Menú

Casado acusa a Ayuso de urdir "un montaje" para tapar un posible "tráfico de influencias"

"Si presido el gobierno de España, no permitiría que un hermano mío cobrara 300.000 euros por un contrato adjudicado directamente. No es ejemplar".

"Si presido el gobierno de España, no permitiría que un hermano mío cobrara 300.000 euros por un contrato adjudicado directamente. No es ejemplar".
Europa Press

Pablo Casado, como hiciera ayer su secretario general, Teodoro García Egea, ha querido mostrar su versión más victimista al no entender lo que ha ocurrido para que la presidenta madrileña haya "difamado y calumniado" de esa manera a su partido, en relación al escándalo del espionaje a la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Ante un Partido Popular destrozado tras lo ocurrido en el día de ayer, Casado ha decidido romper su silencio en una entrevista en COPE de veinticinco minutos en la que sus primeras palabras han sido "lamento mucho todo lo que está pasando". Acto seguido y ante los que le acusan de hacer estado escondido con la que estaba cayendo, ha empezado a reafirmarse con un "lo de ayer no es verdad y estoy encantado de dar la cara".

Pablo Casado se ha mostrado "muy sorprendido y muy decepcionado, pero con la conciencia tranquila" por todo lo que ha ocurrido ayer con la comparecencia de Isabel Díaz Ayuso. Señala que es "muy consciente del daño que esto hace a mi partido" y considera que "lo que ocurrió ayer" no lo merece "personalmente". "Jamás he retirado mi apoyo a Díaz Ayuso, estoy muy satisfecho con su labor en Madrid". Y ha dicho rotundo: "Todo lo que escuché ayer no es verdad".

Sobre el dosier

Ha negado que el dosier que recibió el pasado verano con información "fiscal y bancaria" de la transacción del hermano de Isabel Díaz Ayuso se lo facilitara Moncloa, como dijo la presidenta de la Comunidad de Madrid en su comparecencia. El líder del PP ha señalado que a él le llega una información y deduce que, por los datos fiscales y bancarios que contenía esa información, sólo podía venir de órganos oficiales, pero desmiente "absolutamente" que le filtraran la información desde Moncloa.

Casado no ha querido desvelar quién se la hizo llegar pero ha dejado caer que muchas veces a los partidos les llega información de "personas de la Administración" y que siempre se actúa de la misma manera. Pidiendo explicaciones al político sobre el que recae la sospecha. Por ese motivo pidió a Díaz Ayuso que fuese a su despacho "para hablar de muchas cosas" y al final de la conversación le informa de que le ha llegado una información sobre su familia. Pero desde Sol les dicen que el dosier se lo ha pasado Génova a Moncloa. "Llamamos a Moncloa (al Ministerio de Presidencia) que nos dice que es totalmente falso".

Pero lo que más le ha dolido al presidente del Partido Popular es que Isabel Díaz Ayuso se haya negado a facilitársela. Desea que todo esto acabe "hoy mismo" con una llamada de Ayuso en la que le diga que no se ha hecho ninguna transferencia y si se ha hecho, que está "correctamente justificada".

La comisión del hermano de Ayuso

Entre la información que le llega está la de que Tomás Díaz Ayuso, hermano de la presidenta de Madrid, había cobrado una comisión de 283.000 euros. "Yo no estoy acusando, estoy preguntando, estoy haciendo lo que haría cualquier persona en mi lugar".

El presidente de los populares ha hablado de la ejemplaridad que se reclama a todos los suyos siempre y ha mencionado en varios momentos durante la entrevista de Carlos Herrera la ley del Alto cargo de la Comunidad de Madrid, "que prohíbe contratar con familiares o con personas interpuestas", se ha molestado en explicar. "Yo lo que estoy pidiendo es algo que haría cualquier persona en mi lugar y no tiene nada que ver con todo lo que estoy sufriendo estos seis meses de supuestos problemas internos del partido". El periodista le ha reclamado al político que tiene que ser él el que tenga que demostrar el delito con la carga de la prueba, algo que ha rechazado Casado al negar que él esté denunciando nada y "solo pide información". Le duele que se haya aireado todo en el día de ayer cuando, para él, se trata de una cuestión interna. "No entendemos por qué ayer se sale a decir que estamos siendo crueles... que si no se ha hecho nunca" y, de nuevo, se escuda en la ejemplaridad como línea básica del Partido Popular para defender la actuación de la Dirección Nacional.

Aunque en el partido popular insistan en que ellos no están culpando nadie, Casado ha dejado patente durante la entrevista que esa supuesta comisión recibida por el hermano de Ayuso puede ser legal, pero "tiene que ser defendible". Ha deslizado la sospecha de irregularidad en la transacción al afirmar que "mientras morían en España 700 personas" al día se firmaba una venta de mascarillas contratando "con tu hermana para recibir 300.000 euros de beneficios". Preguntado sobre si tienen constancia de cuál fue la comisión exacta Casado ha respondido que "su información es que la comisión (del hermano de Ayuso) es de 286.000 euros" y que "es un importe lo suficientemente relevante como para que alguien pudiera pensar que ha habido un tráfico de influencias".

"Si un partido tiene cualquier indicio de que se ha hecho algo irregular, lo que tiene que hacer es internamente preguntar para dilucidar si ha habido alguna responsabilidad y si la ha habido, acudir a la Justicia" ha dicho.

El detective y Carromero

En relación al detective, Casado se ha preguntado "si al detective le ha contratado otra persona" para que diga lo que ha dicho sobre que ha tenido relación con miembros del PP. "Yo no tengo acceso a este señor" (al detective).

El líder de los populares además ha afirmado que "no hay ninguna prueba" del supuesto espionaje contratado por Génova y acusa a los de Ayuso de "alargar un montaje" para no hablar de lo que él en privado ha intentado recabar. Sin embargo ya ha habido una persona que ha tenido que dimitir: Ángel Carromero, director general de Coordinación de Alcaldía por estar implicado en el caso y, según las informaciones publicadas, por ser el que contactó con el detective en cuestión. Considera Casado que no porque haya dimitido Carromero se demuestra su intermediación con los espías, sino que si ha dejado su cargo es "porque no quiere que su defensa personal afecte al alcalde de Madrid, que no tiene nada que ver en esto, igual que yo". "Carromero dimite para no comprometer a una institución", en referencia la Ayuntamiento de Madrid, y "porque está puesto en la picota en todos los medios de España".

Siempre ha defendido a Ayuso

Sobre las acusaciones de Isabel Díaz Ayuso en las que apuntaba a que entre unos y otros "estaban atentando contra lo más importante que tiene una persona, que es su familia", Casado ha querido demostrar que este escándalo no es una cuestión de poder ni liderazgo sino al revés, que él siempre le ha tendido la mano a la presidenta madrileña. De hecho ha dicho que se puede consultar la hemeroteca para comprobar cómo no sólo defiende a Ayuso sino también a su padre en plena campaña electoral y a su madre refiriéndose a ella en un mitin. "Nadie ha defendido en España más a Isabel Díaz Ayuso que yo". Y reclama su derecho a velar por la ejemplaridad de la formación política que preside pidiendo "en privado, con absoluto respeto y sin hacer ninguna acusación, una información que creo es relevante".

También ha querido dejar claro que "jamás" ha usado el contrato para chantajear a Ayuso de cara al Congreso. "El Congreso del PP de Madrid me da igual", que él cree en las primarias y que como presidente del PP "no puedo tomar partido" por nadie. "No es una cuestión de poder ni de personalismos". Tras insistir en que no sabe si toda la información sobre los contratos del hermano ha salido de la factoría de Moncloa, se pregunta "por qué ayer detonan este asunto" desde la Puerta del Sol justo después de las elecciones de Castilla y León.

Resolución rápida del expediente a Ayuso

Consciente del daño que toda esta guerra está causando en el partido, Casado ha señalado que "quiere resolver este expediente hoy mismo".

"Si Ayuso me dice que su hermano cobró esta cantidad en concepto de este trabajo, podremos saber si ha habido una irregularidad o una falta de ejemplaridad". Porque si se confirma el importe de esa comisión, Casado opina "que no es ejemplar". Y ese es el motivo por el que él se reunió con Ayuso y le pidió explicaciones. "Muchas veces hay que ir más allá" de la legalidad, y saber si la actuación ha sido ejemplar.

En cuanto al expediente abierto, ha aclarado que "se ha hecho un expediente informativo, no de expulsión", pero que "no se puede difamar y calumniar a un compañero de partido como se hizo ayer".

Preocupado por la situación en la que queda el Partido Popular se ha comprometido a volver a unir el partido y se lamenta: "Nuestros afiliados no merecen este escándalo bochornoso". Confía en que esta situación se pueda resolver hoy mismo y no se refiere a expulsar del PP a Ayuso sino a que esta le ofrezca la información reclamada hace meses.

Temas

En España

    0
    comentarios