Menú

Vencedores y vencidos del encaje de bolillos de la coalición PP-Cs

Lorena Roldán se colocaría en la cuerda floja mientras que habría que ver si Cs acepta un candidato como Alfonso Alonso.

0
Lorena Roldán se colocaría en la cuerda floja mientras que habría que ver si Cs acepta un candidato como Alfonso Alonso.
Casado y Arrimadas. | EFE

En toda fusión hay vencedores y vencidos. Y la de Partido Popular y Ciudadanos que cada vez se atisba más en el horizonte no será una excepción. Que los de Pablo Casado y el partido naranja presenten listas conjuntas, empezando por las tres elecciones a celebrar este 2020, las gallegas, vascas y catalanas, como planteaba este viernes Inés Arrimadas, será objeto de debate público, pero también de un difícil encaje de bolillos en el que muchos podrían quedarse por el camino.

PP y Cs tienen claro que el patrón de este "encaje" no será el mismo para las tres autonomías. Es decir, que el modelo de pacto puede tener sus peculiaridades dependiendo del territorio. Los populares ven más necesaria la unión allí donde "el constitucionalismo peligra", es decir, en Cataluña y el País Vasco. Por su parte, en Galicia, donde Ciudadanos no tiene representación en el parlamento autonómico, desde el PP explican que la fórmula tendría que ser distinta ya que allí "el centroderecha no va fragmentado a las urnas y el PP siempre ha sido la suma con la que aglutinar a todos".

Lorena Roldán, en la cuerda floja

Si en Galicia el PP se ve más fuerte que Cs y cree que puede hacer valer los buenos resultados de Alberto Núñez Feijóo para poner sus condiciones, en Cataluña saben que tendrán que aceptar las exigencias que les planteen desde el partido naranja.

Como blasonaba Arrimadas, la preeminencia de Cs en Cataluña es evidente, aunque las últimas encuestas les sitúan muy lejos de su histórica victoria en las autonómicas de 2017, mientras que el PP se ha recuperado en ese territorio, tras obtener el 10 de noviembre el segundo escaño por Barcelona, exactamente el mismo resultado que Ciudadanos, que no tiene ningún ayuntamiento en su comunidad de origen.

Esta bajada es una de las razones por las que Cs ha pasado de negarse en rotundo a la unión a abrirse a ella. Tras meses recibiendo un "no" por respuesta, el líder del Partido Popular catalán, Alejandro Fernández, ve ahora más cerca la posibilidad de la unión del centroderecha frente a los separatistas y será "generoso" con las solicitudes de Cs.

Eso sí, fuentes populares no tienen problema en reconocer que, si el pacto llega a buen puerto, les gustaría que la actual líder naranja en Cataluña, Lorena Roldán, no sea la candidata.

lorena-roldan071019.jpg
Lorena Roldán

Preguntada por este asunto este viernes, Inés Arrimadas evitaba confirmarla como cabeza de lista, a pesar de que ya ha sido ratificada en unas primarias naranjas, y se salía por la tangente asegurando que "no es un tema [el que Ciudadanos encabece esa eventual coalición] que esté en cuestión", evitando así concretar si Roldán será cabeza de lista.

El problema del PP vasco

En el caso del País Vasco cabe recordar que la dirección del PP allí ya trató de forjar una alianza con Cs el pasado septiembre que fue frenada en seco por Albert Rivera destituyendo a su coordinador en esa comunidad.

Ahora que la plataforma denominada en su día "vascos suman" parece más cercana, el problema será el del candidato. Los dirigentes del PP vasco dan por hecho que en los próximos días Pablo Casado apoyará públicamente la candidatura de Alfonso Alonso pero no todos en la cúpula popular creen que sea la mejor de las posibilidades. "Si repite Alonso es porque no se encuentra otra opción", explican fuentes populares a LD. Sin olvidar que habrá que ver también si los de Arrimadas lo aceptan.

En cuanto a los discursos de ambos partidos, si bien en Cataluña resaltan, más allá de los matices, los puntos de coincidencia, sobre todo en el rechazo conjunto al separatismo, en el País Vasco aparecen más las diferencias. Ciudadanos ha abanderado un discurso anti foralista que le ha hecho confrontar en el Congreso con los nacionalistas vascos, pero también con el PP. Aunque el partido naranja ya empezó a enmendar ese camino cuando aceptó, dentro del acuerdo con Unión del Pueblo Navarro (UPN) y el PP bajo la marca Navarra Suma, aceptar el fuero navarro, una fiscalidad especial similar a la vasca.

Galicia: encaje en el PP

Por último, en Galicia, el partido naranja apenas tiene implantación en esa comunidad, y si bien en las generales de abril de 2019 obtuvo escaño por Coruña y Pontevedra, en los comicios repetidos del 10-N los perdió.

albertonunezfeijoo.jpg

Con este escenario, fuentes del PP gallego apuntan a que "aún no saben en qué cosiste exactamente la propuesta de Arrimadas" pero siempre han "sostenido que son un partido abierto a todo aquel que quiera sumarse a la mayoría que representamos". "Ya hace tiempo que Feijóo dijo que Ciudadanos en Galicia cabe en el PP y la puerta está abierta para que se sumen sus votantes y también sus dirigentes porque, habiendo diferencias, hay también puntos de unión", añaden. Es decir, que abren la puerta de la unión pero dentro del PP.

El propio Feijóo aseguró este viernes, tras conocerse la propuesta de Arrimadas, que "en el PP de Galicia caben todos los votantes de Ciudadanos y todos los dirigentes de Ciudadanos que quieran sumarse".

En España

    0
    comentarios

    Servicios