente del tribunal. En ese momento, el letrado de Cuixart formulaba una protesta por "este criterio de diferencia pertinencial" y continuaba con su interrogatorio.

Mientras, distintos agentes antidisturbios están relatando al tribunal cómo fueron sus actuaciones en los centros de votación durante el 1-O. Uno de ellos, reconocía el uso legítimo de la fuerza: "Hice uso de la defensa cuando tuve que ir en auxilio de un grupo que se había quedado bloqueado. Golpeábamos en zonas no vitales, en las piernas, de la forma reglamentariamente prescrita. A un compañero, se me olvidó comentarlo antes, le tiraron una moto".

Un policía recordaba la aparición de la entonces consejera de Educación, hoy fugada, Clara Ponsatí, en una sentada el 1-O delante de su Departamento de Enseñanza: "Podía haber unas 230 personas, cuando nos vieron llegar la gente se sentó en el suelo e hicieron barreras humanas, entrelazados junto a la puerta. Cuando llegamos había una señora (Clara Ponsatí) que estaba gritando que quería entrar, que ésa era su casa, estaba en el suelo, en actitud bastante nerviosa. Vi que Clara Ponsatí tenía dos hombres a su lado, pero no vi que fueran sus escoltas, lo supe a posteriori, una de las personas sacó la acreditación y dijo que era 'compañero', era mosso d'esquadra".

Sobre la inacción de los Mossos, recordaban: "Había dos mossos de uniforme en el interior del colegio, como si estuvieran en unas elecciones normales. Cuando entramos, se apartaron y no establecieron ni contacto visual, no hubo nada con ellos".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation